Política México

VIOLENCIA ESTRUCTURAL

Nueva fosa clandestina en Nayarit, las desapariciones no tienen cuarentena

Este sábado 30 el colectivo Cofaunnay encontró en el municipio de Xalisco, Nayarit una fosa clandestina con nueve cuerpos, el día de hoy los labores de exhumación fueron finalizados.

Lunes 1ro de junio | 21:39

El Colectivo de Familias Unidas por Nayarit, está conformado por personas cuyos familiares han sido víctimas de desaparición. Entre sus lugares de búsqueda se incluyen fosas clandestinas.

Para finales del año pasado la Fiscalía General del Estado de Nayarit reportaba alrededor de 700 desapariciones mientras que el colectivo contaba 1,200 desde el 2017. Esto se debe según miembros del Cofannuy a que muchas familias no denuncian ante la fiscalía por miedo, además de que de en promedio de cada 10 denuncias sólo 7 proceden.

En enero de esta año La Comisión Nacional de Búsqueda de Personas de la Secretaría de Gobernación contabilizaba 61 mil 637 desapariciones de las cuales 5,184 se han dado en lo que va del sexenio de López Obrador así como 873 fosas clandestinas. Como en el caso de Nayarit, podemos imaginar que la cifra es hasta tres veces mayor.

Para el 2019 el gobierno hizo un recorte del 14.37% - 68 mil pesos mdp- a la búsqueda de desaparecidos, de lo cual la Secretaría de Hacienda informó que entre los meses de enero y abril se gastó tan sólo un 25% de dicho presupuesto, después de este periodo se avanzó en un recorte fue del 86%. Para este año Tamaulipas y Veracruz -estados con una situación crítica en cuanto a violencia y desapariciones- sufrieron una disminución del 30% del presupuesto destinado a este rubro.

La desaparición particular y forzada -es decir por parte de agentes del Estado- han sido un peso con el que México ha cargado desde los 70 con la guerra sucia iniciada por el PRI y que no ha tenido descanso pues la política de los gobiernos, sin importar su partido, ha apuntado a fortalecer las políticas de militarización que necesariamente implican la permanencia del actuar de las redes de trata y el tráfico de personas por la colusión de estas asociaciones con militares, policías y funcionarios del gobierno.

Nos referimos en particular a la declaración de la supuesta Guerra contra el Narcotráfico de Felipe Calderón y a la Guardia Nacional de la 4T que ahora, junto a la Sedena y la Marina, tiene funciones de seguridad pública y de tutelar los hospitales del país, y la frontera sur.

La distintas medidas para militarizar el país, mismas que han respondido históricamente a los mandatos de EEUU, han estado acompañadas de las políticas de precarización y encarecimiento de la vida, y juntas han coadyuvado a la creciente descomposición de la sociedad, convirtiendo al 2019 en el año más violento registrado en la historia del país.

Es profundamente indignante que mientras se invierte millones en las fuerzas represivas se continúe recortando el presupuesto para la búsqueda de desaparecidos y desaparecidas en un país como México. Aún más indignante es que a causa de esto los familiares tengan que buscar por cuenta propia a sus desaparecidos.

El presupuesto a este rubro debe ser incrementado inmediatamente quitando el dinero que se destina a la militarización del país, a su vez debe ser administrado por las organizaciones de familiares y activistas, para que con independencia del gobierno generen protocolos para la búsqueda de personas con los recursos del propio Estado.






Temas relacionados

Política México   /   Nayarit   /   Desaparición   /   Desaparición forzada

Comentarios

DEJAR COMENTARIO