Sociedad

OPINIÓN

La reforma educativa y la lucha de los docentes en México

Un artículo publicado en La Nación, empieza con la evaluación en México y “omite” la represión institucional.

Sábado 25 de junio de 2016

1 / 3

Fotografía: REUTERS

El diario La Nación, en su sección de Educación del miércoles 22 de junio, publica un extenso artículo titulado “Cómo se evalúa a los maestros en los países con la mejor educación del mundo”. En dicho artículo se realiza un repaso sobre cómo funcionan las evaluaciones docentes en el continente Asiático y en Latinoamérica. Este artículo apareció también en el portal de la BBC.

Panorama latinoamericano

El artículo empieza con que “miles de profesores en México se niegan a ser evaluados, una medida incluida en la reforma educativa que el gobierno promulgó en 2013 y que hoy está bloqueada y ha causado violentas protestas, la última este fin de semana en Oaxaca”.

En un artículo de publicación reciente, que escribí con Hernán Cortiñas para la revista Ideas de Izquierda, decíamos que, México, como así también otros países de Latinoamérica, es el gran laboratorio de la educación neoliberal que tiene como pilares la evaluación docente punitiva, externa y estandarizada.

La lucha de clases de los docentes del Magisterio de México, con la resistencia centrada en Oaxaca pero también el resto del país, es la muestra más cabal que este tipo de evaluaciones recomendadas por el Banco Mundial, van de la mano de ajuste y represión.

Sin ir más lejos, el gobierno del PRI en México ha asesinado a ocho maestros el domingo 19 de Junio, que estaban protestando contra la reforma y los despidos de más de 3 mil docentes, que se habían negado a responder la evaluación. Y hace ya más de veinte meses se cumplen de la desaparición forzada de 43 jóvenes estudiantes normalistas de Ayotzinapa, en manos de la policía y del Ejército.

La resistencia del magisterio

Como muestra La Izquierda Diario de México, el movimiento de resistencia estas políticas dista mucho de ser lo que los medios como La Nación y la BBC llaman “Maestros radicalizados” o como título Clarín “Sangrienta marcha”.

La lucha de los docentes tiene un gran apoyo en la base de los trabajadores de la educación y en sectores populares. Los últimos días, presenciamos movilizaciones magisteriales en una veintena de estados. En Guerrero, Michoacán, Veracruz, Morelos, Jalisco, Chihuahua, Zacatecas, Tamaulipas, Sinaloa, y el estado de México, entre otros, se realizaron marchas, bloqueos y mítines contra la reforma educativa. En Monterrey, se realizó una multitudinaria marcha de 6000 maestros y se resolvió un paro de labores para este viernes 24.

Puede interesarte: “Crece la protesta social y el apoyo al magisterio”.

El marco de la evaluación

Este tipo de reformas basadas en evaluaciones externas y estandarizadas vienen siendo impulsadas y aplicadas desde hace más de 10 años en toda América latina. El Banco Mundial es su principal impulsor e ideólogo. Hace dos años la institución publicó Profesores excelentes, donde analiza la implementación de reformas educativas durante la primera década de este siglo y saca conclusiones para implementarlas con la “menor resistencia posible”. Centrado en la experiencia de la región, su receta se podría resumir en tres pasos.

El primero, evaluaciones de los alumnos; el segundo, el pago de bonificaciones por desempeño y el tercero, la evaluación de los docentes “en forma individual y de manera voluntaria, con el atractivo de recompensas financieras para los profesores que asuman el riesgo de ser evaluados y demuestren un buen desempeño”.

El trabajo no olvida a los sindicatos y la resistencia docentes: “Por lo general, los sindicatos se han opuesto a esto, pero con programas voluntarios se puede evitar la confrontación”.

Una gran campaña contra la reforma educativa en México

Todos aquellos docentes y estudiantes, que defendemos la educación y que también la criticamos, en pos de poner la educación al servicio de los trabajadores y los sectores populares, tenemos que oponernos de lleno a estas reformas. En Argentina, el Macrismo ha iniciado un largo camino de instalar una educación neoliberal al servicio de los grandes capitales.

Puede interesarte: La “revolución educativa” de Mauricio Macri

Tenemos que abrir el debate en las escuelas y amplificar, como se viene haciendo, una gran campaña en solidaridad con los docentes de México y protestar ante los asesinatos de los educadores.

La política de las evaluaciones busca mediante el discurso de “mejorar la calidad educativa”, implementar medidas de mercado en la educación, como aumentar la “productividad” o mejorar el “desempeño”.

El rechazo de este tipo de evaluaciones por su carácter punitivo y antidemocrático y por los objetivos políticos que persiguen, plantea la oportunidad de repensar los objetivos de la escuela pública, los planes de estudios o la relación de sus contenidos con la sociedad. En ese marco, las evaluaciones, tanto de estudiantes como de docentes, deberían considerar el conjunto de los factores sociales y económicos, además de una metodología de evaluación constante, con jornadas pedagógicas para abrir el debate y compartir experiencias.

Peter McLaren, uno de los fundadores de la pedagogía crítica, expresa al respecto: ¿Cómo luchamos contra la opresión en el aula cuando maestros y alumnos son ambos evaluados en exámenes estandarizados que están haciendo mucho dinero para las compañías que están produciendo y desarrollando esos exámenes? Los exámenes estandarizados son una forma de control social que evita que los estudiantes exploren sus propias experiencias mediante enfoques epistemológicos basados en la reflexión crítica.

Esta sola reflexión abre un debate amplísimo, que supera por mucho este artículo, pero es necesario su abordaje para completar una verdadera crítica a la implementación de la lógica empresarial en una educación pública en crisis.


Para consultar sobre el carácter de las evaluaciones PISA, PIRLS y TIMSS y el ranking de escuelas: ¿Vuelven los planes del Banco Mundial para educación o nunca se fueron? Revista Ideas de Izquierda






Temas relacionados

Diario La Nación   /   México   /   Sociedad

Comentarios

DEJAR COMENTARIO