Mundo Obrero México

MUNDO OBRERO

Plantón de mineros y paro de trabajadores subcontratados de Arcelor Mittal en Michoacán

El 14 de julio mineros de Arcelor Mittal bloquearon acceso a las instalaciones de la empresa en Lázaro Cárdenas, Michoacán, para denunciar violaciones al Contrato Colectivo de Trabajo, casi simultáneamente trabajadores de empresas contratistas que construyen el laminador 2 realizaron paro laboral denunciando retraso de pagos y otras violaciones laborales.

Jueves 16 de julio

Mineros pertenecientes a la sección 271 del Sindicato Nacional de Trabajadores Mineros, Metalúrgicos y Similares de la República Mexicana (SNTMMSRM) realizaron el 14 de julio un plantón y bloqueo a las afueras de la puerta 2 de la empresa Arcelor Mittal (ex Sicartsa). La medida, iniciada alrededor de las 8:00 a.m. fue para exigir el cumplimiento de diversas prestaciones y derechos contenidos en el Contrato Colectivo de Trabajo (CCT) con la empresa.

Entre las exigencias están el cese de las irregularidades y fallas en los pagos, cesar los descuentos a los salarios por supuesta baja productividad, mejoras en el transporte de personal, revisión de la seguridad en distintas áreas y que se realicen las rifas de lotes entre los trabajadores que contempla el CCT.

Tras una reunión entre el comité ejecutivo local del SNTMMSRM y personal de Relaciones la empresa, esta se comprometió a atender las demandas y resolverlas, aunque el propio secretario local del sindicato Carlos Solorio Fuentes “Ya se habían tocado en una ocasión más y no había una respuesta favorable”. Queda claro que no se puede confiar en que la empresa cumplirá con los acuerdos sin que la base del sindicato siga atenta y sostenga la presión, incluyendo métodos como el bloqueo y el paro.

El paro y las exigencias de los trabajadores subcontratados

Casi en simultáneo, trabajadores de las empresas WP y Coconal (Compañía Contratista Nacional) que construyen la segunda planta laminadora para Arcelor Mittal, organizados en la Unión de Trabajadores Eventuales Industriales (UTEI), realizaron un paro de labores que el 14 de julio cumplió dos días.

Concentrados frente a las puertas 3 y 4 del complejo siderúrgico denuncian que no se les ha dado el incremento salarial del año, falta de pago de utilidades del año 2019 y de las aportaciones patronales al Infonavit, también se les niegan vacaciones.

Para colmo, la empresa les ha robado literalmente el bono que dejan en garantía cuando comienzan a trabajar, argumentando que el dinero se utilizó para pagar los bonos de los trabajadores durante el cese de labores por la pandemia del nuevo coronavirus.

Ya en el mes de mayo, los trabajadores de la empresa siderúrgica realizaron un paro laboral para exigir el cese de labores y el cumplimiento precisamente de las medidas sanitarias necesarias para evitar el contagio del Covid-19, luego del fallecimiento de varios de sus compañeros.

Unidad de sindicalizados y subcontratados

Los trabajadores de las empresas contratistas WP y Coconal han lanzado un llamado a paro laboral para el 16 de julio para exigir mejores condiciones de trabajo. Para fortalecer la medida, han pedido el respaldo de los mineros sindicalizados, contratados directamente por Arcelor Mittal.

La medida está plenamente justificada y las demandas son correctas, es justo y necesario que los mineros afiliados al SNTMMSRM respalden y acompañen con medidas efectivas a sus compañeros subcontratados, puesto que como estos señalan, incluso la Ley Federal del Trabajo contempla que Arcelor Mittal y Primetals son “patrones solidarios para los trabajadores”, es decir, están obligados a responder por los derechos de los trabajadores de WP y Coconal.

Quién se beneficia del atropello de los derechos y condiciones laborales en ambos casos es Arcelor Mittal, es ella la que se beneficia de la fragmentación entre trabajadores sindicalizados y no sindicalizados. Con base en esa división la empresa siderúrgica impone condiciones de trabajo adversas a los subcontratados, reduce prestaciones y derechos a los sindicalizados, al mismo tiempo que debilita la organización sindical, tanto numérica como organizativamente.

El pedido de unidad que lanzan los trabajadores tercerizados a sus compañeros sindicalizados merece ser atendido, tanto por solidaridad de clase entre trabajadores, como por el hecho de que el patrón que viola los derechos de unos y otros es el mismo. Ante el virus de la división y los atropellos laborales, la unidad es la vacuna.






Temas relacionados

Mundo Obrero México   /   Salud

Comentarios

DEJAR COMENTARIO