×
×
Red Internacional

INTERNACIONAL / GUATEMALA.Otto Pérez renunció al cargo: ¿avanza la primavera guatemalteca?

En una crisis política de magnitudes históricas el régimen político de Guatemala se tambalea. La crisis de legitimidad y de representación política obligó a Otto Pérez a renunciar al cargo presidencial. ¿Qué está pasando en Guatemala?

Sergio Abraham Méndez MoissenMéxico @SergioMoissens

Viernes 4 de septiembre de 2015 | 04:45

Como hemos señalado en otras notas de Izquierda Diario México el pasado paro nacional del 27 de agosto, llamado en redes sociales el #27A, concluyó con una multitud de más de 100 mil personas ocupando la Plaza Central de Guatemala. La movilización exigía la renuncia de Otto Pérez Molina luego de ser descubierta una red de corrupción llamada La línea en el que estaba implicado el gobierno central.

Esta crisis causó la detención de la ex vicepresidenta Baldetti pero el movimiento exigió la renuncia de Otto Pérez. Este martes 2 de septiembre el congreso quitó la inmunidad del ejecutivo por lo que Otto Pérez podría ser juzgado por corrupción. El miércoles 3 de septiembre, el presidente renunció por la presión popular. Hoy en Guatemala vemos que la movilización deja grandes resultados y posibilidades. Sin embargo, surge la duda después del paro nacional del #27A y la renuncia del presidente ¿qué sigue?

¿Qué sigue?

Otto Pérez es, como señala Zaira Lainez, un militar formado en la Escuela de las Américas. Es señalado como uno de los kaibiles que en los años noventa, al mando del mayor Tito Arias, participó de uno de los genocidios más infames en la zona Nebaj. Este gobernante además merece ser juzgado por genocidio. Es decisivo pensar qué es lo que sigue luego de la caída de Otto Pérez.

El movimiento que se ha manifestado en Guatemala tiene la característica de expresar un fuerte malestar nacional contra el régimen político y su composición es heterogénea, confusa y policlasista.

Mientras los indígenas se manifestaban en rechazo y repudio a la corrupción han salido más consignas y demandas sentidas por la población.

En medio de esta fuerte crisis los empresarios agrupados en el Comité Coordinador de Asociaciones Agrícolas Comerciales, Industriales y Financieras (CACIF) ha manifestado su apoyo a las protestas. Incluso cadenas de fast food imperialistas como Burger King expresaron su apoyo a la caída de Otto.

Sin embargo, quieren llevar al movimiento a resolverse en las urnas: la Organización de los Estados Américanos (OEA), los empresarios de la CACIF y los partidos tradicionales ante la emergencia de las masas en los últimos días llaman a dirimir la crisis en las próximas elecciones del 6 de septiembre.

En Guatemala habrá elecciones este 6 pero los miles de trabajadores, jóvenes, indígenas y campesinos no tienen un candidato propio. En este país se disputaran diversas fracciones patronales quién es el que reemplazará al gobierno de Otto para administrar de forma más eficaz los intereses capitalistas. En las elecciones del 6 se presentarán: el Partido Patriota (PP) y Libertad Democrática Renovada (LIDER).

Ambos partidos defienden los intereses de los empresarios y de los terratenientes del país. LIDER, por ejemplo, tiene varios diputados y legisladores presos por.... corrupción. El Frente Nacional de Convergencia pondrá en sus listas a Jimmy Morales: este partido es aún peor que el PP pues está formado por antiguos militares especialistas en contrainsurgencia durante la época de Ríos Montt. Este humorista televisivo es empresario y pretende olvidar las relaciones de la dictadura anterior con humor...

Baldizón, uno de los personajes más “fuertes” en el próximo proceso electoral por LIDER es un empresario hotelero con propiedades en Honduras y Guatemala.

Los trabajadores no tienen por quién votar

Los trabajadores, jóvenes y mujeres que se manifestaron por miles en los últimos días no tienen por quién votar.

Los miles que se expresaron en el paro del #27A no pueden quedar como espectadores de unas elecciones en las que no tienen a ningún representante. Por eso es necesario que sobre las ruinas del régimen político, con base en la movilización y la salida de la clase obrera con su métodos de lucha, como la huelga y el paro nacional, se convoque a una Asamblea Constituyente que por medio del voto universal elija representantes que discutan y defiendan los problemas más apremiantes de todos los explotados y oprimidos de Guatemala -llamando a discutir, además del juicio por genocidio a Otto Pérez, la violencia contra las mujeres, la educación, la salud, el campo, los derechos laborales y la opresión imperialista-.

El pueblo guatemalteco debe de tener como perspectiva que solo la movilización revolucionaria de trabajadores, campesinos, mujeres y jóvenes, desarrollando la autoorganización podrán garantizar imponer un gobierno propio, es decir, obrero y campesino que lleve hasta el final todas sus reivindicaciones.




Comentarios

DEJAR COMENTARIO


Destacados del día

Últimas noticias