LUCHAS OBRERAS

Las huelgas mineras: Sombrerete sigue en pie de lucha

Grupo México quiere darle la estocada final a la huelga de 11 años de los mineros de Zacatecas, tras un operativo entre militares y policías municipales para retomar la mina.

Alex Osorio

México

Miércoles 29 de agosto de 2018 | 15:56

El pasado martes 21 de agosto, un camión con antimotines municipales, escoltado por militares irrumpió en el acceso principal de la mina de Sombrerete, Zacatecas, con el objetivo de reventar la huelga y retomar la mina.

Con pleno acuerdo con la Junta Federal de Conciliación y Arbitraje, que en voz de José Francisco Maciel dio por terminada la huelga en la mina propiedad de Grupo México.

Tras la entrada de los efectivos municipales escoltados por el Ejército a la mina, ingreso un supuesto notario para dar fe del fin de la huelga.

Posteriormente ingresaron 300 personas que junto con Grupo México anunciaron a los medios de comunicación la reapertura de la mina en los próximos días.

Este golpe a las familias mineras que por once años se han aferrado a sus puestos de trabajo y mejores condiciones laborales tiene la principal intención de acabar con la resistencia minera y aprovechar la transición de terciopelo para minimizar la toma de la mina por efectivos militares y municipales.

Nuevamente se ve un caso en el que las instituciones del gobierno federal están al servicio de los empresarios y de preservar sus privilegios, reprimiendo toda resistencia obrera que se ponga por delante.

Once años se dicen fácil, pero para las familias mineras fueron duros años de resistencia. Aquí cabe mencionar que si bien en el conflicto se denota la voluntad y firmeza de la base minera deberíamos preguntarnos varias cosas sobre la dirección del Sindicato Minero.

El secretario general de la sección 17 ha dicho que en sólo en su sección hay 80 mil afiliados, además de que por el sector en el que está en Sindicato Minero, una huelga en solidaridad de distintas secciones, una campaña nacional por la resolución del conflicto minero y la movilización combativa, además de la solidaridad internacional de otros sindicatos, empezando por IndustriAll pudieron haber cambiado el panorama de esta dura lucha.

¿Por qué entonces la dirección de un sindicato tan poderoso no llamó mínimamente a movilización de los 80 mil agremiados en Zacatecas? ¿Cuál entonces fue la política de la dirección minera para el conflicto?

Creemos que las duras luchas mineras, más que por iniciativa de la dirección, surgen por la combatividad de la base minera, que empuja en recuentos y luchas por mejores condiciones laborales, a la huelga.

Pero constantemente el Sindicato Minero hace poco por verdaderamente llevar al triunfo estas luchas. Once años sin novedad en estos conflictos (Sombrerete o Taxco) son muestra de ello, pese al apoyo monetario que pueda dar el sindicato a los mineros en huelga.

Ahora que el secretario general del sindicato minero, Napoleón Gómez Urrutia regresó, ¿usará su senaduría para darle voz a los conflictos mineros? O simplemente se reducirá a proponer iniciativas laborales, este próximo periodo podremos ver qué postura tomará Napoleón para “reflejar la voz de los mineros”.

Leer:Senador plurinominal: El regreso de Napo

Por lo pronto desde La Izquierda Diario nos pronunciamos contra la represión orquestada por el gobierno federal con la clara intención de preservar los intereses de Grupo México aplastando a las familias mineras. ¡La huelga en Sombrerete sigue!






Comentarios

DEJAR COMENTARIO