Juventud

EDUCACIÓN GRATUITA

¿Qué necesita el movimiento estudiantil para conquistar la gratuidad de la educación? (II)

Ante el avance de las autoridades de distintas universidades contra nuestro derecho a la educación aumentando las cuotas, es importante recuperar lecciones.

Martes 8 de septiembre de 2020 | 15:21

En esta ultima entrega continuamos con la reflexión en torno a que estrategia para conquistar la gratuidad en la educación, donde retomamos las lecciones del movimiento obrero y de otros procesos del movimiento estudiantil.

Aquí puedes leer la primera parte.

¿Cómo funcionaban?

1 Método asambleario: las discusiones y decisiones se hacían a través de asambleas horizontales, en las que las propuestas de cada paso a seguir se ponía a discusión y decisión de la totalidad. Esto permitía contener las tendencias a la burocratización donde sólo la vanguardia decide y el movimiento se limita a obedecer.

2 Rotatividad y Revocabilidad en cualquier momento: Los delegados votados, ya sea por fábrica, consejo o comuna (dependiendo del caso) no podían tomar decisiones sin consultar a sus representados. En caso de que alzaran la mano dando la espalda a sus bases, traicionándolas, éstas tenían el poder de sustituirlas en cualquier momento. El poder desde abajo residía justamente en que se rompía con el poder delegativo, propio de una sociedad jerarquizada en clases, para dar paso al poder directo del pueblo explotado.

México: los ejemplos del CNH y el CGH

El movimiento estudiantil mexicano históricamente supo incorporar a su lucha las mejores tradiciones del movimiento obrero, imitando los métodos de la democracia radical que la clase obrera revolucionaria había legado.

Por ejemplo, al calor de la lucha estudiantil de 1968 se crea el Consejo Nacional de Huelga (CNH) como un organismo que aglutinaba a diversas escuelas de manera democrática. Éste se constituyó bajo tres principios:

1. Sólo estarán representadas las escuelas en huelga, no en paro activo.

2. Habrá tres representantes por escuela, elegidos en asamblea.

3. No se admite la representación de federaciones, confederaciones, partidos o ligas, sólo de escuelas.

Las sesiones del CNH se daban en forma de asambleas con la más amplia democracia, con resoluciones generales, delegados elegidos con mayoría de votos de sus respectivas asambleas y comités, con mandato de base y cargos rotativos y revocables. Al CNH llegaron a estar representadas 75 escuelas y universidades en huelga, un total de 225 delegados.

Además, la juventud del 68 sabía perfectamente que no podía desligar su destino de la clase trabajadora, y por eso jamás estuvo en discusión la coordinación con el movimiento obrero y las organizaciones obreras. Una de las principales demandas del movimiento del 68 era la libertad inmediata de Demetrio Vallejo, dirigente ferrocarrilero preso desde el 59.

En el mismo sentido, durante la huelga de la UNAM en 1999, se creó el Comité General de Huelga (CGH), donde jóvenes desde 15 hasta 30 años debatían y ejecutaban las resoluciones democráticamente resueltas por cada escuela y asambleas bajo mandato de base en el CGH. Gracias a este órgano se pudo masificar y fortalecer la lucha por la gratuidad de la educación, pues la comunidad estudiantil se sentía interpelada por primera vez, con la posibilidad real de tomar el destino en sus manos.

A nosotros, la generación de la crisis planetaria, no nos queda de otra más que retomar las lecciones de lucha heredadas por quienes en el pasado dieron su vida para conquistar por fin una educación gratuita al servicio de nuestra clase.






Temas relacionados

Asamblea estudiantil   /   CGH UNAM   /   movimiento del ‘68   /   Movimiento estudiantil   /   Juventud

Comentarios

DEJAR COMENTARIO