Géneros y Sexualidades

DIVERSIDAD

Reprimen manifestación por los derechos de la comunidad sexogenérica

Organizaciones de la diversidad sexogenérica se manifestaron a través de un mitin afuera de la Secretaría de Gobernación. Expresaron su inconformidad ante las movilizaciones encabezadas por la iglesia, ONG’S y partidos del régimen en contra jurisprudencia 43/2015 publicada por la Suprema Corte de Justicia, que respalda el matrimonio entre personas del mismo sexo.

Diego Juárez

@diego_enp2

Jueves 6 de agosto de 2015

El día 5 de agosto tras reunirse afuera de la Secretaria de Gobernación (SEGOB) activistas que se expresaban pacíficamente fueron reprimidos por la policía federal, quienes también impidieron el acceso a personas y vehículos entre jaloneos y patadas contra los manifestantes. Además del enfrentamiento, los policías acosaron a varios de los participantes de este mitin, bajo agresiones verbales con palabras lascivas como “puto” y “joto” y hasta la insinuación de prácticas sexuales.

Después de la represión se realizó un cierre simbólico frente a las mamparas que los policías colocaron. Diferentes personas del Movimiento de Regeneración Nacional (MORENA) y organizaciones sociales, expresaron su desacuerdo con las medidas reaccionarias del Estado mexicano ante los derechos de la diversidad sexogenérica.

Durante la manifestación los manifestantes también expresaron su solidaridad con el magisterio combativo, que viene enfrentando los ataques del gobierno contra su gremio por vía de la punitiva reforma educativa.

José Alberto Patiño Basurto de Proyecto 21 y activista de la diversidad, mencionó que es inconcebible que frente a la Secretaría de Gobernación, varios policías le hayan gritado que “se subiera a hacerles sexo oral. Esa misma gente que mata 7 mujeres al día”.

Manuel García Estrada activista de la diversidad, denunció la doble moral que practican los mismos que enjuician, castigan y asesinan a los sectores oprimidos y explotados como las mujeres y la diversidad sexual y que contradictoriamente dicen defender la vida y la familia. De igual forma denunció las patadas que recibió al inicio del mitin.

Diego Juárez, del Movimiento de Trabajadores Socialistas (MTS), expresó que “es necesario movilizarse activamente y en las calles contra los crímenes de odio y por plenos derechos para la diversidad sexogenérica, de manera independiente a los partidos del régimen y las instituciones que desvían todo el descontento en clave institucional y evitando que el movimiento cuestione las bases sociales y estructurales de este régimen asesino. Ese mismo régimen que mantiene en la impunidad a pederastas y asesinos, mientras encarcela luchadores sociales y no investiga los feminicidios ni los asesinatos de periodistas, como sucedió con los recientes casos del fotoperiodista Rubén Espinosa y la activista Nadia Vera”.

La Iglesia y el Estado, la mancuerna reaccionaria
La represión que se vivió en el mitin se da en un contexto reaccionario donde, partidos del régimen, ONG’s y la iglesia vienen atacando el derecho al aborto y el matrimonio igualitario. En semanas previas se realizaron reaccionarias marchas, en donde miles se manifestaron en contra de los derechos de las mujeres y la diversidad sexogenérica en Jalisco, Veracruz, Puebla y Chihuahua. En esta última entidad se cometió el asesinato de una joven transgénero.

Cada día es más visible la ofensiva institucional contra el derecho a decidir sobre nuestros cuerpos. Esto se expresa desde las declaraciones de los partidos políticos, hasta la homo-les-bi-trans-fobia en centros de trabajo y estudio, como sucedió con el despido de Angie Vilchis por parte de la trasnacional Walmart.

Bajo esta situación, se hace necesaria la tarea de retomar la combatividad y lucha contra todo tipo de opresión patriarcal. Además de luchar en contra la negligencia de la patronal que discrimina a las y los diversos, despidiéndolos o dándoles un trato marginal en los centros de trabajo.

Además, tenemos la tarea de exigir justicia para todos los crímenes de odio que sufre a diario la diversidad sexogenércia, pues aunque se denuncian, la mayor parte de éstos crímenes no son investigación o quedan impunes, como sucedió con el caso de Agnes Torres o la chica transexual en Chihuahua, de la que aún no se sabe ni su nombre.

A estas omisiones políticas se suman los alarmantes casos de feminicidios, cada día registran en el país, por lo menos 7 asesinatos de mujeres por razones de género; como se mostró con el caso de Nadia, Yesenia, Simone y Alejandra, mujeres torturadas y asesinadas en la colonia Narvarte junto al fotoperiodista Rubén Espinosa.

El mismo Estado que siembra muertos, que desaparece, que reprime y asesina a jóvenes estudiantes, maestros o activistas por luchar, es el mismo que encarcela a las mujeres por abortar y que tolera los crímenes de odio. Para poder enfrentar esta violencia de la iglesia y el Estado generada por este sistema capitalista, es necesario que las mujeres y la diversidad sexogenérica se alíen a los trabajadores y demás sectores de explotados y oprimidos, para luchar contra los planes de miseria y la opresión que recaen sobre nuestros cuerpos, en la perspectiva de transformar radicalmente esta realidad.






Temas relacionados

Ciudad de México   /   Diversidad   /   Homofobia   /   Géneros y Sexualidades

Comentarios

DEJAR COMENTARIO