Internacional

ESTADOS UNIDOS

Puerto Rico: trabajadores de pie contra plan de privatización de industria eléctrica

La crisis de la deuda de la isla se profundiza. Ahora se prepara la entrega de la estatal Autoridad de Energía Eléctrica (AEE) a los fondos buitres. Los trabajadores y jubilados de la empresa anunciaron un plan de lucha.

Bárbara Funes

México D.F | @BrbaraFunes3

Miércoles 21 de octubre de 2015

La deuda de la empresa con los acreedores asciende a 9 mil millones de dólares. Los trabajadores denunciaron la amenaza del alza del suministro de energía eléctrica de 8 a 29 centavos el kilovatio hora como el primer paso para la privatización.

En declaraciones a Prensa Latina, el presidente de la Unión de Trabajadores de la Industria Eléctrica y Riego (Utier), Jaime Figueroa Jaramillo, denunció “Se va a entregar la soberanía de la producción de energía eléctrica a intereses extranjeros”.

Figueroa Jaramillo sostiene que el Grupo Vicini, de República Dominicana, pretende adquirir la producción de energía eléctrica en Puerto Rico, y que tiene el respaldo de Eduardo Bhatia, presidente del Senado, y del exgobernador Aníbal Acevedo Vilá (2005-2009), del oficialista Partido Popular Democrático (PPD).

Para enfrentar este ataque, los sindicatos de la AEE han conformado una alianza de alrededor de 17 mil miembros: Unión de Trabajadores de la Industria de Energía y Riego (Utier), Unión de Empleados Profesionales Independientes (UEPI) y de las asociaciones de jubilados y gerenciales que se oponen a los planes de privatizar la producción de energía eléctrica.

Los trabajadores denuncian una reducción de 15% en prestaciones y derechos laborales, mientras que a los fondos buitres se les aumentó el valor de sus bonos a 30 a 100%.

La alianza obrera de AEE declaró que salen a defender sus derechos y que si ellos pierden, los demás trabajadores del país también perderán. No sólo está en juego la privatización de la energía eléctrica, sino que además los partidos tradicionales se aprestan a imponer una reforma laboral.

Este martes la Utier realizó un paro nacional y permanecieron cerradas diez oficinas comerciales. Pero no todas las organizaciones que participan de la alianza la secundaron.

Los trabajadores organizados en la Utier realizaron en esta jornada también una movilización e intentaron ingresar al hotel Condado Plaza Hilton Hotel, donde tiene lugar la “Cumbre Empresa Privada y Gobierno: Socios para el Progreso de Puerto Rico”, una reunión de los poderosos para terminar de rematar las empresas estatales de la isla.

El ajuste que se viene…

Lisa Donahue, especialista en reestructuraciones, es el cerebro detrás del ajuste, en contubernio con Alejandro García Padilla, el gobernador. El plan que tienen es imponer un “ahorro” en los gastos de operación que llegue a 390 millones de dólares por año, plasmado en un proyecto de ley que García Padilla enviará esta misma semana a la legislatura.

¿Quiénes pagarán el ajuste? Los trabajadores, sindicalizados y de confianza, y los usuarios. Implicará el trabajo por objetivos (léase productividad) y la reducción de tiempos de espera en atención telefónica para los trabajadores. Para los usuarios, al menos 2 o 3 centavos de aumento por kvh.

…y cómo enfrentarlo

La Utier convocó al paro también a otras organizaciones sindicales, comunitarias, estudiantiles y sociales.

Eva Ayala Reyes, profesora y portavoz de la organización magisterial Educamos, respondió al llamado y convocó a los maestros y al pueblo a apoyar el paro convocado por la Utier “ante el hecho claro de que los privatizadores, los grandes intereses y el gobierno están unidos, no podemos plantearnos otra cosa que no sea la urgencia de unir a los trabajadores y al pueblo para enfrentar esas medidas anti-obreras.”

Lo que se juega en Puerto Rico no es sólo la privatización de la electricidad y la imposición de una reforma laboral. Está también en cuestión la relación con Estados Unidos, como planteamos aquí.

La crisis en la que el gobierno estadounidense y los grandes capitales hundieron a la isla amenaza con sumir en la miseria a la clase trabajadora y al pueblo puertorriqueño.

Las y los trabajadores de la AEE y el magisterio tienen la voluntad de enfrentar el ataque. Urge la solidaridad internacional con el pueblo trabajador que enfrenta la voracidad de los fondos buitres y al gobierno del gigante del norte.

En cada rincón del mundo que las y los trabajadores y la juventud enfrentan los planes de austeridad y la expoliación imperialista debe expresarse el apoyo a la lucha de la clase trabajadora y los sectores populares en Puerto Rico.

Para derrotar los planes de austeridad es indispensable el concurso de los trabajadores puertorriqueños que residen en el continente, así como de otros sectores oprimidos y explotados como los migrantes de todas las latitudes, la unidad de los trabajadores en la isla e impulsar un gran paro nacional en la perspectiva de una huelga general política contra el gobernador Alejandro García Padilla, del Partido Popular Democrático (PPD) y los partidos de las trasnacionales y el imperialismo, todos cómplices de los fondos buitres.

Asimismo, la clase trabajadora de Estados Unidos tiene una cita de honor: solidarizarse activamente con sus hermanos de clase puertorriqueños, sometidos a la opresión y el saqueo imperialista del gobierno de Barack Obama.

Con información de Prensa Latina, Publimetro Puerto Rico, El Nuevo Día y Univision






Temas relacionados

Puerto Rico   /   Privatizaciones   /   Luchas obreras   /   Estados Unidos   /   Internacional

Comentarios

DEJAR COMENTARIO