Política México

GOBIERNO AMLO

Megaproyectos de la 4T: continuación del despojo a comunidades originarias

Activistas, especialistas y pueblos originarios advierten que los tres megaproyectos más importantes del sexenio: el Tren Maya, el Corredor Transístmico y el Proyecto Integral Morelos, fortalecen la violación a los derechos de los pueblos indígenas con la ocupación de sus territorios.

Jueves 17 de octubre | 20:29

Imágenes por Desínformemonos.org

La tarde del martes se dio a conocer una investigación periodística realizada por la organización Desinformémonos, donde incluye a activistas, especialistas y pueblos originarios que se ven amenazados con los proyectos de infraestructura del gobierno de López Obrador.

Señalan que los tres megaproyectos principales: el Tren Maya, el Corredor Transístmico y el Proyecto Integral Morelos (PIM), “fortalecen la violación a los derechos de los pueblos indígenas”, como la ocupación de sus territorios, y la devastación ambiental. Temas a los que no se les ha dado voz.

Una de las integrantes de la Asamblea de los Pueblos Indígenas del Istmo de Tehuantepec en Defensa de la Tierra y el Territorio (APIITDTT) calificó a estas obras de infraestructura, como una continuidad del modelo neoliberal que supuestamente había terminado con la llegada de la Cuarta Transformación.

"Tanto el Corredor Transístmico así como el Tren Maya y el PIM son tres proyectos que no podemos verlos aislados donde se busca construir una plataforma logística de producción e inversión que arrasará con los usos y costumbres de los pueblos indígenas" indicó

En la cintura de México

En el video En la cintura de México, se muestra un fotorreportaje e investigaciones sobre el proyecto Transístmico, con los textos: Territorio Adolorido, Las culturas bajo acecho, La resistencia muestran la resistencia de los pueblos de Oaxaca, además de la campaña el Istmo es nuestro.

Supuestamente el presidente Andrés Manuel López Obrador habría hecho una consulta el pasado abril, la cual resultó favorable para implementar este proyecto, sin embargo, al menos 12 pueblos de Oaxaca y Veracruz —Afromexicano, Ayuuk, Binnizá, Chinanteco, Chontal, Ikoots, Mazateco, Mixteco, Náhuatl, Popoluca, Totonaco y Zoque— se pronunciaron en contra del proyecto.

Este proyecto que busca conectar las costas mexicanas, pretenden imponer un "progreso a costa de la devastación", indicó una de las ponentes de la presentación:

“En Veracruz habrá fracking en Coatzacoalcos y un nuevo gasoducto que complemente el de Salina Cruz-Coatzacoalcos, ya hay dos mineras en la zona de los Chimalapas y Juchitán, además de los más de 10 parques industriales, puertos, carreteras y una línea de transmisión que ya existen en la región y que fueron construidos sin consulta y a pesar de la autonomía de los pueblos originarios" denunció.

Sobre los 260 kilómetros del Istmo de Tehuantepec, se asientan doce pueblos originarios distribuidos en más de 500 comunidades. Todas han resistido a los proyectos que se les presentan de la mano del llamado progreso y en este caso no es la excepción, pues anuncian que seguirán oponiéndose al despojo de sus territorios.

Tren Maya: su riel, nuestra tierra

En el caso del Tren Maya, Heber Uc, integrante del colectivo de semillas Much’ Kanan I’naj explicó que se trata de una obra que va más allá de la infraestructura y la inversión, que tendrá graves consecuencias en la región de la Península de Yucatán.

"El Tren del despojo no es un medio de transporte sino un proyecto de inversión y de infraestructura de mil 500 kilómetros de recorrido a lo largo de 15 estaciones, cada una con subcentros de desarrollo turístico con capacidad para 50 mil personas” dijo.

Este material sobre el Tren Maya, Su riel, nuestra tierra, incluye el video El tren que no tiene permiso, el fotorreportaje y la recopilación de testimonios por entidades de Quintana Roo, Yucatán, Campeche, Tabasco y Chiapas, así como el estudio “Impactos sociales y territoriales del Tren Maya. Miradas multidisciplinarias”, auspiciado por la Dirección de Etnología y Antropología Social del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH).

El megaproyecto del Tren Maya prevé la construcción de una línea férrea de 1500 km a través de los estados de Chiapas, Tabasco, Campeche, Yucatán y Quintana Roo, y la operación de un tren alimentado a biodiesel para transporte de carga y pasajeros.

Pero no es solo el tren quien traerá afectaciones a la región, si no todo un plan de desarrollo turístico e inmobiliario que pretende instalarse en regiones de importante riqueza biológica y en zonas que ya tienen problemas de infraestructura y desabasto de agua, como Bacalar y Campeche.

El PIM, Un megaproyecto en tierras de Zapata

Tras el asesinato del periodista y ambientalista Samir Flores Soberanes, a solo días de una supuesta consulta por parte del Gobierno Federal, se dio a conocer la situación de despojo de las comunidades alrededor del Proyecto Integral Morelos, que han rechazado durante años este megaproyecto.

Durante la presentación, un integrante del Frente de Pueblos en Defensa de la Tierra y el Agua (FPDTA), confirmó que las agresiones hacia las comunidades continúan por parte de personas con intereses en el PIM en Morelos, Puebla y Tlaxcala.

“Una parte de lo que está pasando en mi comunidad, en Morelos, son las agresiones totalmente del mismo Presidente de la República”, López Obrador no sólo amañó la consulta pública. Los activistas estamos viviendo lo que pasó con el compañero Samir" lamentó.

Para este material periodístico se se consultaron a más de 60 comunidades nahuas de Morelos, Puebla y Tlaxcala, que dieron su testimonio y opiniones sobre los proyectos para la termoeléctrica de Huexca, un acueducto y un gasoducto.

Gloria Muñoz Ramírez, coordinadora del proyecto periodístico, señaló que los pueblos indígenas quieren seguir existiendo con sus asambleas como espacios máximos de toma de decisiones, en las que participan mujeres, hombres y jóvenes que discuten temas que los afectan.

Según Ramírez, en sus primeros nueves meses en la presidencia de México, el presidente Andrés Manuel López Obrador ofreció alrededor de 180 conferencias de prensa matutinas, más los discursos en actos públicos y tres informes de gobierno, y en estos espacios no se ha escuchado directamente a ninguna comunidad que se vea amenazada por sus proyectos, pese a su discurso de "democracia participativa".

Es por esto la intención de dar a conocer esas voces e ir a recoger imágenes no contempladas que desde la presidencia se ha elegido ignorar, las de las comunidades originarias que resisten a los proyectos que continúan con el saqueo y despojo neoliberales.

Consulta el trabajo completo acá.






Temas relacionados

Tren maya   /   Istmo de Tehuantepec   /   Política México   /   AMLO   /   Proyecto Integral Morelos   /   Megaproyectos   /   Ecología y medioambiente

Comentarios

DEJAR COMENTARIO