×
×
Red Internacional

El hostigamiento y la persecución contra las y los migrantes, orden directa de Washington para impedir que lleguen a suelo estadounidense, y aplicada por el gobierno de AMLO y los gobernadores, como Francisco García Cabeza de Vaca en Tamaulipas, llevan a estas masacres dantescas.

Lunes 8 de febrero | 21:15

Hasta el momento, la Fiscalía General de Justicia del Estado de Tamaulipas (FGJET) identificó 14 perfiles genéticos sobre el total de 19 de cuerpos calcinados hallados en el poblado de Santa Anita, municipio de Camargo.

De acuerdo con las autoridades, las líneas de investigación se enfocan en un crimen resultante del conflicto entre distintos grupos que buscan controlar las actividades ilegales en la región, como el tráfico de drogas y de migrantes.

Las y los migrantes asesinados en Santa Anita eran personas cuyo único crimen fue ser pobres y querer huir de la pobreza y la violencia de sus países de origen, azotados por las nefastas consecuencias de la aplicación de los planes neoliberales de la década de 1990 y también por desastres naturales devastadores, como los huracanes Iota y Eta que golpearon amplias regiones de Centroamérica en 2020.

Te puede interesar: Nueva masacre de migrantes: encontraron 19 cuerpos en Tamaulipas

Mientras el gobierno de AMLO, en voz de su secretaría de Gobernación, Olga Sánchez Cordero, rechaza la comparación con la masacre de San Fernando de 2010, cuando fueron asesinados 72 migrantes, lo cierto es que la represión y el hostigamiento desatados contra las y los migrantes por órdenes del expresidente estadounidense Donald Trump profundizaron las acciones represivas desplegadas por policías, militares y agentes del Instituto Nacional de Migración.

Prueba de esto es la orden de detención contra 12 policías estatales, y fueron acusados por su "probable participación en los delitos de homicidio calificado, abuso de autoridad, desempeño de funciones administrativas y falsedad en informes dados a una autoridad", según dio a conocer la fiscalía estatal.

Sin embargo, estas detenciones no frenarán los ataques contra las y los migrantes. No se trata de doce manzanas podridas. Los uniformados tienen como práctica recurrente atacar a quienes buscan llegar a Estados Unidos, y muchas veces lo hacen coludidos con el crimen organizado. Lo hacían con los gobiernos del PRI y del PAN y lo siguen haciendo con el gobierno del Morena.

Es indispensable que las organizaciones sociales, sindicales y de izquierda abracen la exigencia de justicia y un alto inmediato a las políticas antimigrantes que propician este tipo de masacres.

Hace falta que se extienda el repudio contra toda práctica de xenofobia y racismo contra nuestros hermanos migrantes, junto con la exigencia de plenos derechos sociales y políticos para todas y todos, y la garantía del libre tránsito para que miles de mujeres hombres y niños no terminen en fosas clandestinas.

Te puede interesar: ¡Solidaridad con la caravana migrante! ¡Alto a las políticas represivas impuestas por EE.UU.!




Comentarios

DEJAR COMENTARIO


Destacados del día

Últimas noticias