Cultura

BATACLANA

Persistir y luchar... ¡Esa es la cuestión!

Bataclana un espacio cultural, colectivo y autogestionado que lleva 12 años de trabajo artístico, social y político. #BataclanaNoSeCierra

Lunes 22 de julio | 20:20

En el año 2007, ocho artistas de diferentes áreas de la Ciudad de Córdoba, alquilábamos un galpón en barrio Güemes.

Necesitábamos un espacio para ensayar y para organizar seminarios de formación artística donde desarrollar técnicas que no se ofrecían en las carreras de teatro. Pero sobre todo, queríamos generar un espacio de encuentro con la comunidad donde debatir y expandir nuestras ideas, inspirados en la famosa frase de León Trotsky y André Bretón cuando redactaron el “Manifiesto por un arte revolucionario e independiente”: La independencia del arte para la revolución, la revolución para la liberación definitiva del arte.

Te puede interesar: Trotsky sobre arte y revolución: Manifiesto por un Arte Revolucionario Independiente

Te puede interesar: 70 años del “Manifiesto por el arte revolucionario independiente”

Sin recursos económicos para sostener la aventura, el espacio se sostuvo cada mes, con las actividades de varietés, espectáculos y talleres. Y con la persistente actitud de articular con otros sectores sociales en situación de vulnerabilidad que habitualmente no frecuentan el teatro.

Desde entonces, Bataclana organiza festivales y funciones junto a los trabajadores en lucha; lo hizo con los trabajadores de Iveco, de VW, junto a las Madres de la Gorra que luchan contra el gatillo fácil de la narcopolicía cordobesa, junto a las mujeres en pie de lucha por el derecho al aborto y contra los femicidios.

Recuerdo las intervenciones realizadas para lograr la libertad de Ely Díaz, joven que fue acusada de asesinar a su bebé, cuando en realidad era víctima de los abusos sexuales de su patrón, que se aprovechó de su situación de vulnerabilidad desde los 8 años. O la participación activa en muchísimas actividades de “Artistas en apoyo al FIT”, que se organizó en el año 2011 contra la proscripción de la izquierda y desde entonces sigue organizada y tomando partido.

Te puede interesar: Más de seiscientos intelectuales, docentes y artistas impulsan declaración en apoyo al FIT–Unidad

Y así, podría enumerar una lista de eventos artísticos, producciones, declaraciones y búsquedas que se han alimentado durante estos 12 años.

El ajuste económico que hoy el FMI impone a los sectores trabajadores y los tarifazos que venimos sufriendo sostenidamente, cuyas victimas principales son los jubilados y los sin-techo, no podían dejar afuera al sector teatral.

Aunque no es una novedad, que las salas teatrales constituidas en espacios alquilados, estén permanentemente expuestas a los intereses de los propietarios y sus negocios, una vez más se demuestra la vulnerabilidad del teatro independiente frente a la lógica del mercado capitalista. Nada muy diferente a las aventuras de subsistencia de la gran mayoría de la población, a las que nos someten una casta desagradable de políticos adictos al FMI.

Bataclana ha funcionado siempre como un espacio abierto, colectivo y horizontal. El grupo que hoy lo sostiene ha emprendido una campaña de solidaridad, apelando al apoyo y las donaciones económicas que puedan realizar espectadores, artistas, docentes, estudiantes y comunidad en general. Una utopía más, si se tienen en cuenta las altas cifras impuestas. Quizás esa sea una de las mejores virtudes que puede entrenar un artista, la de las utopías como motor de nuestras acciones.

Aunque si de utopías se trata, es bueno recordar que así como el trabajo, la salud y la educación son un derecho, también el arte lo es. Y son los Estados, tanto nacional, provincial y municipal, quienes deberían dar respuesta a esta crisis. Ya que la existencia de salas teatrales independientes, sostenida a pulmón con el trabajo diario y casi “autoexplotado” de los propios hacedores, apoyadas con magros e insignificantes subsidios estatales, son un beneficio para la comunidad en su conjunto y una fuente de trabajo para la comunidad teatral.

Es importante rodear este espacio de solidaridad, así como a todos los trabajadores en lucha. #BataclanaNoSeCierra

Elina Martinelli
Fundadora del Espacio Cultural Bataclana
Integrante y Responsable de 2007-2017






Temas relacionados

Bataclana   /   Córdoba   /   Teatro independiente   /   Teatro   /   Cultura

Comentarios

DEJAR COMENTARIO