Géneros y Sexualidades

FEMINISMO SOCIALISTA

Pan y Rosas ¿quiénes somos y por qué luchamos?

Somos una agrupación de mujeres y LGBT+ anticapitaista, socialista y revolucionaria.

Yara Villaseñor

Socióloga - Militante del MTS @konvulsa

Miércoles 4 de marzo | 15:21

Este 8 de marzo llega en medio de una situación convulsiva en América Latina y Europa, precedida por procesos de lucha de clases -algunos aun están abiertos- como las revueltas contra Piñera y el proyecto neoliberal en Chile, la resistencia al golpe de la derecha en Bolivia, o la huelga de transportistas y ferroviarios en Francia.

El autoritarismo de los gobiernos capitalistas avanza junto a sus ajustes, encaminados a atacar las conquistas del pasado; frente a esto, sectores de masas obreras y populares que no están dispuestas a seguir soportando las consecuencias de la crisis del capitalismo han salido a movilizarse. A la par, el movimiento de mujeres sale a las calles a defender de nueva cuenta sus derechos.

Sin embargo, hay opiniones dentro del movimiento feminista, así como en el movimiento obrero y popular, que consideran que la lucha por los derechos de las mujeres y LGBT+ es independiente y distinta a la lucha contra la explotación y la miseria, reproduciendo una separación artificial creada por la clase dominante para dividirnos, y subordinando una a otra.

Pareciera que pelear contra quienes nos impiden decidir sobre nuestros cuerpos y son responsables de las condiciones de violencia contra nosotras no tuvieran nada que ver con los grandes empresarios detrás de la explotación capitalista.

Para quienes nos organizamos en Pan y Rosas esta división no es casual y nos organizamos para unir lo que ellos han dividido con una descomunal fragmentación de la clase obrera en sexos, géneros, nativos, extranjeros, basificados, precarizados…

Pan y Rosas es una agrupación internacional de mujeres y LGBT+ trabajadoras ocupadas y desocupadas, estudiantes y jóvenes que recupera su nombre como homenaje a las obreras textiles de principios del siglo XX, que en 1912 lucharon por sus derechos en una huelga histórica en Massachussets, EE.UU.

Para nosotres, hombres y mujeres de la clase trabajadora somos quienes producimos toda la riqueza de este mundo, la misma que nos es expropiada por los capitalistas que, para garantizar sus ganancias, se benefician de la opresión patriarcal y el racismo así como de otros prejuicios étnicos o religiosos, reproduciéndolos a gran escala desde el Estado y sus instituciones para evitar que nos organicemos unitariamente contra sus privilegios de clase. Sin nosotres no habría producción industrial ni de servicios.

Consideramos que es la pertenencia de clase la que dota de significado a la opresión, por lo que sabemos que entre mujeres el género nos une pero la clase nos divide, y es ésta la que determina cómo vivimos la violencia, pero también la potencialidad que juntas poseemos para enfrentarla.

Es por esto que para nosotres, es la clase trabajadora la que en su lucha contra la explotación debe buscar aliados entre quienes busquen enfrentar la opresión que deriva de la dominación de los capitalistas. Entre les oprimides, las mujeres y LGBT+ pueden ser un aliado fundamental si comprenden la relación entre la opresión y la explotación, es decir, entre la violencia y la precarización. Así mismo, en países con una estructura dependiente en lo político y económico de las potencias imperialistas, la población negra, indígena o el campesinado pobre, son sectores claves para forjar una alianza revolucionaria con la clase obrera, para enfrentar a los capitalistas en el campo y la ciudad.

Por eso, las mujeres y LGBT+ que militamos en Pan y Rosas peleamos por el derecho al aborto legal, libre, seguro y gratuito, contra el feminicidio y todo tipo de violencia contra las mujeres y la comunidad sexodiversa, así como contra la precarización laboral y por recuperar los sindicatos como herramientas de lucha para la clase obrera, organizándonos de manera independiente de la patronal y la burocracia sindical.

Nuestro objetivo es construir una corriente socialista y revolucionaria dentro del movimiento de mujeres, que desde centros de trabajo y estudio pelea por poner en pie un movimiento de mujeres independiente política y organizativamente de los empresarios, sus agentes en los sindicatos y del gobierno.

Nuestra perspectiva es anticapitalista y antipatriarcal, y desde una estrategia socialista queremos aportar a la lucha por la emancipación de las mujeres de toda opresión y por una transformación revolucionaria de la sociedad, expropiando a los expropiadores y sentando las bases para acabar con este sistema de explotación y miseria. Porque queremos el pan pero también las rosas, organicémonos para tomar el cielo por asalto.






Temas relacionados

#8M   /   Movimiento de mujeres   /   Pan y Rosas   /   Géneros y Sexualidades

Comentarios

DEJAR COMENTARIO