Mundo Obrero México

PANDEMIA COVID-19

Los trabajadores y las trabajadoras de Telmex ante el COVID-19

En México van alrededor de 100 casos confirmados con COVID-19 (Coronavirus) y la contingencia sanitaria está por alcanzar la segunda de tres fases, mientras en Telmex —y en la gran mayoría de empresas— los trabajadores desarrollan sus actividades de manera normal y cotidiana. ¿Qué medidas elementales debe exigir la base telefonista ante la crisis sanitaria?

Jueves 19 de marzo

A tres semanas de decretarse en el país la primer fase de contingencia contra la pandemia del COVID-19, y a días de que la Secretaria de Salud (SSa) determine la entrada de la segunda fase, los trabajadores y las trabajadoras de Telmex aún no cuentan con las medidas básicas de salud pública en sus centros de trabajo, a pesar de existir una “estrategia integral” de parte de la empresa y del Grupo Carso.

Así como ocurre para el conjunto de la clase trabajadora mexicana e internacional ante la expansión del coronavirus, donde los patrones y gobiernos se muestran reticentes a tomar medidas que afecten las ganancias de las empresas, en Telmex la administración ha demostrado desinterés para cuidar realmente la salud de sus empleados. Pues a casi un mes de la llegada del virus a nuestro país, el abasto de insumos necesarios como gel antibacterial, jabón y cubre bocas, así como la aplicación de medidas preventivas, son inexistentes en la mayoría de sus especialidades; dejándose su aplicación para las áreas más corporativas.

Por su parte la dirección del Sindicato de Telefonistas de la República Mexicana (STRM) tampoco ha presionado al patrón para que cubra las necesidades sanitarias de los trabajadores, o emitido comunicado alguno a su base sobre las medidas que debe tomar; demostrando la misma apatía que los directivos de Telmex hacía más de 30 mil telefonistas activos que se encuentran desarrollando sus labores bajo riesgo.

En su lugar empresa y dirección sindical se encuentran preocupados por cumplir con la “separación funcional” de Telmex —ante la supervisión del Instituto Federal de Telecomunicaciones (IFT)—, presionando a los trabajadores a acatar los “códigos de ética” de la nueva empresa mayorista (Red Nacional Última Milla) y a adecuarse a los procesos de trabajo que esta exige. Como de igual forma se encuentran planeando la mejor forma para lograr, en la revisión contractual de abril, que la base acepte cambiar su pensión jubilatoria por acciones bursátiles de la empresa.

Es un hecho que la demanda de las telecomunicaciones aumentará ante la crisis, como lo demuestran las compañías telefónicas en España que comienzan a recomendar reducir el consumo de internet para evitar un colapso de las redes, ante el incremento del uso del servicio provocado por el estado de cuarentena. [1] Pero a así como es fundamental mantener un funcionamiento óptimo de las telecomunicaciones en estos momentos, de igual forma es esencial proteger la salud de los hombre y mujeres que con su trabajo diario las hacen funcionar, lo cual implica tomar medidas que reduzcan su exposición al contagio.

Ante la indiferencia Telmex y del Comité Ejecutivo Nacional (CEN) del STRM, la base telefonista debe exigir el abastecimiento de gel antibacterial, jabón y cubrebocas suficientes, así como la sanitización de oficinas, comedores, baños y regaderas y la atención médica en los centros de trabajo para hacer chequeos constantes a los trabajadores.

Pero más allá de estas medidas elementales, los trabajadores y las trabajadoras de Telmex deben presionar a sus representantes para arrancarle al patrón una reducción de la jornada laboral (menos horas de trabajo al día y aumento de los días de descanso) con pago de salario y prestaciones completo. Ya que si bien el servicio no se puede interrumpir y las cargas de trabajo seguramente crecerán, mantener el mismo número de empleados trasladándose de sus casas al trabajo y viceversa aumenta su riesgo y la posibilidad de que la pandemia se expanda por el país.



[1“¿Colapsará Internet?”, Computerworld, 18 de marzo de 2020. Recuperado de: https://www.computerworld.es/tendencias/colapsara-internet





Comentarios

DEJAR COMENTARIO