×
×
Red Internacional

La ONG Impunidad Cero y Justicia Justa dio a conocer que entre 2014 y 2018 se desviaron fondos presupuestales del IMSS a más de 130 empresas fantasma.

Martes 5 de mayo de 2020 | 23:01

Los datos se dieron a conocer en marzo de este año por medio de una investigación en CompraNet por parte de la ONG Impunidad Cero y Justicia Justa, donde se constata que el IMSS desflcó 4,179 millones de pesos durante gran parte de la administración de Enrique Peña Nieto. El dato es escandaloso e indignante si se toma en cuenta que el dinero que se desvió iba a ser destinado a la compra de 15 ventiladores, 250 mil uniformes quirúrgicos, 80,377 batas 114,746 colchas para camas en los hospitales y diversos insumos, mismos que en este contexto de pandemia escasean para atender a los pacientes.

Durante ese lapso hubo tres directores en la institución de salud. Ya desde 2017 desde este diario dábamos voz a los trabajadores de las instituciones de salubridad que denunciaban los recortes presupuestales mientras los directivos invertían en empresas fantasmas.

Entre 2012 y 2016, el director del IMSS era José Antonio González Anaya, quien aprobó, entre otras cosas, la demolición del edificio histórico de la Clínica 27 del IMSS, situada en Tlatelolco y otrora Vocacional N° 7, bajo el argumento de tener daños del terremoto de 1985; la eliminación del inmueble se hizo aún cuando estaba operando el área de urgencias en 2013. González Anaya posteriormente encabezaría PEMEX en medio de los escándalos de corrupción de Odebrecht.

El siguiente en ser titular de la dirección del IMSS (entre 2016 y 2017) es el excandidato a la jefatura de gobierno por parte del tricolor, Mikel Arriola, quien impulsó una campaña profundamente derechista y con especial énfasis en restringir los derechos de la comunidad sexodiversa. Durante su gestión continuó las prácticas de su antecesor y dio licitaciones a seis empresas: Dacega Corporation, DCG Technology, Carimed Equipos, MED Prime, International Equipment JCB e Innovación MEC. Todas ellas pertenecen a María Isabel Camacho; de igual forma dieron viajes a funcionarios a otros países.

El último en ser director del IMSS durante el sexenio de Peña Nieto fue Tuffic Miguel, quien viajaba en una camioneta blindada todo terreno 4x4 de 1.5mdp que era rentada.

Durante todo este tiempo, los tres directores permitieron que el IMSS licitara las compras de material médico a 133 empresas que el SAT comprobó que eran fantasmas al no contar con empleados, así como emitir comprobantes fiscales con operaciones inexistentes. Y mientras las empresas, sus dueños y los políticos que actúan a su servicio se embolsan millones de pesos del erario, los trabajadores y sectores populares son los que más pagan las consecuencias de sus negocios redondos.




Comentarios

DEJAR COMENTARIO


Destacados del día

Últimas noticias