×
×
Red Internacional

Este martes 12 de enero falleció en la ciudad de La Plata el compañero Quique Ferreyra, histórico luchador en el Astillero Río Santiago y militante del Partido de los Trabajadores Socialistas. Mañana miércoles se realizará un homenaje virtual para despedir a Miguel Lago, otro de los imprescindibles compañeros de militancia en el PTS y en el ARS, y al camarada Quique Ferreyra.

Martes 12 de enero | Edición del día

Con enorme tristeza entre sus compañeros y amigos se recibió este martes la noticia del fallecimiento de Quique Ferreyra, militante del PTS y un histórico luchador en el Astillero Río Santiago, junto al recientemente fallecido compañero Miguel Lago. Mañana miércoles habrá una despedida breve a las 9 hs en 72 e/13 y 14 de la ciudad de La Plata, y por la tarde se realizará un acto virtual para homenajear a los dos compañeros.

Miguel Vicente Ferreyra, "Quique" o "Patalín" como lo llamaban todos, tenía 54 años. Comenzó su militancia aún siendo estudiante secundario, a principios de los años ochenta en el Movimiento al Socialismo (MAS). Cursó sus estudios secundarios en la ETARS, Escuela Técnica del Astillero, e ingresó a trabajar a la fábrica mientras completaba sus estudios de noche.

Junto a los históricos luchadores y dirigentes obreros del Astillero como Miguel Lago y José "el negro" Montes, Quique fue parte de la célula obrera que jugó un rol central en la fundación y conformación del Partido de los Trabajadores Socialistas, luego de la ruptura con el MAS. La defensa de la estrategia del marxismo revolucionario y el internacionalismo que levantó Quique junto a sus compañeros, fue central en los inicios del PTS, organización que Quique aportó a construir durante el resto de sus años de militancia.

En los ’90 Quique fue elegido delegado en el sector mecánica. Por esos años, fue protagonista de las duras luchas que llevaron adelante los obreros navales para resistir los intentos privatizadores del menemismo. Quique, al igual que el compañero Miguel Lago, fue parte de la generación que mantuvo al ARS como un emblema de lucha y resistencia en medio del avance neoliberal.

En 1995, la vanguardia del ARS recibió otro ataque esta vez por parte del Gobierno de Duhalde, con el despido de los 13 delegados, en su mayoría pertenecientes a los partidos de izquierda. Quique estuvo también ahí, a la cabeza de la pelea por la reincorporación de sus compañeros.

Entre los años 2004 y 2008, Quique fue elegido como delegado del sector de Estructuras. Fue parte de la Lista Negra que recuperó el cuerpo de delegados en el año 2004. En el 2014 fue elegido nuevamente delegado.

Quique tomó en sus manos todas las peleas que se impulsaron y de las que participó el PTS y la agrupación Marrón, dentro y fuera de la fábrica. Peleó en el ARS por la defensa de los trabajadores contratados y defendió cada uno de los derechos de sus compañeros. En el 2018 volvió a ser protagonista de otra dura lucha, la última que dió el ARS en defensa de la fábrica y contra el ataque del gobierno de María Eugenia Vidal. Fue uno de los compañeros obreros que sostuvo la carpa de resistencia del Astillero, donde jugó un destacado rol aportando en transmitir la tradición de lucha entre las nuevas generaciones y otros trabajadores que llevaban su solidaridad a la carpa.

De gran contextura física, era fácil encontrar al compañero Quique en la primera línea de cada lucha que se presentaba. Defendía a sus camaradas y compañeros con el cuerpo, porque era corpulento y se la bancaba, pero ante todo porque defendía con convicciones las ideas del trotskismo y la causa de la revolución socialista.

Compañero Quique Ferreyra, ¡Hasta el socialismo, siempre!




Comentarios

DEJAR COMENTARIO


Destacados del día

Últimas noticias