Juventud

ESCUELAS NORMALES

Maestros, estudiantes y organizaciones muestran su apoyo ante la injusta expulsión de Aldo Santos

El pasado 24 de agosto el Dr. Gonzalo López Rueda, director de la ENSM, le negó al compañero Aldo Santos, estudiante de tercer semestre en la especialidad de Geografía, el derecho a la revisión de un examen extraordinario cuya realización estuvo amañada, comunicándole al mismo tiempo su baja definitiva de la escuela. Por esta razón, desde el MTS, organización en la que Aldo milita, hemos impulsado una ofensiva campaña por su reinstalación y en apoyo a la educación pública.

Maestra Tania Vonki

Agrupación Magisterial y Normalista Nuestra Clase

Lunes 14 de septiembre de 2015

El 1 de septiembre pasado las y los militantes del Movimiento de los Trabajadores Socialistas (MTS), publicamos una petición en Change.org con el fin de juntar firmas en solidaridad que demuestren que somos más los inconformes y dispuestos a protestar, que aquellos que buscan burocratizar las normales y acabar con su proyecto social de servicio educativo.

Desde el momento de la expulsión de nuestro compañero Aldo Santos de la Escuela Normal Superior de México (ENSM), las muestras de solidaridad con él han expresado no sólo la enorme calidez y el reconocimiento del gran valor que tiene Aldo como estudiante, compañero y luchador incansable; sino que también son muestra del enorme descontento de la comunidad normalista contra el autoritarismo, la ilegalidad y la antidemocracia que existe por parte de las autoridades de la institución, incluyendo a algunos profesores; como lo han expresado varios de los firmantes.

Como hemos venido denunciando, la baja de nuestro compañero no fue por criterios académicos, el único argumento que el licenciado Roberto Ramírez Fabiani, uno de los sínodos, dio como respuesta y justificación a su calificación reprobatoria, fue que el aprendizaje del compañero había sido “memorístico”, ignorando que la memoria es la base de todo proceso cognitivo; además de que Aldo nunca fue informado acerca de los criterios de evaluación y su examen no estuvo basado en la guía de estudios que le fue entregada, por cierto, solo dos días antes de su examen.

A pesar de ello, el compañero presentó el examen con destreza y por ello exigimos una nueva revisión, pero esta vez con un sínodo imparcial.

¡No podemos permitir que las expulsiones arbitrarias queden impunes! Los alumnos, maestros y trabajadores democráticos en su conjunto manteniéndose organizados pueden echar abajo el autoritarismo que durante años han azotado éstas -y otras- instituciones.

De manera particular y conociendo la lucha que el compañero de la ENSM ha dado desde su participación en la histórica huelga de la UNAM por el derecho a la educación pública, podemos afirmar que su calificación reprobatoria y consecuente baja definitiva de la institución es en realidad una muestra de la represión política que se vive a nivel nacional; en este caso la expulsión se da tras la anunciada reforma a las escuelas normales, dentro del marco de la reforma educativa de EPN, y que pretende destruir el modelo educativo de las escuelas normales remplazándolo con un modelo academicista desvinculado de la realidad social y que incluso degrada el valor del título de los egresados normalistas que hayan cursado con los planes de estudio anteriores.

La represión política que ejecutan las autoridades vulnera además el derecho a la libertad de expresión, que se encuentra inscrito en el artículo 6° constitucional, como resaltó el maestro Alejandro Miguel en una asamblea convocada por los estudiantes de la ENSM donde se tocó el punto de la reinstalación del compañero; el maestro, de la academia de español, es reconocido por la comunidad y respetado también por el cuerpo docente por fomentar en sus clases un ambiente verdaderamente democrático.

Entre los profesores de la ENSM que han demostrado solidaridad con el caso de Aldo, se encuentran: Alejandro Miguel Méndez, Arturo Huerta Reyes y Edith Gutiérrez Álvarez (academia de español), Arturo Magón P. (academia de formación cívica y ética), Jesús Heras y Fortino Vergara Santamarina (academia de historia). La campaña de firmas también ha sido abrazada por compañeros de la lucha de rechazados de aspirantes normalistas y de educación superior, como los participantes en el Movimiento de Aspirantes Excluidos de la Educación Superior (MAES); distintos colectivos y agrupaciones políticas, estudiantes, así como personas solidarias y compañeros de lucha han manifestado ampliamente su apoyo.

Te invitamos a que apoyes esta lucha. Puedes firmar aquí la campaña en solidaridad con el compañero Aldo Santos.

Como parte de la campaña que venimos levantando, convocamos a un mitin el próximo lunes 14 de septiembre a las 13:30; en apoyo a la reinstalación del compañero Aldo a la ENSM y en denuncia a la antidemocracia que se vive en las normales, así como por el derecho a la educación pública y en contra de la reforma educativa, así como del nuevo plan de estudios para las Escuelas Normales. El mitin será a las afueras de la DGENAM en calle Fresno No. 15, a una cuadra del metro San Cosme.

¡No a la expulsión de estudiantes por motivos políticos! ¡Alto a la represión contra los estudiantes y maestros combativos!, ¡Alto a las evaluaciones punitivas y a las bajas por consigna! ¡Derecho de revisión por un sínodo imparcial, independiente de las autoridades y de reconocida probidad! ¡No a la contra reforma de las escuelas normales que desprecia y degrada nuestra formación, así como amenaza el empleo y los derechos de cientos de maestros y trabajadores normalistas! ¡Abajo la reforma educativa!

¡SI TOCAN A UNO, NOS TOCAN A TODOS!






Temas relacionados

Aldo Santos   /   Normalistas   /   Reforma educativa   /   Represión   /   Juventud

Comentarios

DEJAR COMENTARIO