Mundo Obrero México

UNIVERSIDAD

Huelga en Chapingo cumple 117 días en medio de la pandemia

La huelga del STUACh lleva 117 días, la mayoría de ellos en medio de la pandemia del Covid-19, sin que las autoridades universitarias o gubernamentales tengan la voluntad de resolverla, a pesar de las promesas de cambio.

Viernes 3 de julio | 19:11

En lo que va de este gobierno se han presentado múltiples luchas de trabajadores en diversos sectores, entre ellos están los trabajadores universitarios que vienen dando batallas por la defensa de sus derechos laborales y sus Contratos Colectivos de Trabajo (CCT).

Un buen ejemplo en este momento es la huelga del Sindicato de Trabajadores de la Universidad Autónoma Chapingo (STUACh). En medio de la pandemia han sostenido su lucha a pesar de que eso pone en peligro su salud e incluso pone en riesgo su propia vida, pero ¿Cuáles son los motivos por los cuales los trabajadores hacen esto?

El STUACh expuso que son 12 los acuerdos que exigen para levantar la huelga.

Estos representan las demandas de quienes laboran en dicha universidad: “incremento salarial con la actualización al tabulador 2020; retroactivo de la actualización al tabulador 2019; ajuste al tabulador; cláusula 19, cláusula de nueva creación relativa a la de limitación de viáticos en general, viáticos para choferes; 12 mil 500 pesos como medida de fin de año; incremento a las cláusulas colectivas; calendario de pagos dependiendo de la fecha de revisión del Centro de datos Universitario; apoyos a las Cláusulas Día del Niño y Compra de Juguetes; cláusulas 54.11; 54.21; 54.23; y 54.24 y distribución del 1.8 por ciento en prestaciones”.

Como se puede observar no son las grandes demandas, es decir cosas que no se puedan cumplir de inmediato. Sin embargo, las autoridades universitarias y gubernamentales se han negado a escuchar los reclamos de los trabajadores, ya que llevan más de tres meses de negociaciones fallidas, sin que el conflicto pueda resolverse.

Pero ¿Cómo se resuelve un conflicto de estas dimensiones? La respuesta es sencilla: dando completa satisfacción a las demandas sindicales, porque como dijimos no son cosas que no puedan concederse, no se exige nada extraordinario.

El problema de fondo aquí es que, no sólo el gobierno, sino el régimen de conjunto, se ha caracterizado hasta ahora por no tener ningún compromiso con la clase obrera. Cada vez que hay luchas, las autoridades gubernamentales, las empresas (los patrones) y las instituciones estatales se niegan rotundamente a otorgar algún tipo de concesión a los de abajo.

Tan sólo saquemos la vista del gremio universitario y veamos el caso de la huelga del SutNotimex, donde el gobierno Federal sigue sin resolverla, a pesar de que se han comprobado ampliamente todas las corruptelas de la directora de Notimex, Sanjuana Martínez.

Un doble discurso

Lo que la administración de Morena ha demostrado tener hasta ahora es una doble cara. Por un lado, se pintan con un discurso muy progresista, pero por el otro aplican medidas que son propias del neoliberalismo. Por ejemplo, este 3 de julio se llevó a cabo el Foro: “Los elementos del proyecto educativo de educación superior”. Organizado por la Coordinadora Nacional de Sindicatos Universitarios, de Educación Superior, Investigación y Cultura (CNSUESIC) donde estuvo invitado el sub secretario de educación superior, Luciano Concheiro.

Concheiro inició su discurso hablando de los nuevos retos que tendrán las instituciones de educación superior y media superior en medio de la pandemia, de las desigualdades sociales que rodean a alumnos, profesores y trabajadores, de las deficiencias en el sistema educativo universitario como el no acceso irrestricto a estas instituciones y el resto que plantea insertar a los jóvenes al mercado laboral.

Pero él presentó todas estas deficiencias como consecuencias y herencias del neoliberalismo de los gobiernos anteriores, lo cual es verdad. Pero excluyó lo que Morena ha dejado de hacer.

Por ejemplo, hace tan sólo seis meses había 11 universidades en quiebra técnica. Hoy son 13, según la cifra dada por el propio Concheiro. Pero ¿qué plan tienen para rescatarlas? Pues hasta ahora ninguno, de hecho, cuando se le informó a AMLO esa situación, éste dijo que no habría más presupuesto para la educación superior. En ese momento eran las 11 que mencionamos más arriba. Ahora el problema se agravado, y como dijimos ya son 13 universidades en quiebra sin ningún plan integral para rescatarlas ni para frenar las quiebras.

Te puede interesar: Nuevo ataque a la educacion superior 11 universidades no seran rescatadas

También se le hicieron múltiples preguntas a Concheiro. Varias de ellas iban en el mismo sentido ¿Qué va a pasar con los profesores de asignatura también conocidos como temporales o eventuales? ¿Va a seguir existiendo la precarización laboral?

La respuesta del subsecretario fue vaga. Dijo que esto ya no existiría más, sin embargo, no explicó cómo va a cambiar la situación. Nuevamente se dio una respuesta ambigua: de manera muy “progresista “ se rechazó la precarización laboral, pero no se presentó plan alguno para la basificación masiva de todos los precarizados.

Por muchas promesas que haga un gobierno que se pinta de izquierda, eso no quiere decir que se vayan a cumplir. La realidad es que el subsecretario sólo le dijo al público lo que quería oír. Pero en los hechos, la administración que él representa hace todo lo contrario.

No tiene en mente rescatar a las universidades, ni defender los CCT, ni acabar con la precarización. Esto se refleja en la necesidad que tienen los trabajadores de salir a pelear por sus derechos, como muestran la huelga del STUACh y otras luchas obreras.

Allí, como decíamos, el gobierno no pone nada de su parte para que estas se resuelvan, mientras que en las instituciones gubernamentales se están aplicando las medidas de precarización del trabajo.

Una salida unitaria

Los trabajadores no podemos esperar que nuestras demandas se resuelvan de la mano de gobiernos que representan los intereses de los empresarios, por muy de “izquierda” que se presenten. Lo que Morena nos ha dado hasta ahora es, en muchos aspectos una continuidad (algo maquillada) de medidas neoliberales.

Por eso debemos seguir el ejemplo que los profesores de asignatura de la UACM han marcado. Su propuesta es una salida independiente al gobierno, los partidos patronales de la oposición y las instituciones del estado: un Movimiento Nacional contra la Precarización y los Despidos, que pretende aglutinar a trabajadores sindicalizados y no sindicalizados para formar una sola fuerza que luche por el cumplimento de nuestras demandas.

También puedes leer: https: Presentacion del Movimiento Nacional contra la Precarizacion Laboral y los Despidos






Comentarios

DEJAR COMENTARIO