×
×
Red Internacional

Una de las prioridades inmediatas del nuevo titular de la Secretaría de Educación estatal es asegurar que el regreso a clases presenciales de alumnos y maestros sea bajo el plan establecido.

Miércoles 29 de diciembre de 2021 | 21:45

El recién nombrado secretario de educación de Coahuila, Francisco Saracho Navarro, inició sus funciones el pasado 15 de diciembre con un recorrido por cada una de las áreas de la Subsecretaría de Educación Básica.

Esto a un mes del fallecimiento de Higinio González Calderón, a causa de complicaciones por secuelas de covid-19 en la madrugada del pasado 4 de noviembre, quien entonces era el titular de la Secretaría de Educación, había sido director ejecutivo del programa Trabajemos Juntos en el Estado y secretario de Programación y Desarrollo Económico.

Entre sus labores como secretario de educación, Higinio González implementó el checado de ingreso electrónico de alumnos de secundaria que, antes de la pandemia, llegó a instalarse en algunas escuelas del sistema educativo estatal. Éste continuó en operaciones bajo el modelo híbrido que implementó el gobierno del estado en escuelas piloto en varias comunidades rurales, previo al regreso a clases de forma semi-presencial en el pasado ciclo escolar.

Durante el ciclo escolar 2020-2021, más de 997 mil 358 alumnos asistieron de forma virtual y paulatinamente de manera semi-presencial, con el trabajo de 52 mil 625 docentes en 6 mil 393 planteles de nivel básico, medio superior y superior. Más de 35 mil personas adultas tuvieron acceso a educación básica y más de 39 mil cursaron alguna de las opciones de formación para el trabajo.

Todo esto sin contar con las medidas adecuadas en infraestructura e higiene en miles de escuelas. Hablamos de más de 3 mil 246 escuelas y 466 mil 551 alumnos, es decir que el 73 % de escuelas públicas y particulares del nivel básico volvieron a las aulas y el 98 % del nivel medio superior y superior. Es decir, más de 700 mil estudiantes de la entidad regresaron a clases presenciales en el pasado ciclo escolar, a pesar de que las escuelas de Coahuila se están convirtiendo en focos de infección del virus SARS-Cov-2.

No detendrán su marcha en el regreso a clases

El actual gobierno afirma que está desarrollando mecanismos para atender necesidades, con el supuesto fin de contribuir a la disminución del gasto del hogar. Sin embargo, la clase trabajadora se encuentra cada vez más endeudada, con sueldos cada vez más bajos especialmente debido a las afectaciones económicas y laborales causadas por la pandemia.

Ante esta situación, Saracho Navarro ha sido claro en su discurso de continuar y mantener el avance en materia de reactivación escolar, sin que los gobiernos tanto federal como estatal hayan implementado aún el refuerzo de la vacuna (CanSino, o un nuevo esquema de vacunación) para los docentes. De seguir por esta ruta, las muertes a causa del SARS-Cov-2 continuarán. Como si esto no fuera suficiente, la temperatura en la región está descendiendo y los riesgos se multiplican.

Te puede interesar: Se disparan los casos de covid-19 en las escuelas de Coahuila

Aumentan los contagios por todo el estado

El nuevo secretario de educación tendrá que lidiar con serios conflictos, ya que existen varias denuncias de que las autoridades educativas no reportaron a las dependencias correspondientes todos los casos de covid-19 existentes entre estudiantes y docentes, además de que no siguen los protocolos establecidos cuando hay uno o más infectados.

El pacto se mantiene entre el gobierno, el nuevo secretario de educación y los dirigentes sindicales cómplices de esta situación. Sus preocupaciones están enfocadas en continuar con sus incondicionales al frente de las secciones del SNTE en el estado y seguir con el regreso a las aulas, como parte de la reactivación económica para mantener las ganancias de los grandes empresarios. No están dispuestos a defender nuestros derechos ni nuestra salud.

El aumento crítico en los casos de Covid por todo el estado, en especial dentro de las escuelas, reafirma el fracaso de la “nueva normalidad” impuesta en Coahuila. También refleja cómo el gobernador Riquelme ha usado la crisis pandémica para fines políticos y no bajo criterios de salud pública.

Si algo podemos concluir es que el nombramiento del nuevo titular de la Secretaria de Educación no representa un cambio para los trabajadores de la educación, ni para los estudiantes y las miles de familias afectadas o que sufren el riesgo de contagio.

Tanto el gobierno federal, como el estatal, no quieren dar marcha atrás en la vuelta a las escuelas, a pesar de que la vida del colectivo escolar está en riesgo. Es por ello que hacemos un llamado a la CNTE y a las demás organizaciones democráticas del magisterio a unir fuerzas para luchar por condiciones escolares realmente seguras, por el refuerzo de la vacuna para los docentes y por un esquema de vacunación para toda la población, incluyendo a los alumnos.

Te puede interesar: Se triplican los casos de covid-19




Comentarios

DEJAR COMENTARIO


Destacados del día

Últimas noticias