Internacional

ACTUALIDAD

Legalización de la Marihuana: ¿beneficio para la juventud o para las empresas?

Legisladores aprobaron las modificaciones a la Ley General de Salud y el Código General Federal que permiten el uso médico y científico de la marihuana.

Sábado 29 de abril de 2017

La reforma contempla el diseño y promoción de políticas públicas para regular el uso medicinal de los derivados de la cannabis sativa, índica y americana. También elimina la nabilona y el cáñamo, de la lista de las sustancias consideradas graves para la salud pública.

Con respecto al autocultivo, siembra y cosecha de plantas de marihuana, dejarán de ser castigados. Sin embargo, será el Ejecutivo Federal el encargado de establecer los términos y condiciones para su autorización.

El consumo personal y la dosis máxima de cannabis por persona, sigue siendo un tema pendiente dentro de la legislación. En lo que sí se avanzaron los legisladores, fue en establecer su implementación para fines industriales y comerciales.

Será la Secretaría de Salud la encargada de dar permisos para la importación de sustancias psicotrópicas, isómeros y variantes del Tetrahidrocannabinol (THC), estupefacientes, productos y derivados farmacológicos del cannabis. Los productos de uso industrial que contengan concentraciones menores al 1% de THC, podrán ser comercializados, exportados e importados.

He aquí el verdadero interés de los legisladores. Según la diputada del PRI Cristina Díaz Salazar, la reciente reforma tiene el objetivo de “sentar las bases para establecer en nuestro país una industria de producción nacional de medicamentos con cannabis”.

La legalización de la marihuana es una demanda democrática de la juventud, principal afectada por su penalización en los últimos años. La reciente reforma aprobada en el Senado, contempla únicamente el uso de la marihuana para fines médicos y de investigación. Sin embargo, su uso se extiende para fines recreativos y es una práctica común para cientos de miles de jóvenes en México.

El gobierno, la Iglesia y las instituciones han satanizado durante décadas el uso recreativo de la marihuana en la juventud, acusándolos de vagos y delincuentes por ejercer este derecho.

Peor aún, con la llamada Guerra contra el Narcotráfico se avanzó en la militarización del país, al tiempo que miles de jóvenes fueron asesinados, criminalizados, extorsionados y encarcelados como producto de la política punitiva del gobierno mexicano, que atiende a los mandatos del imperialismo estadounidense.

Para acabar con el flagelo de la “guerra al narco” y la criminalización de la juventud, no hay que confiar en las leyes e instituciones que la han criminalizado durante años. Es necesario luchar por la legalización de la marihuana con fines recreativos y de todas las drogas, así como por la liberación de todos los presos por hacer autocultivo.






Temas relacionados

Juventud    /   Marihuana   /   Legalización   /   Internacional

Comentarios

DEJAR COMENTARIO