×
×
Red Internacional

La dirección del SITAUDI ha hecho muchas promesas, pero no ha cumplido ninguna. Aquí te decimos lo que le debe a los obreros automotrices.

Martes 5 de octubre | 19:59

Como cualquier carrera electoral política, los dirigentes sindicales llenan sus campañas de palabrerías y promesas vacías que únicamente buscan manipular la esperanza de mejora de condiciones laborales de miles de trabajadores para obtener sus votos.

El sindicato es una de las herramientas de lucha primordiales del movimiento obrero para lograr conquistar sus derechos y poder tener una estructura dentro del marco legal para confrontar los ataques patronales que atentan contra la salud, el medio ambiente, el salario y la propia vida.

Lamentablemente estas estructuras son tomadas constantemente por grupos de personas ajenas a estos intereses que buscan en los sindicatos, una vía para escalar en su nivel de vida y entre amiguismos y compadrazgos terminan por subordinar a los sindicatos a los intereses de los patrones quienes a cambio les permiten obtener ganancias para lograr sus intereses personales.Es por esto que los sindicatos a pesar de pertenecer a los que dan la cuota, no responden a los intereses de los mismos.

En Audi Puebla las cosas no son distintas y en el último periodo hemos visto como las condiciones de precariedad han ido en aumento para miles que ahí laboran, llegando al grado de perder turnos completos y de perder la antigüedad de los trabajadores para que su sueldo y su categoría no puedan incrementar, ante estas pérdidas el sindicato a cargo de Cesar Orta Briones guarda silencio y permite esta ofensiva criminal de la patronal alemana.

En su carrera por la dirección general del SITAUDI, Orta hizo varias promesas, de las cuales bastantes han quedado en el olvido, algunas incluso fueron la clave para que se le otorgara el voto y hoy nada se ha llevado a cabo.

-Auditoria. Una de las promesas no cumplidas por Orta es la de hacer una auditoria inmediata y urgente. Él decía que no estaba de acuerdo con la administración saliente de Álvaro, por esto llamaba a la necesidad de la auditoria para lograr que los números cuadraran, pero a su llegada olvido rápidamente esta promesa y no ha dado ningún tipo de transparencia o explicación sobre los malos manejos del dinero, aunque la cuota la sigue cobrando puntualmente.

-No más despidos. Como promesa de campaña, esta es una de las más regulares entre los que buscan lograr un puesto de dirigencia. En el caso de Orta los despidos se han incrementado y lo más que han “luchado” ha sido en el proceso de paro de brazos caídos, que no fue organizado por las y los trabajadores, sino en contubernio con la patronal, en donde lo que lograron fue que la patronal les avise, pareciera esto una broma pero así fue como lo anunciaron, que a partir de ese momento les avisaría, pero evitar estos despidos, definitivamente no está en los planes de la administración Orta.

No te pierdas: En el SITAUDI ¿Qué se entiende por independencia y democracia sindical?

-Transporte. En campaña se había prometido lograr una negociación para tener un transporte pagado, para que el bolsillo obrero no fuera impactado. Orta dice que no se logró ningún acuerdo y que simplemente no se pudo, ningún método más allá de una “negociación” a puertas cerrada fue utilizado por Orta para lograr mejores condiciones de transporte. Hoy el transporte es descontado cada semana, un descuento total de 90 pesos semanales por persona, si hacemos una suma rápida, se logran casi 4 mil pesos a la semana por camión de un turno, es increíble pensar que una de las automotrices que se dicen Premium con ventas millonarias en todo el planeta, no puede llegar a un acuerdo para pagar el transporte de quienes producen su riqueza.

-Cuotas sindicales en paros técnicos. Los paros técnicos golpean fuertemente el bolsillo de las familias de las y los trabajadores, Orta había prometido no cobrar la cuota sindical para apoyar durante los paros técnicos, pero esta promesa también ha pasado al baúl de los recuerdos, abonando al arrebato del salario durante paros técnicos que de por si ya se rebajan.

Estas cuantas promesas incumplidas nos permiten ver que la falta de un compromiso y representación sindical es una constante en el mundo obrero, a pesar de que el SITAUDI, forma parte de los llamados sindicatos “independientes” los cuales mediante su Federación, FESIIAAAN, dicen ser una alternativa para millones frente a la CTM y sus prácticas charriles de explotación, pero aún con el independentismo del SITAUDI, las condiciones laborales de miles siguen estando en los suelos.

Aspirar a un cambio mediante estos grupos que se cristalizan en el poder, por muy democráticos e independientes que se digan, es imposible, es necesario que las y los miles de trabajadores de Audi tomen conciencia de que el sindicato les pertenece a ellos y no a los Orta o los Álvaro , para que comiencen a organizarse por representarse a sí mismos y llevar sus intereses reales al frente para que estos surtan efecto.

Te puede interesar: La casi nula competencia salarial en Audi




Comentarios

DEJAR COMENTARIO


Destacados del día

Últimas noticias