Política México

TLCAN

¿Qué se oculta con el acuerdo de confidencialidad del TLCAN?

Los gobiernos de EE.UU., México y Canadá firmaron un acuerdo de confidencialidad. El secreto de estas negociaciones se mantendrá por cuatro años.

Viernes 25 de agosto de 2017 | 13:30

Medios canadienses dieron a conocer la firma de este pacto secreto. Ahora, la Secretaría de Economía del gobierno de Peña Nieto se vio obligada a confirmar que antes de dar comienzo a las negociaciones del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN), México, Estados Unidos y Canadá firmaron un acuerdo de confidencialidad.

Según las autoridades de la secretaría, estos acuerdos constituyen “una práctica regular en los procesos de negociación comercial, que sirven para establecer lineamientos comunes para el manejo e intercambio de información, y abonan a la confianza entre los participantes”.

Ildefonso Guajardo, titular de Economía y sus subalternos, se apresuraron a afirmar que este acuerdo “no compromete las prioridades de México en las negociaciones para la modernización del TLCAN, ni limita la información que México puede compartir con el Poder Legislativo, gobiernos locales, sectores productivos y la sociedad en general”.

Lo que ocultan: textos, correos electrónicos, propuestas y presentaciones de cada uno de los equipos negociadores. Por cuatro años.

Es decir, los acuerdos de saqueos de recursos y territorio, los de avances en la precarización laboral se discuten y firman a espaldas de las mayorías. Claro: las clases dominantes de América del Norte quieren firmar su acuerdo sin sobresaltos, en el marco de que cunde el descontento contra Peña Nieto y contra Trump.

El acuerdo de confidencialidad del TLCAN recuerda al del Acuerdo Transpacífico, que se negoció por cinco años a espaldas de organizaciones de trabajadores y civiles, sino también de los parlamentos de los países participantes.

En esa oportunidad, a través de filtraciones de Wikileaks, se dio a conocer, entre otras cosas, la ampliación de la protección de “propiedad intelectual” en la patente de fármacos, donde se incluiría el aumento de 5 a 12 años la extensión de esta protección, adaptando el tratado la legislación estadounidense en la materia. La consecuencia: el alza de precios de medicamentos de consumo popular, así como diversos tratamientos como el cáncer o cirugías.

También en el TPP se incluía como cláusula el establecimiento de bases para la disminución de empresas estatales en áreas de la economía o su limitación a la creación de empresas públicas.

Sólo la unidad entre la clase trabajadora, los pueblos originarios, las mujeres, la juventud y los migrantes que residen en México, Estados Unidos y Canadá pueden impedir esta nueva fase de saqueo y degradación de las condiciones de vida de las mayorías en la región.

Con información de Notimex






Temas relacionados

Ildefonso Guajardo   /   TLCAN   /   Política México   /   Donald Trump   /   Enrique Peña Nieto

Comentarios

DEJAR COMENTARIO