Juventud

UNIVERSIDAD NACIONAL AUTÓNOMA DE MÉXICO

FCPyS: Más allá del paro ¿cómo nos solidarizamos con los profesores de asignatura?

Estudiantes de la Facultad de Ciencias Políticas y Sociales de la UNAM se dieron cita en una asamblea para discutir cómo tejer solidaridad con los académicos de asignatura de CCH

Sábado 6 de abril | 16:12

Este viernes, alrededor de 200 estudiantes de la Facultad de Ciencias Políticas y Sociales de la UNAM se dieron cita en una asamblea para discutir cómo tejer solidaridad con los académicos de asignatura de CCH que hasta el jueves pasado sostuvieron paros de 72 horas en los 5 planteles por aumento salarial y mejores condiciones laborales.

Desde la Agrupación Juvenil Anticapitalista hacemos un llamado a rodear de solidaridad estas luchas. El lunes 8 de abril colocaremos una mesa en la entrada del edificio B para recaudar víveres para la Huelga del SITUAM. Llamamos también a nutrir la asamblea convocada para el próximo martes 9 de abril a las 13:00 horas frente al auditorio Ricardo Flores Magón.

El jueves se realizó también una pequeña asamblea informativa con aproximadamente 80 personas, en donde comenzó la discusión política ante la necesidad de tomar acciones concretas, debido a que gran parte de los académicos de la FCPyS comparten una situación laboral precaria.

Los académicos denuncian bajo salarios, falta de seguridad social e inestabilidad laboral pues al ser contratados mediante contratos temporales, cada semestre corren el riesgo de no ser recontratados.

La asistencia de un número importante de compañeros de la facultad en ambos espacios, demuestra la voluntad de los estudiantes de vincularse a los procesos organizativos de los trabajadores y apoyarlos en sus reivindicaciones.

Solidaridad estudiantil con los paros de profesores de CCH’s

El proceso de los profesores de CCH se da en el marco de procesos organizativos de otros sectores de la educación. Cómo los trabajadores del SITUAM que llevan más de 60 días de huelga exigiendo el 20% de aumento salarial, entre otras mejoras laborales.

A nivel nacional, otras universidades como la Universidad de Chapingo que lleva más de 30 días de huelga, y más recientemente, la Universidad de Sonora, han hecho suya la reivindicación de aumento salarial, exigiendo con ello mayor presupuesto al sector educativo y transparencia en el manejo de los recursos.

Las demandas de los profesores se suman a las reivindicaciones de miles que, como los trabajadores de la maquila en Matamoros o trabajadores estatales de la CDMX, depositaron sus aspiraciones de un mejor futuro en el gobierno de Andrés Manuel López Obrador, y que a 4 meses de administración del MORENA se siguen enfrentado a despidos, bajos salarios y malas condiciones laborales. Por esto han tenido que organizarse y pelear por sus derechos.

Los jóvenes nos solidarizamos

Uno de los aspectos más retomados en las intervenciones iniciales fue la necesidad de vincularnos a los trabajadores, denunciando que los recortes presupuestales a la educación nos afectan también como estudiantes.

Recientemente se anunció en la FCPyS el recorte a las becas de los alumnos.

También se señaló la necesidad de no comenzar de cero y retomar las demandas que el movimiento estudiantil dejó plasmadas en el pliego petitorio emanado del proceso pasado, en donde una de las principales exigencias fue la democratización en la toma de decisiones y con ello la decisión colectiva del uso de los recursos federales brindados a nuestra Universidad.

A casi medio año del proceso más importante desarrollado dentro de la UNAM en los últimos años, los estudiantes seguimos exigiendo que los altos funcionarios, como Graue que gana alrededor de 250 mil pesos mensuales (entre bonos y compensaciones), baje sus salarios y que la demanda de los profesores de asignatura por un aumento salarial del 50%, es decir 120 pesos por hora, sea cumplida.

La Facultad de Ciencias Políticas y Sociales es un claro ejemplo de cómo las decisiones que nos atañen a todos son tomadas por unos pocos, dejando fuera a académicos, trabajadores y estudiantes.

Por ejemplo, hace un mes aproximadamente, los comerciantes fueron desplazados a nuevos puestos fijos colocados junto al jardín digital. Las rentas mensuales que éstos deben pagar oscilan entre los 3 mil y los 7 mil pesos, monto que debe ser pagado a pesar de que haya vacaciones o se suspendan actividades por alguna razón. Los estudiantes deberíamos cuestionar ¿a dónde va todo este dinero?

Entre las inconformidades más retomadas por los estudiantes se mencionó reiteradamente la colocación de cámaras de seguridad, en el área de la rampa y estacionamiento. Como muchas veces ha denunciado el movimiento estudiantil, estas cámaras rara vez son usadas para garantizar nuestra seguridad, y más bien se implementan como mecanismo de control y persecución a activistas y grupos organizados.

La nutrida concurrencia de estudiantes y algunos trabajadores y académicos, demostró la avidez de la comunidad universitaria por discutir la situación de las luchas que se han desarrollado en el último periodo. Sin embargo, la asamblea de este viernes nos obliga a pensar en la necesidad de concretar acciones que demuestren esta solidaridad de manera efectiva, con la perspectiva de hacer carne la unidad obrero- estudiantil, para demostrar fuerza y hacer cumplir nuestras reivindicaciones.

La siguiente semana la Facultad de Ciencias Políticas y Sociales, tendrá elecciones para el consejo técnico, lo cual significa un reacomodo en las fuerzas políticas que operan dentro de la administración.

Es importante que la disposición a la organización y a activarse que se demostró en la asamblea, supere la falsa disputa, en la que algunos sectores buscan enfrascar la discusión, sobre si paro sí, paro no o paro cómo, sin pensar en acciones concretas que le permitan al movimiento estudiantil avanzar en la organización para fortalecer la lucha de los trabajadores de la educación y poner en mejores condiciones a los profesores para que hacer cumplir sus demandas.

Desde la Agrupación Juvenil Anticapitalista hacemos un llamado a rodear de solidaridad estas luchas y a avanzar en la discusión política. Por ello, el lunes colocaremos una mesa en la entrada del edificio B con la finalidad de recaudar víveres para ser entregados a la Huelga del SITUAM, así como nutrir la asamblea convocada para el próximo martes a la una de la tarde frente al auditorio Ricardo Flores Magón.






Comentarios

DEJAR COMENTARIO