Internacional

MÉXICO

Las reaccionarias alianzas de los de arriba: ¿el PAN y PRD en las elecciones del 2015?

Como si no fuese profundo el terremoto que cimbra al Partido de la Revolución Democrática (PRD) por su responsabilidad directa en el asesinato y desaparición de los normalistas de Ayotzinapa, para este 2015, es posible que se presente a elecciones en alianza con el ultra conservador Partido Acción Nacional (PAN).

Jimena Vergara

@JimenaVergaraO

Viernes 23 de enero de 2015

El PRD ¿de izquierda?

A pesar de que supuestamente la nueva política interna del partido del “sol azteca” sería la de solo realizar coaliciones con partidos de izquierda, la alianza con Acción Nacional podría ser posible para las elecciones en varios estados.

Y es que desde hace ya varios años, el PRD viene de un importante giro a derecha que lo llevó a establecer alianzas con este mismo partido, de las cuales fueron resultado el gobierno del represor Rafael Moreno Valle en Puebla por ejemplo.

Dicho giro a derecha, tuvo su punto más álgido en la firma del llamado “Pacto por México” que en 2012, permitió que el recién ascendido Enrique Peña Nieto y cuestionado por importantes sectores del pueblo, lograra la fortaleza requerida para aprobar las llamadas reformas estructurales.

Este acuerdo derechista, logró la expedita aprobación de reformas tan lesivas como la educativa y la energética, esta última especialmente perniciosa porque entrega los hidrocarburos convencionales y no convencionales a las empresas extranjeras.

Además, producto del ascenso del descontento social y su expresión en las calles, el gobierno capitalino (PRD) de Miguel Ángel Mancera, aparece ante millones de jóvenes, mujeres y trabajadores como el orquestador de las peores represiones que se han vivido en el Distrito Federal en la historia reciente.

Si bien las alianzas electorales con el PAN le permitieron al PRD en el pasado hacer campaña por el voto útil en contra de la permanencia del PRI en el poder, hoy ante millones queda claro que los tres principales partidos del congreso son lo mismo: aliados del narco, corruptos y represores.

La pata izquierda del régimen en crisis

A fines del 2014, mientras el caso Ayotzinapa resquebrajaba la confianza de amplios sectores en el “sol azteca”, Navarrete Ruiz, quien encabeza la presidencia, aseguró ante los medios de comunicación en una reunión sostenida con Cuauhtémoc Cárdenas que el partido no realizaría alianzas electorales con el PAN.

Poco tiempo después, el ingeniero Cárdenas, fundador y líder moral del “sol azteca”, renunció al partido, iniciando un éxodo de proporciones aún insospechadas.

Sin embargo, no se puede descartar que para este 2015, el PRD aplicará la misma fórmula electoral que lo llevó a impulsar el Frente Amplio Opositor, que consiguió gubernaturas importantes como la de Oaxaca.

Lo que está de fondo es la crisis del partido que, en el pasado, se encargó de llevar el descontento popular hacia las urnas y la confianza en las instituciones. Un partido que, pese a aparecer de izquierda frente a sectores muy amplios, administra como el PRI y el PAN los negocios de las trasnacionales, los empresarios nativos y el narco.

Más allá de la forma en la que los diversos partidos presenten las negociaciones palaciegas que los caracterizan, lo que ha quedado demostrado para millones -en especial para los jóvenes, los estudiantes, las mujeres y los trabajadores- es que ninguno de los partidos mayoritarios en el congreso representa sus intereses.

Todos han sido orquestadores de la represión, todos han avalado las llamadas reformas estructurales y todos tienen en su seno a funcionarios ligados al narcotráfico y la trata de personas. El caso Ayotzinapa es la punta del iceberg de la red de complicidades entre los personeros del régimen y la terrible descomposición por la que atraviesa el Estado mexicano.

Sergio Moissen, académico de la UNAM, expreso político del gobierno de Mancera y referente del MTS dijo a Izquierda Diario que “las alianzas pragmáticas y sin principios son solo el síntoma de la enfermedad. En realidad todos los partidos del régimen están de acuerdo en el proyecto económico que tiene a más de 50 millones de personas en la extrema miseria, están de acuerdo también en la estrategia de “guerra contra el narcotráfico” y están de acuerdo en reprimir la lucha social”.

Frente al llamado a boicotear las elecciones hecho por los padres de familia y sectores del movimiento en solidaridad con Ayotzinapa, Moissen advirtió “es fundamental levantar una política independiente en pleno año electoral ya que, los partidos y las instituciones se aprestan a desviar el descontento mediante la participación en las urnas. Sin embargo, para millones está claro que no se puede votar por quienes reprimen al pueblo y protegen al narco”.






Temas relacionados

Partido Acción Nacional (PAN)   /   PRD   /   Elecciones   /   Internacional

Comentarios

DEJAR COMENTARIO