×
×
Red Internacional

Mostrando su sesgo conservador, autoridades de la Facultad celebraron en un comunicado el aval otorgado por la Suprema Corte a la objeción de conciencia de cara a la despenalización del aborto.

Pan y Rosas MéxicoMéxico | @PanyRosasMex

Jueves 16 de septiembre | 23:30

Luego del fallo de la Suprema Corte de Justicia de la Nación que declaró inconstitucional la penalización del aborto, la reacción de las iglesias y los grupos conservadores no se ha hecho esperar, al igual que en otros países como Argentina, estos grupos se han encargado de promover la “objeción de conciencia” que impida la interrupción voluntaria del embarazo a las personas que así lo decidan.

Hay que aclarar que le despenalización no implica lograr el aborto legal, seguro y gratuito por el que lucha el movimiento de mujeres, sino, apenas impedir que esta práctica sea tratada como un delito a perseguir.

Ahora bien, el fallo que declaró inconstitucional la penalización del aborto en el país, se volvería fuertemente limitado si se aprueba la objeción de conciencia, ya que pues que, con esto, el personal de salud puede negarse a practicar una interrupción del embarazo en las instituciones públicas.

Con esto, las más afectadas serían las mujeres pobres y de sectores populares pues tendrían que acudir a clínicas clandestinas donde la práctica se hace de forma insegura. Por su parte, la salud privada se vería beneficiada otorgando este servicio a elevados costos ante la existencia de unidades médicas públicas donde su personal apele a la “objeción de conciencia” para impedir ejercer el derecho al aborto.

En este sentido, el comunicado de la Facultad de Medicina, lejos de defender el carácter laico del Estado, como falsamente plantea, es un aval a los grupos y sectores reaccionarios que ante el avance de las reivindicaciones de las mujeres, intentan impedir que su lucha avance.

Así, una Facultad conocida por mantener directivos antidemocráticos ligados a los grupos de poder que dominan la UNAM, muchos de ellos priistas que llevan controlando la rectoría durante años defendiendo un modelo medieval de toma de decisiones, se posicionan claramente contra los derechos de la mujeres y de las personas gestantes.

Desde Pan y Rosas rechazamos este comunicado y llamamos en primer lugar a las mujeres, profesoras y trabajadoras, así como a la comunidad de esta Facultad y de la UNAM, a pronunciarse contra este tipo de declaraciones que lejos de abonar a la conquista de derechos, busca mantener los prejuicios religiosos y conservadores que imperan en la sociedad.

Mira también: Nueva traba para el derecho al aborto: la SCJN avala objeción de conciencia




Comentarios

DEJAR COMENTARIO


Destacados del día

Últimas noticias