Juventud

UNAM

FCPyS: ¿Hacia dónde va el diálogo público con las autoridades?

El martes 10 de septiembre, autoridades de la Facultad de Ciencias Políticas y Sociales se presentaron a una mesa de diálogo con los estudiantes. Esto después de varias acciones de presión por parte de la organización estudiantil que se gestó desde el viernes pasado.

Lunes 16 de septiembre | 21:58

La última vez que los estudiantes logramos sentar a las autoridades de la FCPyS, fue en 2009 bajo la administración de Fernando Castañeda, con el movimiento de No Me Quiero Morir en Polakas. En ese sentido, lo ocurrido en días anteriores sienta un precedente importante para el movimiento estudiantil, del que las nuevas generaciones deben tomar nota.

Como se había manejado en las tres asambleas generales organizadas desde el viernes, y en las asambleas por carrera del martes, el diálogo versó principalmente sobre los ejes de democratización, transparencia en la asignación y uso de los recursos, actividades académicas, la violencia hacia las compañeras, y la no criminalización de la protesta.

A pesar de que el formato de la reunión había sido convocada por los estudiantes como diálogo, la discusión, así como las condiciones bajo las cuales se pretendía dar salida a las demandas estudiantiles, fueron guiadas todo el tiempo por la mesa encabezada por Angélica Cuéllar, directora de la FCPyS y Arturo Chávez, secretario académico.

Por parte de los voceros estudiantiles que fueron votados para leer los resolutivos de la última asamblea general, la principal debilidad fue que se presentó un documento donde los puntos diluían entre líneas el sentido político de cada uno de los ejes, mientras que en el desarrollo del diálogo no se otorgó la palabra para el resto de los estudiantes, hasta que los puntos ya habían sido discutidos, cuando el acuerdo había sido que el micrófono fuese abierto.

Este primer intento de diálogo, pretendía quedar como una medida para descomprimir el repudio que existe por parte de la comunidad hacia las autoridades y la forma antidemocrática en que funcionan la toma de decisiones.

Así, el cuestionamiento abierto al final del diálogo, sentó un precedente para recordar a las autoridades que hoy quien tiene la batuta del movimiento son los estudiantes organizados.

Desde la Agrupación Juvenil Anticapitalista, consideramos que hoy la FCPyS es punta de lanza en el cuestionamiento a la estructura antidemocrática de la UNAM.

Para hacerle frente es necesario la organización estudiantil, con independencia de las autoridades, y en alianza con trabajadores y académicos, cuyas demandas son en la misma tónica que nuestro movimiento.

Nosotros consideramos que estas deberían ser abrazadas por la fuerza que hoy demuestra la organización estudiantil, con la perspectiva de un gobierno tripartito con mayoría estudiantil, es decir sobre las ruinas de esta estructura antidemocrática y medieval.

Por ahora lo primordial será seguir nutriendo nuestros propios espacios de autoorganización, en donde se discuta de forma amplia y democrática nuestras demandas y formas de incidir en la resolución de las mismas. Continuemos nutriendo las asambleas por carrera y nos vemos en la asamblea general el próximo martes 17 de septiembre a la una de la tarde, frente al Flores Magón.

¡Conócenos y organízate con nosotros!






Comentarios

DEJAR COMENTARIO