Géneros y Sexualidades

PATRIARCADO

La cara más podrida de la casta política: Cuauhtémoc Gutiérrez y Sandra Vaca

Acusados de montar una red de prostitución al interior del Partido Revolucionario Institucional (PRI), Gutiérrez de la Torre y Sandra Vaca Cortés siguen prófugos gozando de impunidad.

Soledad Farfalla

Maestra de secundaria, Agrupación Magisterial y Normalista Nuestra Clase

Diana Bruja Palacios

Maestra de secundaria, Agrupación Magisterial y Normalista Nuestra Clase

Miércoles 17 de marzo | 19:30

La semana pasada se dio a conocer la orden de aprehensión contra Cuauhtémoc González de la Torre, exdirigente del PRI, por encabezar una red de prostitución y, también, contra la diputada local Sandra Vaca Cortés junto con las exempleadas priistas Claudia Priscila Martínez y Adriana Rodríguez quienes fungían como reclutadoras, y el exsecretario de finanzas del mismo partido, Roberto Zamorano; sin embargo, a la fecha las autoridades siguen sin saber su paradero.

Los delitos imputados son trata de personas, en las modalidades de explotación sexual agravada, en grado de tentativa, por publicación engañosa, así como del delito de asociación delictuosa. Según las declaraciones de la abogada Italy Ciani, dicha orden fue liberada hace ya unos días atrás por la autoridad jurisdiccional, pero luego de un operativo “desastroso y desaseado”, el también nombrado Rey de la Basura se dio a la fuga (o lo dejaron ir).

Resulta un escándalo saber que, además, desde el fin de semana pasado se activó dicho operativo y que, incluso, la Fiscalía mantenía bajo observación discrecional la casa del exdirigente priista, pero apenas el 9 de marzo, un día después del 8M, se dio a conocer sobre el tema a través de la prensa nacional.

La abogada Italy Cian, quien estuviera involucrada activamente en la integración de la investigación, afirma que las autoridades correspondientes no han girado la ficha roja, que es una alerta internacional a la Interpol, para su búsqueda y detención comprometiendo la seguridad de las denunciantes, periodistas y quienes han trabajado en el caso.

No es un caso aislado

Aunque se presente como un caso extraordinario, la realidad es que la misoginia y el machismo son parte del ADN del PRI y el resto de los partidos burgueses. La negación permanente del reconocimiento de derechos tan básicos, como el derecho a decidir, apenas son una muestra de esto.

El PRI de Gutiérrez es el mismo que sus administraciones en todo el país disparó las cifras del feminicidio, es el PRI de Atenco y la tortura sexual contra las que luchan.

El Partido Acción Nacional para nada se queda atrás, es un ferviente partidario de la negación de derechos hacia las mujeres y la diversidad sexual, es el PAN de sus “diputeibols”.

Su ahora aliado, el Partido de la Revolución Democrática, fue el responsable de usar la tortura sexual contra las maestras que luchaban contra la Reforma Educativa en Guerrero el 24 de febrero de 2015.

Y podríamos hacer una lista interminable de las formas en donde los partidos del régimen han dado muestra de su desprecio hacia las mujeres, sus vidas y sus derechos. El caso de Gutiérrez de la Torre y Vaca Cortés no es un hecho aislado, es la muestra más putrefacta, pero no es excepcional; el machismo es norma entre los partidos del régimen mexicano.

El Morena –con sus filas repletas de ex militantes de todos los partidos en mención– no se salva, no sólo por su composición o por tener como escuela al mismo PRI del cuál egresó su máximo referente. Ha dado también múltiples muestras, de entrada, el ascenso del feminicidio y las violencias, o votar en contra de la legalización del aborto en congresos locales, sumado a las posiciones de presidencia: desde su negativa a hablar sobre el aborto hasta su más reciente muestra con el “ya, Chole” frente al escándalo de Salgado Macedonio.

Y aunque intentan mostrarse como cosa diferente con referentes como Olga Sánchez –quien votó por la exoneración de Mario Marín en el caso de Lydia Cacho–, mientras en el discurso se dice feminista, en los hechos se niega a resolver las justas demandas de trabajadoras en lucha; es el caso de las trabajadoras del SutNotimex, quienes están cerca de cumplir 400 días en huelga.

Justicia patriarcal e impunidad

Aunque el destape de la red de trata que sostenían estos priistas se remonta a 2014, hasta ahora la justicia patriarcal ha garantizado la libertad de estos personajes. El nivel de impunidad es tal que el Rey de la Basura se reincorporó, después del escándalo, a las filas del PRI en 2017.

Situación similar es el caso de la diputada local Sandra Vaca, quien no sólo logró una diputación local después del destape de su participación en esta red de trata, sino que, aun contando con un expediente en proceso de investigación, el INE aceptó su prerregistro el pasado 24 de enero para contender por el Distrito 8, correspondientes a las delegaciones Venustiano Carranza y Cuauhtémoc, por la diputación federal de los próximos comicios del 6 de junio.

Sus partidos no nos representan, levantemos nuestras propias alternativas políticas

Ni sus partidos, ni sus instituciones velan realmente por los intereses de las trabajadoras, las jóvenes ni el resto del pueblo pobre y trabajador.

Para muestra la actitud del INE que, mientras mantuvo condiciones proscriptivas y criminales contra las candidaturas independientes a quienes exigía salir a las calles a recolectar apoyos ciudadanos en medio del semáforo rojo, otorga todas las facilidades a figuras despreciables como Vaca.

No te pierdas: INE aprueba prerregistro a reclutadora en presunta red de prostitución del PRI

Por una política independiente

La cúpula en el poder y sus partidos ofertan impunidad para nosotras y el resto del pueblo pobre, operan en acuerdo con los empresarios y sus grandes fortunas, aprueban leyes en nuestra contra. Ya que ellos se organizan a cada minuto, en cada momento, vemos fundamental que las y los trabajadores de cada sector, mujeres, estudiantes, junto al pueblo pobre también nos organicemos, unamos nuestra fuerza y generemos nuestras propias alternativas políticas.

Desde la niñez nos enseñaron que son los herederos, los hijos de políticos y empresarios quienes pueden aspirar a hacer política. Nosotres creemos que si tenemos la fuerza para moverlo absolutamente todo desde las fábricas, las maquilas, las centrales de energía, las oficinas y las escuelas no sólo podemos, sino que necesitamos organizarnos políticamente, construir nuestro propio partido para les trabajadores, las mujeres y la juventud.

Como lo han mostrado otras trabajadoras (Flora Aco 2020, Sulem Estrada 2018 ), nosotras y nosotros podemos apostarnos a hacer nuestra propia política y a generar nuestras propias representaciones, con propuestas como las candidaturas independientes, poniéndolas al servicio de la organización de nuestra clase, para la lucha por derechos plenos, que potencialicen nuestra voz para llegar a más personas y que se apuesten a impulsar la movilización para conquistar un cambio profundo y radical para lograr que todas y todos vivamos dignamente.

Te invitamos a conocer al Movimiento de las y los Trabajadores Socialistas, la agrupación de mujeres y diversidad sexual Pan y Rosas, la agrupación de maestras y maestros Nuestra Clase, quienes hemos impulsado propuestas como éstas.






Temas relacionados

Morena   /   Partido Acción Nacional (PAN)   /   PRD   /   PRI   /   Trata de mujeres   /   Violencia de género   /   Géneros y Sexualidades

Comentarios

DEJAR COMENTARIO