Géneros y Sexualidades

VIOLENCIA POLICIAL

Represión en León: más brutalidad policial para las mujeres

Este sábado 22, la movilización en León, Guanajuato contra el abuso sexual que una menor sufrió el pasado 14 de agosto por parte de un policía en el estado; terminó con represión, tortura y violencia sexual, esta vez por la policía municipal bajo la orden del gobierno panista de León.

Lunes 24 de agosto | 21:09

Fueron 23 las jóvenes detenidas según la información oficial, aunque la Red por los Derechos de la Infancia en México (Redim), declaró que se sabe de mujeres que fueron detenidas y no llegaron a Cepol del norte, a donde se llevó a las otras detenidas que fueron liberadas en la madrugada del domingo; por lo que temen que se trate de desapariciones forzadas.

Se pueden ver videos en los que las policías -el operativo policial estuvo conformado por mujeres, lo cual no impidió que agredieran a las manifestantes- golpean, patean, ahorcan y jalan del cabello a las jóvenes para detenerlas.

Una de ellas, de tan solo 17 años de edad, contó a POPLab, que al ser detenida las agentes la jalonearon de la ropa, le metieron la mano bajo la falda y antes de aventarla a dentro de una patrulla le dieron el primer puñetazo en la cara, “si tuviste huevos para ir a la movilización, tenlos para aguantar los golpes”, le dijeron.

Otras de las mujeres detenidas arbitrariamente y con lujo de violencia, denunció que el lugar, la hora y la causa de su detención fue alterada por los policías.

Así, la movilización convocada para denunciar que “la policía no nos cuida, nos viola y nos asesina”, fue la perfecta excusa para el gobierno de Hectór López Santillana, presidente municipal de León, para comprobar lo cruenta y veraz que es esa consigna.

Ante lo acontecido, López Santillana publicó en su twitter el día de hoy que “nadie quedará por fuera de la ley” y que su gobierno está fundamentado sobre “el estado de derecho y las garantías individuales”, pero ni un sola palabra sobre su responsabilidad sobre los hechos o si habrá castigo para las policías.

La violencia en el estado de Guanajuato ha incrementado brutalmente en los últimos meses para convertirse en la entidad con mayor número de homicidios dolosos hacia mujeres, para mayo se contaban 172 de los cuales el gobierno estatal sólo reconocía ocho como feminicidios.

La represión perpetrada por el cuerpo policiaco de León comprueba que sin importar el género de la policía, esta tiene un objetivo claro: reprimir a aquelles que deciden cuestionar el status quo. Es urgente que el movimiento de mujeres que busca acabar con la violencia estructural contra nosotras, levante la demanda de la disolución de los cuerpos policiales y el resto de organismos represivos del Estado como lo es también la Guardia Nacional.

No importa cuántos cursos con perspectiva de género o a cuántas mujeres pongan con uniformes y armas, la policía sigue estando del lado de los explotadores y el gobierno -que durante la pandemia, con la negación de que la violencia en el hogar ha aumentado, con los millones de despidos con una alta composición de mujeres trabajadoras y con los ataques a nuestros derechos reproductivos- ha demostrado que no estuvieron, ni están, ni estarán de nuestro lado.






Temas relacionados

Guanajuato   /   Brutalidad policial   /   Violencia policial   /   Violencia hacia las mujeres   /   Géneros y Sexualidades

Comentarios

DEJAR COMENTARIO