Política México

CUARTA TRANSFORMACIÓN

Nueva fase del romance de AMLO con los empresarios

Este jueves, Andrés Manuel López Obrador se reunió con las cámaras empresariales a quienes les agradeció su apoyo frente a Trump, abriendo así un nuevo periodo de romance con este sector, que durara mientras pueda defender de de forma efectiva sus inversiones.

Viernes 14 de junio | 18:58

Con las amenazas de Trump sobre la imposición de nuevos aranceles a los productos mexicanos, el presidente de México, Andrés Manuel López Obrador (AMLO) inició un nuevo periodo de romance con los empresarios nacionales, ya que estos se vieron directamente afectados por la posible aplicación forzada de nuevos de los gravámenes. El encuentro entre AMLO y la burguesía mexicana ocurrió este jueves donde el presidente les agradeció su apoyo durante la crisis.

Recordemos que el sábado anterior (8 de junio), López Obrador encabezó el “Acto de la defensa de la dignidad nacional y amistad con EE.UU.”, realizado en Tijuana, Baja California. Al mismo acudieron políticos de Morena y de diversos partidos patronales. Además de los empresarios, quienes expresaron ahí mismo su apoyo al gobierno federal por las amenazas del ejecutivo de Estados Unidos.

Regresando al encuentro del jueves, AMLO ha reiterado nuevamente que garantizará la protección de sus inversiones. Con ello la burguesía prometió que invertirá 32 mil millones de dólares en el país, recursos que el gobierno en turno necesita para sostener su proyecto nacional ante la perspectiva de bajo crecimiento, del 1%. Sin embargo, el presidente insiste en la perspectiva de crecimiento de 4%, a pesar de que los indicadores de la economía global no lo permiten.

El Consejo Mexicano de Negocios y otras cámaras empresariales han quedado complacidos con la actitud del presidente frente a su capital.

Pero no todo es miel sobre hojuelas, ya que la clase dominante aún no se encuentra conforme con las decisiones de la cancelación del Nuevo Aeropuerto (el NAIM) en Texcoco ni de la refinería de Dos bocas Veracruz.

Por ejemplo, Carlos Salazar Lomelín, presidente del Consejo Coordinador Empresarial, hizo expresas sus críticas sobre estos hechos, exigiendo que se cumpla el acuerdo de que si los capitalistas aumentan del 17.5 al 20% las inversiones el gobierno también lo haga (que pase del 2.8% al 5%).

Gobierno para ricos y pobres

La administración del Morena ha declarado en reiteradas ocasiones que gobierna para ricos y pobre. ¿De qué forma?, es el cuestionamiento principal, ya que como se ha mostrado en los últimos días, es que a los empresarios se les ha garantizado la seguridad de sus inversiones. ¿Cómo es que López Obrador gobierna para los “pobres”?

Además de algunos programas sociales de carácter asistencial que no resuelven el problema de fondo, la pobreza de amplios sectores, la política del Morena es una continuación de los ataques a los derechos laborales y sociales de la mayoría de los trabajadores.

La austeridad republicana ha significado el recorte del presupuesto de la educación superior, salud y el despido de miles de trabajadores administrativos. Todo indica que se cambió el viejo término neoliberal de “adelgazamiento del Estado” por uno nuevo, la austeridad republicana, ya que en ella tanto la casta política como los empresarios siguen conservando su gran masa de privilegios.

Por otro lado, este gobierno aprobó a complacencia de esos mismos empresarios una reedición de las reformas estructurales, la nueva reforma laboral que pone aún más trabas al derecho a huelga, medida tomada después de que en este año se desarrolló el movimiento 20/32 en Matamoros Tamaulipas. Otro ejemplo es la reforma educativa que preserva el régimen de excepción laboral para los maestros de educación básica y casi todo lo demás excepto la punitividad.

Después de todo ¿qué entiende la burguesía local y los políticos del régimen mexicano por “dignidad nacional”? La defensa de sus intereses como clase, es decir el conflicto con Trump no es para que las trasnacionales detengan el saqueo del país, es para posicionarse mejor ante ese saqueo y alcanzar más ganancias.

El romance que AMLO tiene hoy con los empresarios se da sobre la base de impedir que ellos se vean afectados por cualquier tipo de arancel, mientras que las viejas medidas patronales se siguen descargando sobre el pueblo trabajador.

Además no es que las empresas de México y EE.UU. realmente sean enemigos, porque durante años con lo que fue el TLCAN, se beneficiaron de forma cuantiosa, a la par que descargaban su crisis sobre las espaldas del pueblo trabajador a la par que expoliaban los recursos naturales del territorio.

Es decir, mientras que consideren al presidente como efectivo para defender sus inversiones lo van a apoyar, pero en el momento en que la recesión apriete se van a poner críticos y hasta agresivos, como lo hicieron cuando fue la cancelación del NAIM.

El gobierno de Morena no representa en realidad los intereses de las mayorías, más bien utiliza algunas medidas “progresistas” para jugar con las ilusiones de amplios sectores, a la par que aplica medidas reaccionarias como lanzar a la Guardia Nacional (GN) contra los migrantes centroamericanos o aplica recortes.

Por ello, se requiere algo más que pregonar “la amistad con EE.UU.”, ya que un gobierno auténticamente de izquierda tendría que plantearse la expropiación de las empresas imperialistas ante la imposición injusta de aranceles, dejar de pagar la fraudulenta deuda externa, eliminar la GN para que los militares regresen a los cuarteles, permitir el libre paso a los migrantes de cualquier país, así como velar por la defensa de sus derechos humanos.

Y por supuesto, expropiar a los capitalistas nacionales y utilizar la riqueza para la utilidad pública, como es el aumento al presupuesto educativo en todos los niveles, la salud, vivienda entre otras necesidades apremiantes para las mayorías.






Temas relacionados

Cuarta Transformación de AMLO   /   Política México   /   Empresarios   /   Internacional

Comentarios

DEJAR COMENTARIO