Juventud

JUVENTUD / UNAM

Gran elección de la izquierda en la Facultad de Estudios Superiores Acatlán

Por primera vez, una fórmula anticapitalista representada en La Izquierda al Consejo participó en las elecciones a Consejo Universitario en la FES-A, logrando el apoyo de cientos de estudiantes que se sumaron al cuestionamiento de la antidemocracia en la UNAM.

Lunes 18 de abril de 2016

Después de días de intensa actividad política en la facultad que incluyó mitineos, trípticos, debates y saloneos, el equipo de compañeros que impulsó la fórmula ¡La Izquierda al Consejo! cuyos titular y suplente fuimos Onésimo Hernández y Kateryne Negrete, logró sumar cerca de 200 votos. Los ganadores, Universitarios Dirigentes Acatlán, fórmula cuyo propietario Aldo Mejía está ligado al PAN obtuvo 570 votos.

Para una campaña que se basó en el esfuerzo militante, sin ningún tipo de práctica fraudulenta -como sí ocurrió con otras planillas- y que enfrentó campañas de desprestigio que buscaban afectar la votación, el resultado es enorme. Ahora buscamos que los y las compañeras que apoyaron a esta iniciativa fortalezcan a la izquierda combativa de nuestra escuela.

Campaña a contracorriente y con recursos propios

Apenas el día de la elección, nos enteramos que hubo profesores reaccionarios que llamaban a sus alumnos a votar “por todos menos por la izquierda”, y días previos en redes sociales se desató una campaña donde se atacaba sin fundamentos los ejes de campaña de la fórmula.

Al igual que en años anteriores, se regaló comida y bebidas a cambio de votos por parte de planillas ligadas a partidos patronales y se utilizaron mecanismos como el robo de “nips” o claves de identificación para meter votos a fórmulas ligadas a las autoridades. De esto dan cuenta las múltiples quejas de estudiantes que se vieron imposibilitados para poder votar.

El hecho de que las votaciones sean electrónicas y no directas provocó que decenas de compañeros interesados en apoyarnos con su voto o en votar por otras planillas no lo pudieran hacer. El llamado a instaurar el voto directo en las elecciones a consejeros es una demanda cada vez más fuerte pues es claro que el funcionamiento actual impide la libre participación de cientos y se presta a fraudes cotidianamente.

La campaña de La Izquierda al Consejo recibió apoyo de profesores y estudiantes que vieron con simpatía las propuestas. Sin embargo, el grueso de los recursos gastados provino de los compañeros que integramos el equipo de campaña. Esto contrasta con las planillas ligadas a partidos como el PRI o el PAN que tuvieron presupuesto para mega lonas y miles de carteles.

Una campaña incómoda

La Izquierda al Consejo fue la única planilla que se posicionó claramente contra la antidemocracia en el UNAM, por un gobierno universitario compuesto por estudiantes, trabajadores y académicos en perspectiva de terminar con la figura del Rector, la Junta de Gobierno o el Tribunal Universitario. Al mismo tiempo la fórmula no dejó de señalar la importancia de acabar con la violencia a la mujer en la universidad y la consigna de poner la UNAM y el conocimiento que en esta universidad se produce no al servicio de los empresarios sino del pueblo trabajador.

La fórmula que abierta y orgullosamente se llama de izquierda fue votada por estudiantes de las más distintas carreras y apoyada con entusiasmo por profesores y trabajadores del STUNAM. Quienes votaron por La Izquierda al Consejo lo hicieron con un nivel de convencimiento político y atendiendo el llamado a luchar por transformar la universidad.

Se siente el despertar de la juventud en las universidades

Los militantes de la Juventud del MTS y las compañeras de Pan y Rosas de la FES Acatlán nos sabemos parte de la generación de jóvenes que luchan en Francia junto a los trabajadores contra la reforma laboral y en Chile por educación gratuita. Somos parte de esta nueva generación de estudiantes que en el IPN sale a las calles masivamente a defender su instituto, somos quienes impulsamos una candidatura Anticapitalista a la Asamblea Constituyente y estamos comenzando a disputar en la UNAM consejerías.

No nos vamos a resignar a un futuro de trabajo precario, no tenemos miedo de organizarnos y salir a enfrentar al gobierno y sus planes. No aceptamos sumisamente la actual forma de funcionamiento de la UNAM y sabemos que depende de los estudiantes transformarla, lo mismo que recuperar derechos que nos han arrebatado.

Es una primera experiencia, ya demostramos que somos capaces de disputar a la derecha las consejerías. Sin embargo, sabemos que no es desde estos espacios desde donde se llevarán adelante las transformaciones en la UNAM sino a partir de la organización y activación de miles de estudiantes.

¿Qué sigue?

Llamamos a todos los compañeros que nos votaron a avanzar en la organización y la puesta en pie de un movimiento estudiantil democrático para luchar por nuestras demandas. Queremos traducir estos votos en fuerza material. Para nosotros la participación de la disputa electoral sólo tiene sentido si abona en fortalecer al movimiento.

La Juventud del MTS junto con Pan y Rosas disputará el siguiente semestre Consejerías Técnicas de distintas carreras. Queremos poner las consejerías al servicio de convocar asambleas por carrera y por área, sabemos que esta es la única manera de incidir realmente en la toma de decisiones. Damos una pelea por consejerías de la mano de la movilización independiente de los estudiantes.

La izquierda llegó para quedarse, avanza y construye. Invitamos a las y los que apoyaron con su voto y militando junto a nosotros esta campaña a organizarse con la Juventud del MTS y Pan y Rosas.






Temas relacionados

Consejo Universitario   /   FES Acatlán   /   Juventud del MTS   /   UNAM   /   Juventud

Comentarios

DEJAR COMENTARIO