×
×
Red Internacional

Protestas.Paro en Colombia: nueva jornada de lucha tras el fracaso de las últimas negociaciones

El Gobierno de Duque y el Comité Nacional de Paro han entablado la mesa de diálogo para darle una solución al conflicto, pero siguen sin acuerdos. Las calles colombianas muestran que la clave sigue en la movilización popular.

Miércoles 2 de junio | Edición del día

Colombia ya completa más de un mes en paro nacional. En estos 36 días de movilizaciones, que iniciaron el pasado 28 de abril, se han registrado 5.575 concentraciones, 2.180 marchas, 2.924 bloqueos, 598 movilizaciones y 22 asambleas en 809 municipios. También, en este lapso, más de 2.000 manifestantes han resultado heridos. Y según la ONG Temblores y el Instituto de Estudios para el Desarrollo y la Paz (Indepaz) contabilizan 60 muertes durante las protestas del último mes en Colombia.

Te puede intersar Los poderosos medios de comunicación en Colombia: testigos y cómplices de todas las masacres

Este miércoles 2 de junio se convocó a una nueva jornada de movilizaciones en las principales ciudades de Colombia: Bogotá, Cali, Manizales, Bucamaranga, Barranquilla, Cartagena, entre otras. El Gobierno de Duque apuesta a que las mesas de diálogo con extensas agendas para discutir con los representantes sindicales y distintas organizaciones sociales, desactiven las protestas. De la misma manera que las direcciones sindicales agrupadas en el Comité de Paro Nacional (CPN), a pesar de que denuncian que el “diálogo es una trampa”, entran para desmovilizar a la juventud y los trabajadores que continúan en la primera línea haciéndose eco de la campaña sucia del Gobierno.

Ayer el CPN cuando convocó a las movilizaciones hicieron un llamado para desbloquear las vías del país, una exigencia del Gobierno de Duque y de la burguesía que no les alcanza con desplegar al Ejército para reprimir a la vanguardia organizada en estos bloqueos. Se trata de un acto totalmente conciliador de parte de la burocracias sindicales en favor de los bolsillos de los empresarios colombianos, ya que los bloqueos son los que hacen efectivo el paro nacional, como demuestran las cifras publicadas por el diario El Tiempo: 100 mil millones de pesos diarios, solo en Valle del Cauca.

Según el CNP, se han logrado levantar 40 bloqueos, según ellos para “poder reestablecer el abastecimiento de alimentos, combustibles e insumos médicos en las ciudades de Colombia”, algo totalmente falso ya que estos bloqueos organizados han dispuesto corredores humanitarios y sanitarios para que no haya escases de productos básicos para la vida. El CNP oculta que su actividad está vinculada a restablecer la “normalidad” en Colombia sin ánimos de dar una pelea que derroque con la movilización a Duque.

El desbloqueo de las vías es el punto clave que pidió, desde un inicio, el Gobierno nacional para empezar los diálogos. Desde el Comité del Paro aseguran que “ya no hay razones para no firmar los preacuerdos que salieron de las reuniones que se desarrollan desde hace varias semanas”. Aún no se conocen hasta el final cuáles son estos acuerdos.

Tras varias semanas de campaña sucia contra las manifestaciones, y luego que las organizaciones que componen el Comité Nacional de Paro junto a distintos sectores del arco político (incluídos los progresistas de Bloque Histórico de Gustavo Petro) lograron que la mayor parte de las movilizaciones se limite a actividades artísticas, aislando en los hechos a los sectores más combativos.
Es, además, una exigencia que vienen haciendo los sectores más de derecha, como las patronales que ven afectadas sus ganancias por los bloqueos, o el ultraderechista y expresidente Álvaro Uribe que viene presionando por una política todavía más represiva.

Gran parte de la juventud ha expresado de distintas maneras no sentirse representados por las organizaciones que componen el Comité de Paro. Y a pesar de toda la campaña coordinada entre las distintas partes que componen el régimen político colombiano, existen aún sectores de vanguardia de la juventud estudiantil y trabajadora movilizados y organizados en los bloqueos haciendo efectivo el paro nacional mostrando que la clave está en la movilización popular.

Lo único que puede frenar el avance represivo es la movilización y organización de los sectores en lucha. A la vista está a quién favorece el "diálogo". El Comité Nacional de Paro debería romper de inmediato toda negociación con el Gobierno hasta que retire a los militares, cese la represión y se liberen a todos los y las detenidas.

Eso sería el primer paso para redoblar la movilización con un plan que imponga un verdadero Paro Nacional paralizando la producción total del país para alcanzar las demandas de la rebelión y echar al gobierno represor.




Comentarios

DEJAR COMENTARIO


Destacados del día

Últimas noticias