Mundo Obrero México

PANDEMIA

Estudio de la UNAM: Neoliberalismo, salud y Covid en la 4T

Un estudio realizado por investigadores del Centro de Análisis Multidisciplinarios de la UNAM aborda los diferentes factores que golpean las condiciones de vida de los millones de trabajadores en México en el marco de la pandemia. Los investigadores hacen un análisis sobre el sector salud, las maquilas, los despidos y el salario. En esta nota nos abocaremos al primer aspecto.

Jueves 16 de julio de 2020 | 18:07

Según este estudio, en la última década el presupuesto para la salud ha tenido un grave estancamiento. De tener 2.8% en el 2010, pasó a un 2.5% del PIB en el y así se ha mantenido desde entonces. Esto a pesar de que en la misma década se registra un incremento de 12 millones 836 mil personas, es decir, cada vez es más la población que requiere de atención médica.

También indica que 52 millones 425 mil 887 personas se encuentran en situación de pobreza. Según estimaciones del 2019 de éstas, el 82.24% están en pobreza moderada y 17.75% en pobreza extrema. Pero los investigadores señalan que “la correlación del tipo de pobreza que padece la población en México cambiará de forma significativa tanto por la pandemia por el Covid-19 pero sobre todo por todo el proceso de ralentización de la economía mundial que ya se venía observando desde por lo menos el año pasado”.

Además, explican que “durante la fase del neoliberalismo, la seguridad social ha sido desmontada y se ha echado de lado esta consideración (que la seguridad social es nodal para la reproducción del capitalismo) al privatizar e implementar una visión en la que debería operar la economía de la salud desde el mercado totalmente abierto, con lo cual la clase trabajadora tendría más trabas para acceder y ejercer la seguridad social”.

El coronavirus desnuda la miseria de la salud neoliberal

Los trabajadores de la salud han recibido un bono del 20% de su salario mensual, el cual se ha entregado de manera dispar y dejando afuera a quienes no atienden directamente a pacientes Covid como los empleados de limpieza que trabajan bajo el outsourcing; siendo que de conjunto son el sector con mayor riesgo de contagio producto no sólo de la pandemia, sino también de la “carencia de insumos mínimos necesarios de calidad para ejercer el trabajo con seguridad y eficiencia en el sector salud”.

Para los investigadores resulta insultante este bono comparado con el aumento al sueldo de las Fuerzas Armadas que incluso es más alto que la inflación y con el enorme presupuesto destinado a proyectos como el Tren Maya.

Esto derivó en que durante el mes de junio hubo un incremento del 127% de contagios entre los trabajadores de la salud, pasando de ser 20 mil 270 casos el 3 de junio, a 46 mil 013 casos el 28 del mismo mes.

México 5º país con más muertes en personal de salud, las más afectadas son mujeres

Ejemplifican las diferentes demostraciones de descontento y organización que los trabajadores de la salud han realizado en de la pandemia a lo largo del país, pues “los médicos están conscientes que el trabajo que realizan es considerado de alto riesgo, y en ese sentido exigen el pago del bono de alto riesgo por la emergencia sanitaria y el mejoramiento de las condiciones laborales, como basificación y aumento salarial.”

Sobre las posibilidades de hacer frente al Covid, este estudia indica que por los altos precios de las pruebas covid que van de 1,030 pesos en Salud digna a 7,299 en Médica Sur. El New York Times señala que tan sólo el 0.4% de la población en México se realiza estas pruebas, estando muy por debajo de los países que tienen menos pruebas de los países de la OCDE.

El resultado de esto es que en México no hay precisión sobre la cifra de fallecimientos a causas de covid, como lo señaló incluso el propio López Gatell, quien a la fecha sigue negando la necesidad del testeo masivo y que de un tiempo a acá borró de sus vespertinas los resultados del tan cuestionado “modelo centinela”, informando así únicamente de los casos registrados, que es sabido son una muy marcada minoría de los casos totales.

Además indican que para los trabajadores que no cuentan con seguro médico y que además representan más del 60% de la población, el tratamiento por Covid 19 es “sencillamente impagable, pues según la Asociación Mexicana de Instituciones de Seguros (AMIS) el costo aproximado por paciente internado en un hospital privado es de $410,000”. Para rematar, según cifras del INEGI, tan sólo entre el 5 y el 10% de la población cuentan con recursos suficientes para hacer frente al Covid.

Con estos datos, el informe realizado por el CAM saca a relucir las profundas carencias del sistema de salud en México tras 36 años de políticas neoliberales, que para nada terminaron con la declaración de AMLO del “fin del neoliberalismo”. Como explican los autores de este estudio, si bien no es todo responsabilidad del gobierno de la 4T, pues el PRI y el PAN junto al PRD fueron los precursores de desmantelar la salud pública, así como el sector público en general, el Morena no ha hecho más que continuar este plan.

La salud no ha sido recortada, pero tampoco se le ha aumentado presupuesto, y si se compara con la inflación, en realidad sí ha disminuido. Los trabajadores de este sector están cada vez en peores condiciones y la pandemia ha evidenciado que la precarización es un asunta de vida o muerte.

¿Qué es la precarización laboral y cómo nos afecta?

La única alternativa para los trabajadores de la salud que ven cómo sus derechos laborales son violados día tras día al arriesgar sus vidas y para el pueblo pobre y trabajador en general, que carece de acceso a la salud entre muchos otros derechos básicos como estabilidad laboral; es decidirse a dejar de soportar las condiciones a las que los magnates de la salud, los empresarios que prefieren ahorrarse millones antes que garantizar la vida de sus trabajadores, el gobierno y todos los partidos que lo conforman.

No son 100, ni son mil, somos millones los que hemos visto nuestras de por sí precarias condiciones de vida, deteriorarse con la pandemia y las políticas de este gobierno que de manera cómplice ha permitido el despido de más 12 millones de trabajadores y que les da bonos basura a los que están en la primera línea contra el Covid 19. Organicemos un gran movimiento contra la precarización y los despidos, para pelear también porque la salud sea 100% gratuita para el conjunto de la población y que los empresarios no vuelvan a lucrar con nuestras vidas.

Por un movimiento nacional contra la precarización y los despidos

Peleemos porque la salud privada -farmacéuticas, hospitales y clínicas- sean expropiadas por el Estado y funcionen bajo control de sus trabajadores.






Comentarios

DEJAR COMENTARIO