CARAVANA MIGRANTE

Hoy, asamblea decisiva en el deportivo Mixihuca

Continúa el proceso de reorganización mediante asambleas de los migrantes estacionados en Ciudad de México. Tienen que decidir si esperan un par de días más para fortalecer el contingente y hablar con AMLO o seguir el camino.

Miércoles 7 de noviembre de 2018 | 17:15

La primer caravana migrante que ya está instalada en la Ciudad de México sigue deliberando sobre su futuro, la fecha de partida y las demandas a exigir. Son entre 5 mil 7 mil centroamericanos, en su mayoría jóvenes hondureños, que funcionan con asambleas democráticas a donde representantes por país y región transmiten las preocupaciones y decisiones de sus compañeros de travesía.

Es el cuarto día en la Ciudad de México. Varios buscan descansar lo más posible antes de partir a la zona más agreste y peligrosa del territorio mexicano, donde si el desierto no traiciona, hay muchas posibilidades de encontrarse con el narco y acabar como los dos camiones de migrantes desaparecidos a manos del crimen organizado. Otros están más impacientes. Quieren aproximarse a la frontera norte lo antes posible.

Hoy se definirá el siguiente paso. Algunos exigen esperar al encuentro prometido por el presidente electo, López Obrador, que es visto también por muchos desde la frontera sur como un presidente con apertura democrática, del cual esperan apoyo y ayuda humanitaria, quien prometió en voz del padre Solalinde atenderlos en un par de días. Algunos otros desconfían de que el objetivo es mantenerlos retenidos en las instalaciones del deportivo y alientan la idea de continuar con el viaje lo más pronto posible.

Ya AMLO declaró su plan para los y las migrantes, vinculado a su proyecto de nación. Evitar a toda costa que las caravanas avance hacia Estados Unidos, ofreciéndoles trabajos precarios y temporales, como en el caso de la construcción del tren maya o los puestos en las maquilas, que diversas patronales ya ofertaron planteando las ventajas de aprovechar a la población migrante ya que no se dan abasto para cubrir la mano de obra.

Pero aun así es mejor que las condiciones que enfrentan en sus países de origen. Discriminación, violencia, narco, crimen, violaciones, secuestros, feminicidio, militarización, precarización laboral, pobreza, exclusión de la educación, falta de acceso a la salud, extorsiones. Centroamérica parece un espejo del futuro para la situación mexicana. Los heraldos negros son no solo los migrantes de las caravanas, sinio el millar de desplazados que atraviesa nuestro país diariamente en busca de un mejor presente.

Te puede interesar: Cobertura de la Caravana Migrante

Mientras tanto, la segunda caravana de migrantes centroamericanos avanza por el Istmo de Tehuantepec hacia la Ciudad de México. Son unas mil 500 personas a paso firme hacia sus sueños. A lo largo de su camino soportan el hostigamiento de la presencia de la migra y el policía. Cuando se puede toman raite, si no lo logran, son abrazados por el alto sol. ¿Cuántas más faltan? ¿De verdad el gobierno no puede hacer más que destinarles un albergue para que dormiten a la intemperie, sin cobijas, sin sanitarios?

En estos momentos los y las migrantes discuten en una asamblea decisiva si avanzan o esperan, pacientemente, la entrevista con el gobierno de transición. Hay riesgos de que se fragmente, pero miles se anclan a una idea que les da fuerza y ànimos para seguir: “salimos como una sola familia y así tenemos que llegar”.






Temas relacionados

Caravana migrante   /   Migración   /   migrantes centroamericanos   /   Andrés Manuel López Obrador

Comentarios

DEJAR COMENTARIO