×
×
Red Internacional

Mientras los cursos están superpoblados y miles de estudiantes no pueden asistir a clases porque viven en la pobreza, el gobierno lanza un nuevo programa de precarización docente y avanza con el ajuste. No queremos ser trabajadores de segunda ¡trabajo con plenos derechos ya!

Nicolás GerolaDocente Plan Piedas - Morón

Florencia ToledoDocente precarizada

Viernes 3 de septiembre | Edición del día

"La pandemia desafió al colectivo docente, interpeló sus prácticas de enseñar y de sostener el vínculo pedagógico y ese lazo social y escolar necesario para seguir haciendo escuela y, en ella, encontrar los caminos posibles para que las y los estudiantes accedan a los saberes del curriculum prioritario, los irrenunciables que se tienen que enseñar establecidos en el bienio 2020-2021..."

Así comienza la propuesta pedagógica de los programas “+ATR” y FORTE. En palabras lindas deja al descubierto que las y los docentes sostuvimos la educación a pesar de las políticas de ajuste del gobierno. No se hizo nada para revertir el problema de la falta de conectividad y dispositivos, de la heladera vacía, de la vivienda y el hacinamiento de las y los estudiantes y docentes. “Encontrar los caminos posibles” significa hacer malabares para poder enseñar en una provincia con el 73% de pobreza en niños y niñas.

El fracaso educativo del gobierno

Lo primero que se desprende del anuncio de este programa es el reconocimiento del gobierno del fracaso en la continuidad pedagógica y al aumento de la desocupación en la docencia. No hay forma de llegar a fin de mes y las familias piden continuamente por las cajas de alimentos que no alcanzan para nada y son de muy baja calidad nutritiva.

Ni hablar que la vuelta a la presencialidad este 1 de septiembre, deja a criterio de cada establecimiento la disponibilidad para llevar adelante el plan jurisdiccional, ya que no invirtieron un solo peso en mejorar las condiciones paupérrimas que todos conocemos. Pero para renegociar la deuda externa sí hay plata. Mientras tanto las familias de nuestros pibes se quedan sin trabajo perdiendo derechos en el camino.

Llueve sobre mojado

Llegamos a la recta final del año, miles de docentes que desde hace meses venimos postulándonos en los actos públicos sin obtener ni unos pocos módulos, ahora tenemos la “oportunidad” de ser parte del “+ ATR”. Ante la falta de perspectiva de conseguir cargos estables, desesperados, las y los docentes ingresamos a las páginas de los APD que se cuelgan por la cantidad de postulaciones que reciben. Estos cargos deberían ser “de creación” en el marco del estatuto, pero el gobierno decide generar más precarización docente en los hechos.

El gobierno anuncia estos nuevos programas que generan expectativas sobre volver a tener trabajo, para no seguir pasando hambre o viviendo de changas. Pero como lo demostraron los anteriores ATR y PIEDAS con salarios indigencia de $8.000 y $16.000 solo es pan para hoy, hambre para mañana. Así se ahorra el gobierno millones de pesos y avanza en una reforma laboral de hecho, a medida del FMI.

El programa establece que serán 20 módulos otorgados para cada postulante vía APD y que el sueldo será el equivalente al remunerativo por módulo de una maestra de grado sin especificar el monto exacto.

Te puede interesar: Paritaria docente bonaerense: Se necesita trabajar dos o tres cargos para llegar a fin de mes

El período de trabajo será del 1-09-2021 al 31-03-2022 y se tiene que trabajar de lunes a sábados (no leíste mal, sábados también) en turnos alternados. Pagando unos míseros $5.000 al auxiliar que tenga que abrir y dejar en condiciones la escuela los sábados en los casos de escuelas con patios abiertos.

Desde el 3 de enero se trabajará realizando actividades lúdicas en la “escuela de verano” es decir sin vacaciones. No se puede faltar más de 10 veces en todo el período de trabajo por más que se tenga justificativo médico o cualquier otro justificativo, cesando el cargo en esos casos. El trabajo no es sólo en las escuelas, sino también con visitas domiciliarias a las y los estudiantes que no tienen vínculo pedagógico con la escuela. No se reconocen las bonificaciones por tipo de establecimiento.

Es decir trabajo precario liso y llano, fuera completamente del estatuto docente, con menos derechos, con un sueldo que no llega ni a la mitad de la canasta básica familiar, estableciendo una educación precarizada, una educación para las familias pobres de parte de docentes pobres. El gobierno de Kicillof lanza este programa en plena campaña electoral dejando en claro la prioridad cero que le da a la educación. Un fracaso educativo por donde se lo mire.

La pelea por trabajo genuino y creación de cargos

Desde el año pasado se pusieron en pie las Comisiones de Docentes Precarizados, entre otras, la del SUTEBA Multicolor de La Matanza que abrió sus puertas a quienes nos levantamos contra la precarización.
Es donde nos organizamos democráticamente para pelear por trabajo genuino y por la creación de cargos con plenos derechos laborales. En su momento la burocracia de la celeste y Baradel defendía estos programas, festejandolos como “triunfos”. Hoy, mientras negocian paritarias a la baja, callan ante estos nuevos programas precarizadores.

Te puede interesar: Entrevista [Charla sin filtro] Yanina Bazán: “Peleamos en contra de que nos sigan precarizando la vida”

Trabajar todos, repartir las horas.

Es posible resolver las necesidades de toda la comunidad educativa, creando cargos, desdoblando cursos y generando trabajo con derechos para miles de docentes. sumado a un plan de obras públicas que resuelva los problemas estructurales de los barrios y de las escuelas.

Uno de los ejes de campaña del Frente de Izquierda Unidad, es justamente el reparto de las horas de trabajo para terminar con la precarización y desocupación, reduciendo la jornada laboral con un salario igual a la canasta familiar. En la educación esto se expresaría justamente optimizando el trabajo docente. Creación y desdoblamiento de cursos; jornada frente al grado de 4 horas reconociendo 2 horas para tareas de planificación y corrección, ya que se viene naturalizando esto último como parte de las tareas extras sin remuneración que desarrollan las y los docentes en su “tiempo libre”.

Desde ya que un proyecto de este tipo, no puede ser llevado adelante sin tocar la ganancia capitalista, y para eso es necesario construir una gran fuerza política y social que luche en las calles para invertir las prioridades; por el no pago al FMI; por el aumento del presupuesto educativo; de salud; de vivienda y todas las necesidades de las y los trabajadores y el pueblo pobre.

Te puede interesar: ¿Qué propone el Frente de Izquierda Unidad para enfrentar la profunda crisis educativa?

En ese sentido, las bancas del Fitu son una gran herramienta, porque pueden expresar esta y todas las luchas del conjunto de la clase trabajadora. Es por esto que somos las y los docentes precarizados como Yanina Bazán y David Maidana, entre otros trabajadores, los que integramos las listas y somos precandidatos del Frente de Izquierda Unidad, junto a Nicolás del Caño, Romina del Pla y Nathalia González Seligra.

Sumate a esta campaña para constituir una verdadera tercera fuerza política en el congreso que fortalezca la lucha en las calles a las políticas de ajuste y de hambre que el gobierno y la oposición pretenden imponer.




Comentarios

DEJAR COMENTARIO


Destacados del día

Últimas noticias