Internacional

PERSECUCIÓN A MIGRANTES EN MÉXICO

Inmigrantes denuncian hostigamiento por parte de agentes de migración mexicano

El gobierno mexicano alineado con la política imperialista de Estado Unidos ha decidido detener a los inmigrantes provenientes de África, recurriendo a los engaños e incluso la represión para lograrlo.

Viernes 30 de agosto | 20:39

Mediante twitter la Alianza de las Américas, una ONG de migrantes latinoamericanos ya establecidos en EE UU, dio a conocer un comunicado emitido por la Asamblea de Migrantes Africanos, quienes se encuentran refugiados en Tapachula, Chiapas, donde exigen al gobierno de México respetar y dejar de violar sus derechos humanos. Manifestaron que se está violando su derecho a desplazarse a un lugar donde se sientan más seguros, es decir trasladarse a Canadá o Estados Unidos.

Su comunicado expresa lo siguiente:

“Exigimos a los cuerpos de seguridad del Estado que cesen en su violencia y dejen de reprimir nuestra legítima protesta, así como a las autoridades migratorias que resuelvan nuestra situación lo antes posible y detengan su hostilidad".

Esto después de que hace sólo unos días la Guardia Nacional (GN) reprimiera una protesta pacífica de migrantes procedentes del continente africano y de Haití el pasado 27 de agosto, ya que reclamaban que llevan meses varados en nuestro país sin que el gobierno de Morena ofrezca una solución. En aquella ocasión los integrantes de la GN también agredieron a los periodistas que estaban documentando la arbitrariedad de la autoridad.

Los inconformes expresaron que son un grupo de personas de alrededor de 3 mil integrantes entre los que hay niños, niñas, hombres y mujeres, es decir hay familias enteras procedentes de Burkina Faso, Camerún, Angola, Etiopía, Ghana, Mali, Liberia, Mauritania, Guinea, Eritrea entre otras. Señalaron que si salieron de sus países de origen no fue por gusto sino por necesidad, son desplazados por la guerra y la violencia que se vive a diario en sus respectivos lugares de origen.

Narraron su travesía para llegar a México que incluyó pasar por al menos ocho países, donde sufrieron hambre, frío y discriminación. Han atravesado la selva y visto morir a congéneres suyos en su intento por buscar una vida mejor. Además, han tenido que soportar la extorsión de las autoridades de las naciones que han cruzado entre las que se encuentran las de Panamá, Nicaragua, Honduras, Guatemala y, por supuesto, México.

En particular en estos días las autoridades mexicanas les han hecho firmar documentos en español, idioma que aún no entienden, violando su derecho a acceder a la asistencia de un intérprete y un traductor para conocer los documentos en sus propias lenguas, todo ello en la Estación Migratoria siglo XXI.

Incluso con mentiras de de los funcionarios de esta institución, quienes les prometieron que si firmaban podrían viajar sin ser detenidos, sin embargo cuando algunos intentaron abandonar Tapachula fueron detenidos arbitrariamente y regresados ahí. Las autoridades mexicanas han llegado también a cometer negligencias o “errores” al escribir mal los nombres de los inmigrantes, cuestiones que fueron cometidas por el personal del propio INM entorpeciendo los trámites para su internación.

López Obrador, a contentillo del imperialismo

El gobierno de Andrés Manuel López Obrador (AMLO) ha tenido un doble discurso frente al fenómeno migratorio, ya que por un lado declara que es “cuestión de tiempo para atemperar el fenómeno de inmigración” mientras la realidad que esconde es que se encuentra tomando medidas reaccionarias desde que Trump lo amenazó de imponer aranceles para frenar a los inmigrantes. No acepta que su política es represiva, que atenta contra los derechos humanos (en un país donde de por sí ya existe una severa crisis en esta materia) y que con ella se muestra la verdadera función de la Guardia Nacional: la represión.

Incluso tuvo la poca sensibilidad de afirmar que sus protestas: “No van a tener ningún resultado”,

“Y no vamos a ceder, porque esto que ha estado sucediendo últimamente en Tapachula tiene como propósito el que se obligue a las autoridades mexicanas a dar certificados para que sean admitidos los migrantes en Estados Unidos, eso no lo podemos hacer, no nos corresponde. Entonces, esas protestas no van a tener ningún resultado”.

Buena parte de esta declaración pareciera copiadas de los tuits de Donald Trump.
De ahí los engaños con los que trataron a los inmigrantes, ya que el oficio que se les entregó les decía que una vez recibido este debían abandonar el país después de 20 días, sin especificar en qué frontera. Pero esto se modificó a partir del 10 de julio del presente año, cuando se dio a conocer un oficio firmado por Ana Laura Martínez de Lara, ex directora general de Control y Verificación Migratoria del INM, donde estableció que los inmigrantes tenían dos opciones, o regularizarse o abandonar el país por la frontera sur.

Esto va muy acorde con la política del imperialismo estadounidense, por ejemplo hace unos días, poco más de una semana se filtraron documentos desde la Casa Blanca en la que revelaban sus planes de convertir a Panamá en un “Tercer país seguro”. Ante dicha filtración tanto el presidente de la nación centroamericana Laurentino Cortizo como el secretario interino del Departamento de Seguridad Nacional, Kevin McAleenan lo negaron.

Sin embargo McAleenan manifestó que estaba interesado en ser parte de una reunión con los países de Centroamérica para discutir el tema de la seguridad en cuanto a la inmigración ilegal extra continental, sobretodo la proveniente de África y Asia. Es decir existe toda la intención de alinear a de México y los países centroamericanos a los nuevos designios de la política imperialista, ya que precisamente es la intención de esta potencia frenar los flujos migratorios de otros continentes, de gente que huye de la pobreza y violencia que loa potencias imperialistas han creado en todo el mundo.

Te pude interesar:Trump quiere que Panamá sea "tercer país seguro"

Es necesario que los trabajadores y demás sectores oprimidos nos solidaricemos con los inmigrantes, ya que al igual que nosotros son trabajadores que sólo buscan mejorar sus condiciones de vida. Algo que no se puede lograr con los gobiernos capitalistas, por muy de izquierda que se presenten en el discurso como es el caso del Morena.






Comentarios

DEJAR COMENTARIO