Política México

MAÑANERA DE AMLO

Medidas para prevenir violencia de género: la respuesta de AMLO al movimiento de mujeres

En su conferencia matutina, el presidente declaró que implementaría un programa para atender la violencia en el noviazgo e intrafamiliar como medida para frenar la ola de feminicidios luego de la masiva marcha del domingo y paro de ayer.

Martes 10 de marzo de 2020 | 14:30

El presidente señaló que el movimiento de mujeres buscaba la igualdad al protestar por mejores salarios, menor jornada laboral y el derecho al voto, el cual fue otorgado hasta 1955. "Es un movimiento importantísimo de reivindicaciones sociales. ¿Cómo vamos a estar en contra de eso?", subrayó.

A renglón seguido planteó que el conservadurismo "se puso la máscara feminista", esto debido a la amplia cobertura que se le dio a las marchas de ayer. Es cierto, la derecha sí se intentó colgar de la legítima rabia de las mujeres, pero esta maniobra no existiría si el descontento y hartazgo no fueran altísimos; el alto número de asistentes a la movilización del domingo y la alta adhesión al paro de ayer así lo demuestran.

En ese sentido el presidente planteó el avance de un programa de prevención de violencia en el noviazgo y las relaciones, así como tener psicólogos en los hospitales para tratar la violencia intrafamiliar y dar cursos de sexualidad a adolescentes. Son las medidas que el gobierno tomó para atender las causas de la violencia.

Pero lo que esto refleja es la vieja postura que dicta que "los valores se enseñan en casa" y que si hay una ola de feminicidios, es porque en el ámbito familiar y doméstico no se hace conciencia sobre este fenómeno. Desde luego que esto se hace de la mano de no reducir las políticas de militarización y despliegue de la Guardia Nacional ni tampoco eliminar el uso de la fuerza pública, como lo muestran los videos tomados el domingo donde se ve a la policía gasear manifestantes o enviar provocadores con bombas Mólotov que causaron quemaduras a periodistas y manifestantes.

Tampoco se plantea eliminar el outsourcing y la precarización laboral, que es otro de los aspectos que aquejan a las mujeres trabajadoras y permite que las empresas privadas abusen de esa laguna para, por ejemplo, sexualizar las mercancías por medio del uso de edecanes. Las medidas del presidente apenas raspan las profundas causas de la violencia hacia las mujeres.

Si el movimiento de mujeres se organiza y las miles de asistentes a la marcha lo hacen por medio de una estrategia independiente de la derecha, el gobierno y los empresarios, en alianza con otros sectores como los trabajadores y los pueblos originarios, será posible no sólo arrancar las demandas más sentidas de los últimos años, sino plantear un tipo de organización social libre de violencia de género y que ponga al centro las necesidades sociales y no los intereses de los empresarios y los políticos a su servicio.






Temas relacionados

Conferencia Mañanera   /   Política México   /   Violencia de género   /   Géneros y Sexualidades

Comentarios

DEJAR COMENTARIO