×
×
Red Internacional

Más de cien mil mujeres tomaron las calles en Ciudad de México. Sus principales banderas: alto al feminicidio y aborto legal, seguro y gratuito.Destacada participación de Pan y Rosas, con un contingente de más de 1000 compañeras y compañeros.

Miércoles 9 de marzo | 00:51

A pesar del enorme operativo policial desplegado por el presidente López Obrador, de la jefa de gobierno de Ciudad de México, Sheinbaum y de su scretario de gobierno Martí Batres, vocero de su discurso criminalizador, el movimiento de mujeres irrumpió en las calles con su pléyade de consignas, de colores, de rabias que resplandecieron al sol.

Te puede interesar: AMLO: criminalización y miles de policías, para evitar que este 8M seamos miles en las calles

El hartazgo ante la violencia contra las mujeres, cuya máxima expresión son los feminicidios, pero que incluye múltiples formas ya intolerables, fue una de las reivindicaciones que protagonizaron la movilización de este 8 de marzo de 2022. También lo fue el derecho al aborto legal, seguro y gratuito, que se coreó en consignas y floreció con decenas de miles de pañoletas verdes.

Mujeres de todas las edades, pero sobre todo jóvenes, se movilizaron como una forma indoble de poner alto al miedo de un día no volver a casa. Y todas las generaciones entrelazaron sus voces en un grito de guerra contra el patriarcado.

Avenida Reforma y luego la avenida Juárez vieron las sonrisas triunfantes de todas y todos los que salieron a marchar, desafiando el vallado del gobierno de AMLO y sus discurso para demonizar la justo indignación de las mujeres en el país donde se dio a conocer el reaccionario fenómeno de los feminicidios.

Gran participación de Pan y Rosas

La agrupación de mujeres Pan y Rosas destacó con un vistoso contingente del participaron alrededor de mil jóvenes estudiantes, trabajadoras y trabajadores de distintos sectores, como del SutNotimex, que están en huelga, de programas de cultura, en lucha contra la precarización laboral y los despidos, estatales, maestras y maestros, entre otros.

Te puede interesar: Pan y Rosas: ante la campaña sucia contra el 8M ¡seamos miles en las calles!

“No somos una, no somos cien, pinche Gobierno, cuéntanos bien”. “Señor, señora, no sea indiferente, se matan a mujeres en la cara de la gente”, “Mujer escucha esta es tu lucha”, "Mujeres contra la guerra, mujeres contra el capital, mujeres contra el machismo y el terrorismo neoliberal" y "Ni una menos" fueron algunas de las consignas que se corearon.

En otras ciudades del país, como Oaxaca, Mérida y Quéretaro también hubo movilizaciones.

Fue la obertura de una nueva ola del movimiento de mujeres, que había retrocedido con la pandemia, luego de la multitudinaria movilización del 8 de marzo de 2020.

López Obrador reavivó la enemistad con el movimiento de mujeres y eso puede hacerle perder popularidad, de cara a la revocación de mandato del próximo 10 de abril y también de cara a las elecciones presidenciales de 2024.

Nada está dicho aún, pero el movimiento de mujeres, diverso y multicolor, tiene un enorme desafío por delante: avanzar en su organización y tener plena independencia del gobierno, de todos los partidos de la derecha y de los empresarios.




Comentarios

DEJAR COMENTARIO


Destacados del día

Últimas noticias