Política México

RELACIONES EXTERIORES

Miguel Básañez: continuidad de la subordinación al gigante del norte

El pasado miércoles 3 de septiembre fue ratificado Miguel Basáñez Ebergenyi como nuevo embajador de México en Estados Unidos, tras el beneplácito del gobierno de Barack Obama; cargo que fue propuesto por el presidente Enrique Peña Nieto, luego de 6 meses en que el puesto estuvo desocupado.

Maestra Tania Vonki

Agrupación Magisterial y Normalista Nuestra Clase

Viernes 4 de septiembre de 2015

La propuesta del ejecutivo, fue criticada por funcionarios y legisladores porque Basáñez nunca ha desempeñado un cargo diplomático.

Sin embargo la principal crítica la debe a su tibia respuesta ante los comentarios xenófobos y racistas que ha lanzado contra los mexicanos el precandidato republicano a la presidencia estadounidense, Donal Trump, que anteriormente hemos debatido. Basáñez calló sobre el tema, arguyendo que Trump no tiene la importancia como para merecer una respuesta por parte suya. Pero no hay que olvidar, que las posturas del precandidato han generado simpatía en grupos de ultraderecha en EE.UU. y en otros sectores de la sociedad que han recibido asumido su perspectiva con respecto a los migrantes mexicanos e indocumentados en general, ignorando que son ellos quienes aseguran gran parte de la producción económica de EE.UU. en condiciones sumamente precarias y esclavizadoras de trabajo.

La votación

Entre inconformes y resignados, sólo 3 senadores votaron en contra de su designación como embajador Extraordinario y Plenipotenciario de México en los Estados Unidos de América, la cual fue acreditada por los 98 votos restantes, a 6 meses de la renuncia a ese cargo del hoy ministro de la Suprema Corte de Justicia de la Nación, Eduardo Medina Mora.

El secretario de Relaciones Exteriores, José Antonio Meade, mencionó que en 2014 el comercio bilateral entre México y Estados Unidos sumó 534 mil millones de dólares: “Estados Unidos se ha consolidado como el primer socio comercial de México, mientras que México es el tercer socio comercial de Estados Unidos. Por otra parte, hay 11.4 millones de personas nacidas en México que viven en Estados Unidos, mientras que alrededor de 1 millón de ciudadanos estadunidenses viven en nuestro país”.

Mientras que la presidenta de la Comisión de Relaciones Exteriores, Gabriela Cuevas, del Partido Acción Nacional, mencionó que “54 millones de hispanos en Estados Unidos cuentan con un poder adquisitivo de 1,5 trillones de dólares, y el intercambio comercial entre México y Estados Unidos es de un millón de dólares por minuto".

Lo cierto, es que la contribución de los mexicanos a la economía estadounidense es bastante en relación con los impuestos que dejan al país, además de que los trabajadores de origen mexicano, como aquí señalamos, perciben sueldos más bajos en relación con otros extranjeros que realizan el mismo trabajo en Estados Unidos.

¿Quién es Miguel Basáñez Ebergenyi?

Es profesor adjunto y director en funciones del Cultural Change Institute de la Fletcher School, en la Universidad de Tufts (Massachusetts), y director de los proyectos especiales de investigación y docencia de la misma institución.

Fue presidente de “Global Quality Research Corp” y de WAPOR (Asociación Mundial de Encuestadores), así como Profesor Visitante Fulbright en la Universidad de Michigan.

También se desempeñó como encuestador de la Presidencia de la República, como procurador General del Estado de México y en el periodo 1986-1988, como secretario particular del secretario de Energía, pariente del presidente Peña Nieto y miembro del grupo político de Atlacomulco, Alfredo del Mazo.

El silencio de Miguel Basáñez frente a las declaraciones de Trump, así como su discurso de cooperación con el gobierno estadounidense por la “construcción de una economía integrada dinámica y competitiva; el desarrollo de una frontera segura y eficiente”, y la “responsabilidad compartida” en el tema de la seguridad, muestra que no está dispuesto a confrontar la política racista que mantiene el gobierno estadounidense con México; que se mantendrán los muros y los militares, asegurando la precarización de la mano de obra mexicana bajo el discurso y la política de tachar de ilegales a los migrantes en el territorio.

Esto, a pesar de que, la mano de obra barata, asegurada por la calidad de “ilegales” de los migrantes en EE.UU., hace que el costo de producción se abarate y así, las empresas ubicadas en este país pueden ofrecer productos a precios más baratos que el resto de las empresas del mundo y obtener mayores ganancias para los empresarios.

La designación directa de Peña Nieto asegura la continuidad de la política de subordinación al país imperialista, para garantizar el aumento de la explotación humana y el despojo a los recursos naturales, nada nuevo hay que esperar con este cambio en los funcionarios del régimen.

Con información de El País, La Jornada y CNN México.






Temas relacionados

Política México   /   Miguel Basáñez Ebergenyi   /   Imperialismo   /   Militarización   /   Migración   /   Enrique Peña Nieto   /   Estados Unidos   /   Internacional

Comentarios

DEJAR COMENTARIO