×
×
Red Internacional

El día Jueves se dio a conocer la sentencia definitiva que deja firme la medida cautelar y el fallo del Juzgado Nro 1. Lo que significa que sigue operando en la Terminal 5 del puerto de Buenos Aires, la multinacional BACTSSA y frena el traslado de los trabajadores de forma tercerizada a las otras terminales y los despidos.

Martes 7 de diciembre de 2021 | Edición del día

En medio de esta disputa judicial y lobbysta entre empresas portuarios y el ministerio de transporte y luego de varios meses de incertidumbre, la Terminal 5 del Puerto de Buenos Aires tiene un fallo a favor donde se explícita la extensión de la concesión hasta 2024, dejando atrás las prórrogas de 6 meses que venían extendiéndose consecutivamente.

El fallo de la Sala IV de la Cámara en lo Contencioso Administrativo y Federal del jueves 2 de Diciembre, obliga al Ministerio de Transporte de Nación a que extienda la concesión de la Terminal 5 hasta abril del 2024, quedando en las mismas condiciones que la Terminal 4 y la Terminal Río de la Plata. Esto implica que hasta tanto no haya una nueva licitación con el Puerto de Buenos Aires las terminales deberán funcionar de forma normal y habitual. Esto también repercute sobre la situación de los trabajadores de la Terminal 5 ya que el tribunal obliga a que no sean trasladados a las otras terminales sino que la relación laboral se mantenga en las mismas condiciones.

En lo inmediato, este fallo judicial, es una noticia que generó moral y alivio, aunque la incertidumbre de los trabajadores portuarios de la Terminal 5 sigue hasta que los hechos demuestren que el fallo no son sólo palabras. A su vez está en desarrollo si la multinacional Bactssa, ya con el visto bueno de la justicia, vuelve a tener operatividad a gran escala en lo inmediato buscando que vuelvan las líneas marítimas para retomar una actividad constante. Por lo pronto los trabajadores refuerzan la unidad y van a continuar organizados.

Recordemos que el reclamo de los trabajadores portuarios de la Terminal 5 era contra el fin de la tercerización que quisieron imponerle a más de 800 trabajadores y trabajadoras. En dónde fue crucial la pelea que llevaron adelante los trabajadores que fueron protagonistas durante largos meses de lucha para impedir que avance la tercerización como pretendía llevar adelante la Federación Marítima (Fempinra) y el Gobierno Nacional a partir de firmar la odiada acta acuerdo flexibilizador 441, que implicaba el traspaso a otras terminales de forma tercerizada y cientos de despidos encubiertos para terminar con la concesión ante el cierre definitivo de la terminal.

Te puede interesar: Trabajadores portuarios retoman la lucha contra la política de precarización del gobierno

Los trabajadores y su cuerpo de delegados enfrentaron estos ataques con medidas de lucha contundentes que incluyeron el bloqueo a las terminales portuarias paralizando el comercio exterior durante 12 días que puso el grito en el cielo de las cámaras automotrices. Enfrentaron el desalojo con un operativo en conjunto entre la Policía de la Ciudad y Prefectura que encargó la Justicia, la misma que se encargó de perseguir a los trabajadores a pedido de AGP. Las y los trabajadores llevaron adelante todo tipo de medidas y acciones de lucha, como movilizaciones al Ministerio de Transporte, a AGP, cortes de la 9 de julio y caravanas al Obelisco, buscando la unidad con otros sectores como los trabajadores de LATAM, que también en plena pandemia enfrentaron al mismo Ministerio de Transporte y Trabajo, que firmaron las actas traidoras y dejaron familias en la calle cuando corría la ley anti despidos, y que continúan enfrentando hasta el dia de hoy.

Te puede interesar: Operativo con más de 500 policías: cuida los negocios de Latam y no cumple con los trabajadores

Este ataque no fue casual y ni tampoco aislado, se dio en el marco de convenios flexibilizadores como también quisieron imponer en otros sectores como en la automotriz de Toyota, en donde inauguró la campaña electoral el gobierno del FDT. Mientras en las terminales portuarias continúa avanzando la precarización a cuentagotas, como en las terminal 4 APM y TRP donde dejan correr la automatización por sectores. En un sector estratégico como el puerto, está ligado a la necesidad del gobierno de recaudar dólares para afrontar los vencimientos de pago de la deuda con el FMI que exige una reforma laboral y más ajuste, para que sean los trabajadores los que paguen la deuda que contrajo Macri.

Lo que quedó demostrado este último tramo de fallos y apelaciones, es que existe entre la AGP y las empresas una puja por intereses y ganancias millonarias. El lobbismo con la Justicia que interviene en las decisiones del Ministerio de Transporte, puedan dar un alivio para que los trabajadores afectados mantengan su fuente de trabajo. Pero como los intereses de ellos no son el de los trabajadores, su confianza tiene que estar puesta únicamente en su enorme fuerza que demostraron durante los meses del conflicto. Es por eso que el camino que creemos correcto es el de reforzar la organización de los propios trabajadores portuarios y la unidad con otros sectores para que la pelea por terminar con la precarización sean sus verdaderos puntos de apoyo para los combates que seguramente se vendrán.




Comentarios

DEJAR COMENTARIO


Destacados del día

Últimas noticias