×
×
Red Internacional

La industria automotriz pasa por una importante crisis de microcomponentes que es cargada sobre los hombros de miles de empleados en todo el territorio nacional. Ni los sindicatos patronales de la CTM ni los que se dicen democráticos hacen algo para exigir el pago íntegro de la semana de sus afiliados.

Viernes 17 de septiembre | 20:43

Guanajuato ha sido centro de disputa debido a la legitimación del contrato Colectivo de Trabajo que se vivió el pasado mes de agosto, en donde con poco más del 50% miles de trabajadoras y trabajadores que votaron, con un margen muy apretado ganó el NO y la CTM perdió la legitimación del Contrato Colectivo de Trabajo.

Además de esto, previo a las elecciones la industria automotriz venía pasando por una importante crisis que ha sido pagada con el sueldo de las y los trabajadores, a pesar de que ellos no tienen nada que ver con dicha problemática.

Escasez de semiconductores y su impacto a la industria automotriz

En Mazda Salamanca, la situación tiene muchas similitudes pero también algunas diferencias con lo que se vive en General Motors.

El sindicato a cargo de pactar con la patronal y de oprimir a las y los cerca de cuatro mil trabajadores en Mazda, es el Sindicato Nacional de la Industria Automotriz Similares y Conexos de la República Mexicana (SNIASCRM), a cargo de la CTM.

Los representantes sindicales, fieles a la ya conocida política de la CTM, están ahí para defender a los patrones y nunca al trabajador, son los pioneros en ponerle el pie a quienes estén en desacuerdo con los abusos; son los primeros en amenazar y despedir, se encargan de boletinar a quienes alzan la voz; por supuesto son también quienes han entregado todos los derechos y luchas de la clase trabajadora a los patrones para que las aplasten.

Los paros técnicos derivados de la crisis de los chips lleva casi dos meses enviando a los casi 4 mil empleados a descanso obligatorio con una reducción a su salario, ya que se paga únicamente al 60% y se avisa con solo dos días de anticipación lo que hace imposible tener una planificación del gasto familiar.

El problema de los paros en Mazda no es exclusivo de la carencia de estas piezas, en esta planta se tienen programados anualmente dos paros, uno en agosto y otro en abril, por mantenimiento a la planta, estos paros programados luego son cobrados con días a los empleados por lo que son pérdida del salario al 0%.

En las últimas semanas con la crisis de chips y el argumento de la falta de producción, avisan que los días lunes no se trabajará pero les acumulan días como deuda. Las y los trabajadores ya no saben ni cuantos días acumulados les adeudan, así la empresa japonesa de autos lujosos obtiene trabajo gratuito los días sábados, justificando el supuesto adeudo.

La empresa Mazda construye autos de gama alta lujosos. En 2017 se coronó como la líder de ventas mundial por tercer año consecutivo, ubicando en el mercado un millón 631 mil unidades; aumentó en un 8% su facturación lo que implicó 26, 700 millones de euros.

Estas ganancias archimillonarias demuestran que la empresa tiene absoluta capacidad para pagar los salarios caídos al 100%, sin siquiera ver una disminución considerable de las mismas.

En entrevista para la revista Forbes, Miguel Barbeyto, director de Mazda México, declaró que a pesar de la pandemia y la caída económica, la japonesa podría ganar terreno.

“Lo más importante que estoy viendo es que en el caso de Mazda estamos ganando participación de mercado, para nosotros lo más importante no es el volumen sino la participación de mercado, porque sea la industria que sea, tú tienes como marca proteger tu pedazo de pastel”.

Barbeyto olvidó mencionar a Forbes que ese pedazo de pastel que pretende proteger iba a ser robado del sustento de miles familias mexicanas en el Bajío.

Es por esto que las y los trabajadores de Mazda han comenzado a denunciar las atrocidades y el abuso por parte de los directivos de la empresa, que coludidos con los charros de la CTM, garantizan las ganancias de la patronal y ponen en jaque el ya de por sí desinflado salario de las y los trabajadores.

Es importante que las y los trabajadores de la planta comiencen a autoorganizarse, como se ha hecho en GM Silao, que se estrechen lazos entre trabajadores automotrices y que juntos se exija a los representantes sindicales un alto a este atropello al salario, que obliguen a los charros a que dejen paso a trabajadores que organicen los paros mediante asambleas y reuniones, que permitan la repartición de tareas para que trabajen todos; que la empresa pague al 100% los días de paro y que elimine los días de supuesto adeudo, que no son otra cosa más que esclavitud moderna.

¡Que la crisis la paguen los que la provocaron!




Comentarios

DEJAR COMENTARIO


Destacados del día

Últimas noticias