Economía

ECONOMÍA

Reducen perspectiva de crecimiento al 2.5%

Guajardo Villarreal, el responsable de la Secretaría de Economía advierte que 2015 “no será el año que queremos como modelo”.

Diana Valdez

México D.F. / @yellikann

Sábado 23 de mayo de 2015

El bajo crecimiento de la economía nacional durante el primer trimestre del 2105 ha sentado de golpe a aquellos funcionarios públicos que, todavía para el mes pasado, aseguraban que la economía mexicana no sufriría graves consecuencias después de la caída de los precios del petróleo.

El “blindaje” del que durante meses habló el gobierno federal no resultó tan eficiente. Las estimaciones del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI) sobre el crecimiento económico del país siguen ajustándose a la baja; este jueves por octava ocasión en el año se reestimó la tasa que pasará de un 2.7 a un 2.5%, acumulando un total de 1%a la baja en lo que va de 2015. Al respecto de este mal panorama el secretario de Economía ldefonso Guajardo Villarreal afirmó para medios de comunicación: “no será el año que queremos como modelo, sin duda no lo será… parecería que no va a ser tan bueno, aunque mejor que el año pasado”

Los ricos y los pobres
Pero no todos sentiremos estos ajustes de la misma forma; para la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE) los ingresos de la población mexicana estimados en el Producto Interno Bruto (PIB) vendrán a la baja, sin embargo, la distribución de esta riqueza que todas y todos generamos se queda, en su mayor parte, en muy pocas manos.

Según datos de la OCDE la población rica en México percibe 30.5 veces más ingreso que la gran mayoría. El margen de diferencia entre ricos y pobres es cada vez más grande. En el mismo estudio la organización afirma que mientras el ingreso de los más ricos ha venido aumentando en los últimos años -a pesar de los recortes y los bajos pronósticos de crecimiento para la economía nacional-, el ingreso de los más pobres ha disminuido hasta en un 3%.

Mientras la población mexicana se aprieta el cinturón pagando altos precios por bienes y servicios básicos, ajustándose a los recortes en educación y salud, y sobreviviendo con bajísimos salarios, la clase política y los grandes empresarios aumentan sus lujos y mantienen gastos millonarios. El techo del endeudamiento del presidente Enrique Peña Nieto sigue ascendiendo, en el primer trimestre de 2015 el déficit público superó los 100mil millones de pesos, el gobierno federal parece no preocuparse por el bajo crecimiento.

A punto de llegar a mitad de año el gobierno federal aún no pone solución a los graves problemas que presenta la economía. Basados en los pronósticos para la economía estadounidense, los funcionarios mexicanos ponen en bandeja de plata la mano de obra y los recursos naturales nacionales. Los cuales, mediante las reformas estructurales, servirán para enriquecer a las empresas trasnacionales, que buscan restablecerse ante la difícil recuperación después de la crisis de 2009.

Los gobiernos de la “alternancia” (Fox, Caderón y Peña Nieto) lejos de reducir las desigualdades han ensanchado la brecha entre ricos y pobres, aumentando en número a los últimos y empeorando sus condiciones. En tanto, los empresarios, la clase política y las trasnacionales hacen del país un botín y se aseguran de que la crisis la paguen los trabajadores.






Temas relacionados

Inegi   /   Economía

Comentarios

DEJAR COMENTARIO