×
×
Red Internacional

La Coordinadora Estatal de Trabajadores de la Educación de Guerrero, estudiantes de la Normal de Ayotzinapa, padres y madres de familia y organizaciones sociales marcharon este 16 de febrero en Acapulco, contra el hostigamiento sistemático de los gobiernos federal, estatal y municipal.

Lautaro AdrianoTrabajador de la educación pública e integrante de la agrupación magisterial y normalista Nuestra Clase

Jueves 17 de febrero | 01:48

Otros motivos de la movilización fueron, la necesidad de expresar el rechazo de la base magisterial contra la ley de Unidad de Sistema de Carrera de Maestros y Maestras (Usicam) y por el pago horas a docentes de secundaria, pues más de 4 mil docentes han laborado este ciclo escolar sin aún estar incorporados en el Fondo de Aportaciones para la Nómina Educativa (FONE). Así lo declaró Walter Emmanuel Añorve Rodríguez, dirigente de la CETEG.

En el mismo sentido, la CETEG acusó a Marcial Rodríguez Saldaña, secretario de Educación, de no querer sentarse con los maestros en una mesa de diálogo para escuchar sus demandas, por lo que advirtieron que…

“de no encontrar respuesta positiva por parte de las autoridades, no vacilarán en bloquear la carretera Costera”.

Es claro que el gobierno busca que este movimiento se desgaste y abandone sus reclamos. Así lo demuestra el hecho de que, desde inicios de enero, frente a las demandas del magisterio guerrerense, la única respuesta del gobierno ha sido que “la administración de Evelin Salgado heredó un desorden de sus predecesores”.
También lo demuestra el hecho de que, el hostigamiento al sector magisterial en lucha es sistemático, y como ejemplo de ello fue el asesinato del maestro Mario Zamora en manos de fuerzas paramilitares, cuando estos atacaron un campamento de la Unión de Pueblos y Organizaciones del Estado de Guerrero el pasado 26 de enero.

Frente a esta situación, creemos que la CETEG debería fortalecer la lucha a partir de convocar asambleas por escuela o zona, donde prevalezca la democracia de los trabajadores de la educación en la toma de decisiones. Pensamos que sería un gran paso adelante en la resolución de sus demandas si la base trabajadora exige a su dirección esta medida elemental para fortalecer su lucha.

Al mismo tiempo, creemos que es preciso buscar la unidad del magisterio a nivel nacional, pues el Estado apuesta a la desunión a través de sus aliados, los dirigentes sindicales charros.

Y es que, para el gobierno federal y los gobiernos estatales, es clave que los docentes nos mantengamos divididos, pues nuestro gremio demuestra su gran fortaleza siendo uno de sus principales obstáculos en el intento de regresar a la normalidad (a pesar de las grandes cantidades de contagios) la cual quieren imponer para que las ganancias de los grandes empresarios no se reduzcan.

En la misma línea, es preciso buscar unidad con otros sectores de la clase obrera, como los mineros, los petroleros, los trabajadores universitarios y todos los trabajadores para oponerle a los ataques que sufre hoy la clase trabajadora, una fuerza realmente poderosa que pueda conquistar todas nuestras demandas.




Comentarios

DEJAR COMENTARIO


Destacados del día

Últimas noticias