Política México

Desaparición forzada

Presentación con vida: ¿Quién es Lorena Josefina Valenzuela?

Obrera maquiladora e integrante de la tribu yaqui, hermana del defensor de la tierra y los recursos Mario Luna, Lorena Josefina desapareció este fin de semana en Sonora.

Nancy Cázares

@nancynan.cazares

Martes 22 de junio | 16:14

Este lunes trascendió la noticia sobre la desaparición de Lorena Josefina Valenzuela, hermana del vocero yaqui Mario Luna. Sus familiares tuvieron contacto con ella por última vez el 17 de junio, cuando salió de su casa en Vícam, poblado del municipio de Guaymas, en Sonora. Lorena se dirigía a su trabajo en una maquila ubicada a más de 69 kilómetros, en el municipio de Empalme, el más poblado de la entidad.

Según refieren distintos medios, la noche del 20 de junio los familiares de Lorena presentaron una denuncia en la Secretaría de Seguridad Pública Municipal de Empalme. Fue hasta el 21 de junio cuando la Fiscalía General del Estado de Sonora anunció el inicio de la búsqueda de la joven de 25 años. 

El parentesco de Lorena Josefina con Mario Luna, defensor del territorio ancestral yaqui y de sus recursos, ha encendido alarmas a nivel local y nacional, por tratarse de una familia y un pueblo que ha enfrentado la persecución, represión y hostigamiento de manera sistemática tanto de empresas y el crimen organizado, como por parte del mismo Estado. 

Para tener ejemplos de esto no hace falta ir muy atrás en el tiempo: el pasado 8 de junio, el líder yaqui y defensor del agua, Luis Domínguez, fue asesinado en Ciudad Obregón, Sonora, mientras que este mismo lunes, fue localizado el cuerpo sin vida del activista yaqui Tomás Rojo precisamente en el municipio de Vícam. 

La desaparición de Lorena se enmarca, además, en el clima de violencia e impunidad que, en Sonora, ha derivado en la creación de distintos grupos de familiares que deciden emprender la búsqueda de sus desaparecidos por cuenta propia. Esta medida desesperada ha sido además tratada con cinismo por parte de las autoridades estatales, como demostró el gesto de la actual alcaldesa de Sonora, la priista Claudia Pavlovich, de regalar a grupos de búsqueda palas y cubetas (materiales empleados por familiares y organizaciones de búsqueda de fosas clandestinas). 
 

Por toda respuesta, el gobernador electo de Sonora, el morenista Alfonso Durazo, ha salido a insistir, por medio de su cuenta oficial de twitter, en que la militarización de la entidad resolverá el problema de la violencia, que en 2020 registró más de mil 584 asesinatos, mientras que en el primer trimestre de 2021 el feminicidio creció en un 275% [1].

Una mayor presencia de las fuerzas armadas en la entidad está muy lejos de ser la respuesta ni para la violencia en general —distintos organismos de DDHH han señalado la relación entre militarización y aumento de la violencia— ni para la violencia en contra del pueblo yaqui. Para esto, tendrían que ponerse en cuestión megaproyectos como el acueducto Independencia (impuesto a sangre y fuego durante la llamada "guerra del agua" de 2012). Por el contrario, en su "decálogo" de Proyectos Prioritarios, Durazo no menciona a los pueblos originarios, pero sí un "ambicioso programa de infraestructura", que no es otra cosa sino la profundización de megaobras en puertos y carreteras, así como la ampliación de cruces fronterizos por el plan "Puerta Noroeste". 

Desde la Izquierda Diario México nos sumamos a la exigencia de presentación con vida de Lorena Josefina. ¡Basta de perseguir defensores de la tierra y los recursos! ¡Basta de violencia contra las mujeres! Así mismo, nos pronunciamos en contra de la militarización del país y en repudio a la imposición de megaproyectos de muerte. 

Notas - [1] Cifras del Comité Ciudadano por la Seguridad Pública en Sonora (Ccsps)






Temas relacionados

Activistas ambientalistas   /   Política México   /   Tribu yaqui   /   Sonora   /   Violencia hacia las mujeres   /   Géneros y Sexualidades

Comentarios

DEJAR COMENTARIO