×
×
Red Internacional

Como parte de la ola de respuestas de la derecha en todo el mundo ante las movilizaciones en Cuba, el Partido Acción Nacional (PAN) en México convocó a una acción en la embajada cubana “por libertad para Cuba”; sin embargo, pronto afloraron sus verdaderos sentimientos: la homofobia y el racismo.

Miércoles 14 de julio de 2021 | 13:55

Las movilizaciones en Cuba han desatado respuestas en todo el mundo. La derecha y el imperialismo estadounidense se han subido pronto al barco de “libertad por Cuba”, impulsando una campaña antisocialista y apelando por una mayor apertura económica procapitalista en la isla.

En este marco, el panismo decidió asistir a la embajada cubana en México, en la que pronto se evidenció el más profundo sentir de la derecha mexicana. Usando como insulto “negro” y “maricón”, el panista Rene Bolio amenazó de muerte a un empleado cubano de la embajada.

En el video publicado en Twitter se puede ver Bolio soltando manotazos a un empleado de la embajada cubana al tiempo que dice: “No me toques, maricón, no me toques. Estás muerto, maricón, estás muerto”.

Por si el derroche de odio fuese poco, unos minutos después en entrevista el mismo Rene en pleno berrinche declaró: “...el guardia negro que estaba ahí me empujó en territorio mexicano”.

Durante décadas, la derecha en todo el mundo ha respaldado el asfixiante y criminal bloqueo estadounidense, que ha mantenido desde 1960 al pueblo cubano con escases de productos básicos. Hoy, mientras en la isla el pueblo cubano se moviliza legítimamente contra el desabasto y el alza de precios agravados por la pandemia y la crisis económica, la derecha busca montarse cínicamente en este descontento.
Con la consigna de “libertad para Cuba”, el imperialismo hoy busca acelerar la apertura económica en clave capitalista, al tiempo que quiere terminar con las conquistas de la revolución que quedan en la isla, cada vez más degradadas por la propia burocracia gobernante.




Comentarios

DEJAR COMENTARIO


Destacados del día

Últimas noticias