×
×
Red Internacional

El juez Martín Del Viso hizo lugar al pedido del fiscal y dispuso la prisión preventiva de los tres oficiales acusados del asesinato del joven futbolista. Se trata del inspector Gabriel Isassi, el oficial mayor Fabián López y el oficial José Nievas de la policía de la Ciudad.

Lunes 6 de diciembre de 2021 | Edición del día

El juez de la causa que investiga el asesinato de Lucas González procesó a los tres oficiales acusados balear y matar al joven futbolista. Se trata del inspector Gabriel Isassi, el oficial mayor Fabián López y el oficial José Nievas, integrantes de la División Sumarios y Brigadas de la Comuna 4 de la Policía de la Ciudad, quienes continuarán en prisión preventiva.

Martin Del Viso hizo lugar al pedido del fiscal Leonel Gómez Barbella, quien el viernes 3 de diciembre había solicitado que se los acuse a Issasi, Nieva y López de "homicidio cuádruplemente agravado por alevosía, por placer, porque intervinieron más de dos personas y por haber sido perpetrado por efectivos policiales". Sin embargo el juez dejó de lado la calificación del placer.

Gómez Barbella consideró que “la intervención policial ha estado marcada desde un inicio no sólo por la arbitrariedad sino también por una manifiesta ilegalidad, escogiendo el camino del delito para consumar una detención ilegal, matar a un joven e intentar matar a otros tres con sus armas reglamentarias, privarlos ilegítimamente de su libertad y falsear lo actuado en el hecho”, según informan varios medios.

Hasta el momento, además de los 3 efectivos procesados, otros 6 policías de la Ciudad se encuentran involucrados en un nuevo caso de “gatillo fácil”. Están acusados de privación ilegal de la libertad a los tres amigos de Lucas y por haber fraguado el operativo para presentarlo como un enfrentamiento y permanecerán detenidos gasta que se defina su situación procesal.

Se tratan del comisario Romero y el subcomisario Inca, a cargo de la División Sumarios y Brigadas de la Comisaría Comunal 4; y el comisario Du Santos, el principal Cuevas y el oficial Fariña, estos tres últimos efectivos de la Comisaría Vecinal 4D de la Policía de la Ciudad.

Te puede interesar: El crimen de Lucas González y la doctrina del queso gruyere

La persecución, hostigamiento y criminalización de la juventud, sobre todo en barrios populares, es un hecho recurrente. El gatillo fácil es una expresión más de un accionar que no deja afuera a ninguna de las fuerzas. Pero, que además tiene responsables políticos, como las Bullrich o los Berni que son quienes dirigen, envalentonan y apañan esta maquinaria de “control social”.




Comentarios

DEJAR COMENTARIO


Destacados del día

Últimas noticias