Juventud

#UNAMNOPAGA

FCPyS: entre el paro indefinido y un diálogo que no llega

En la Facultad de Ciencias Políticas y Sociales el movimiento estudiantil discute cómo apoyar a los docentes pero ¿en qué momento de la lucha estamos?

Emilia Macías

@EmiliaMacas1

Viernes 23 de abril | 22:01

El lunes pasado el “Claustro de profesorxs de la FCPyS” y los “Profesorxs adjuntxs de la FCPyS” presentaron conjuntamente un emplazamiento al diálogo con las autoridades que esperaban ocurriera hoy.

En él se plasman una serie de demandas como “transparencia en los mecanismos de selección”, ya que se denuncian mecanismos discrecionales en el caso de la selección de adjuntxs, así como “garantías y transparencia por parte del Consejo Técnico de la FCPyS para la contratación de todo el profesorado de asignatura para el próximo semestre, 2022-1”.

En ambos casos se denuncia la falta de pagos, así como los pagos incompletos. Se exige una rendición de cuentas de a qué se debe el retraso, así como “el pago inmediato y completo de los salarios y prestaciones que todavía la Universidad adeuda.” [sic]

A pesar de que la comunidad ha quedado expectante de la respuesta de las autoridades, Carola García Calderón, directora de la institución, durante la semana guardó silencio frente a la exigencia de lxs profesorxs. Esto mientras docentes denunciaban, que la dirección realizó reuniones diferidas con grupos de docentes para contraponerlos entre ellos, llamando a volver a clases precisamente este viernes y desprestigiando al movimiento desconociendo el paro.

Este actuar no sólo demuestra la lógica mezquina con la que – una vez más-, García Calderón, se mueve frente a la comunidad sino que pone en entre dicho si realmente las autoridades tienen disposición de atender las demandas de los docentes. Más complejo aún, si están facultadas para hacerlo.

La respuesta es no, esto se comprobó hoy una vez más ante la negativa de las autoridades de presentarse al dialogo.

Lo que hay que poner en contexto, es que el problema no se acota a la FCPyS. En más de 30 planteles de la UNAM se levantaron procesos organizativos por la falta de pagos a docentes, que actualmente continúan. A diferencia de lo que se piensa, la máxima del movimiento no se reduce al pago de salarios retenidos por la institución, que es en realidad, la mínima obligación de las autoridades con los profesores.

Lo que sectores organizados de diversas escuelas han comenzado a discutir es la demanda de basificación para el conjunto de docentes de asignatura que actualmente representan más de 69.7% del profesorado en toda la UNAM. Sin embargo, lograr esto depende de reformar el Estatuto de Personal Académico (EPA) de la UNAM que depende, a su vez, de la legislación universitaria y del Contrato Colectivo de Trabajo (CCT) del AAPAUNAM, el sindicato blanco que detenta el CCT de los docentes de la UNAM.

Así que lograr condiciones laborales dignas para todxs nuestrxs docentxs, es una tarea titánica para la comunidad universitaria, tan compleja como todas las veces que se ha hablado de democratizar la UNAM. Por eso, discutir cómo organizarnos en esa perspectiva, requiere la unidad de docentes, trabajadores y alumnxs, dejar de confiar en que las autoridades de una sola facultad pueden resolver el conflicto, y por supuesto, cerrar filas en la organización entre escuelas y facultades en lucha, como por ejemplo, se empieza a plantear en las Interuniversitarias.

¿Y los estudiantes? ¿Paro paro sí o paro no?

Dentro del movimiento estudiantil, las asambleas de más de 300 personas, encuestas donde han participado más de 2500 estudiantes, así como las comisiones que siguen nutriéndose de decenas de jóvenes, demuestran la disposición de los estudiantes a involucrarse y participar del proceso.

Por ello, la asamblea estudiantil, siendo el espacio organizativo más nutrido tendría que contar con exigencias claras. Debemos expresar que contrario a la idea de que los estudiantes son “únicamente solidarios", lo que el movimiento disputa en este momento es el destino del derecho a una educación de calidad, pública y gratuita, con salarios dignos para lxs docentes. Por ello, tenemos el mismo derecho de participar del rumbo del movimiento como cualquier miembro de la comunidad.

En el marco de los ataques por parte de las autoridades y de los intentos de fragmentarnos dentro de la facultad, lo que necesitamos es un plan de acción conjunto que incluya las demandas de los estudiantes, como una beca universal que cubra las necesidades básicas, adecuación de los planes de estudio para ser impartidos en línea, becas para internet, luz y computadora gratuitas para quienes las requieran a la demanda de basificación de lxs docentxs. Todo esto en un pliego petitorio único que sea impulsado por docentes, trabajadores y estudiantes.

Para esto es necesario un espacio de discusión único entre docentes y estudiantes que son ahora quienes están organizados, haciendo un llamado a trabajadores a que sumen sus demandas, que permita salir de la falsa discusión sobre si votar o no un paro, pues la perspectiva tiene que ser más grande.

Solo así podremos imponer nuestras demandas, para lo que es central que logremos constituir un espacio de discusión, coordinación y organización tripartita, una perspectiva que en los hechos, no ha sido una prioridad para los docentes del Claustro y lxs Adjuntxs Organizadxs de la FCPyS.

Democratizar nuestros espacios de discusión

Para avanzar en esta perspectiva es necesario que las asambleas permitan una discusión amplia, con la participación de todxs lxs estudiantes que quieran involucrarse en el proceso y discutir ahí el llamado a este espacio único. La Asamblea Interuniversitaria que se llevará a cabo mañana sábado 24 de abril a las 18 hrs, es un primer punto de llegada.

Te puede interesar: #PolakasUNAMNoPaga: FCPyS se fue a paro indefinido por falta de pago a profesores

El mayor riesgo que corre la organización estudiantil dentro de la FCPyS es la ultra centralización de las decisiones a través de comisiones que, aunque se dicen no ser resolutivas, terminan decidiendo el funcionamiento de las asambleas, el orden del día, así como las comisiones que se conforman y sus facultades a espaldas de la base estudiantil. Esto impedirá que se expresen las posiciones de la base y terminará concentrando la toma de decisiones en unos cuantos.

Desde la Agrupación Juvenil Anticapitalista -agrupación juvenil que impulsamos militantes del MTS e independientes consideramos que la mejor manera de enfrentar la situación de precariedad y los duros golpes al derecho a la educación de miles de jóvenes que han tenido que abandonar sus estudios, es cerrar filas entre los tres sectores de la facultad con el resto de escuelas en lucha, con independencia política de las autoridades, e impulsar conjuntamente el Encuentro Nacional en Defensa de la Educación que fue resuelto en la última interuniversitaria para vincularnos a las decenas de universidades en lucha en nuestro país y que se llevará a cabo el 8 de mayo.


¡Por la basificación y dignificación de la labor de nuestrxs docentes!

¡Acceso irrestricto al derecho a la educación pública y gratuita para lxs jóvenxs de todo el país!

¡Si el presente es de lucha, el futuro es nuestro!






Comentarios

DEJAR COMENTARIO