×
×
Red Internacional

Ante las mesas de negociación del gobierno y las autoridades, se requiere la organización más amplia de los trabajadores para imponer el triunfo del SutNotimex.

Jueves 18 de marzo | 01:25

En las últimas semanas se ha mostrado una línea dura de parte del gobierno contra la lucha del SutNotimex, utilizando las instituciones del Estado como la Guardia Nacional, la Fiscalía General de la República y la Comisión Federal de Electricidad.

Este 8 de marzo las trabajadoras huelguistas de Notimex se sumaron a la masiva movilización por el Día Internacional de la Mujer, exigiendo la reinstalación de todos y todas las despedidas, pero sobre todo un alto a la violencia laboral que viven, expresada en los actos de intimidación, hostigamiento y calumnias de distintas autoridades.

En este marco, el 9 de marzo, se llevó a cabo una reunión entre lxs trabajadorxs del SutNotimex con las secretarias de Gobernación y del Trabajo, en la cual se mostró el apoyo velado a Sanjuana Martínez, quien prácticamente no ha dado la cara durante todo el conflicto. Esto no ha parado a las y los trabajadores en su lucha exigiendo sus derechos laborales. Los temas puestos en la mesa fueron las demandas de reinstalación de todos los trabajadores despedidos.

El día 10 de marzo, se notificó el laudo que condena a Notimex a la reinstalación de una de las trabajadoras. Con ello se muestra que las autoridades pretenden hacerlo de manera paulatina.

Ante esto, sigue vigente la pregunta ¿por qué la insistencia de este gobierno por no satisfacer hasta el final las demandas de las y los trabajadores?

¿Cómo se ha respondido a las luchas?

Resulta preocupante que este gobierno efectúe un diálogo a puerta cerrada. Más aun considerando que las demandas del SutNotimex atañen a todas las y los trabajadores. Lo que se encuentra en disputa son los derechos laborales y en último caso, un emblema de las condiciones materiales de millones de trabajadores, que han sido despedidos injustificadamente o perdieron su fuente de ingreso.

Las patronales no pueden ponerse en igualdad de condiciones con las y los trabajadores, como pretende el gobierno actual y en los hechos practican sus instituciones, pues deben privilegiarse las demandas de estos últimos. Esta política de “igualdad” de la 4T, ha llevado a que, hasta el día de hoy, los acuerdos han quedado en promesas.

Tampoco puede suponerse neutralidad de parte las autoridades, puesto que no debe olvidarse que la 4T impuso a Sanjuana Martínez como titular del Notimex.

Por otra parte, las patronales tienen mecanismos para presionar y dividir frente al desgaste de una lucha. En este sentido, las mesas se instalaron luego de más de un año en el que, este gobierno, tuvo una política criminal al exponerles al Covid-19, lo cual puede apuntar a que ofrezcan lo mínimo, como la reinstalación escalonada, una política para restar fuerzas a la base dura del sindicato y los divida, para que, mientras algunos ingresan a laborar, la lucha por los que queden fuera, se debilite dejando sin trabajo a la mayoría.

Esto último, es una trampa, ya que no hay motivo real para ofrecer el regreso escalonado, puesto que, las funciones laborales en Notimex y el presupuesto asignado, son los mismos que en 2019, y se requiere de todos sus trabajadores. El ingreso escalonado, solo muestra una maniobra para dividir las fuerzas de los huelguistas.

Por el triunfo del SutNotimex

Estas negociaciones, son el resultado de la lucha independiente e incansable de las y los trabajadores, así como de la unidad con otros sectores y la movilización, pero no de la voluntad del gobierno.

De la misma manera, se requiere la máxima unidad ante las mesas de negociación, así como el apoyo masivo de los sectores de trabajadores en lucha, pero, sobre, todo de la base trabajadora para avanzar en la conquista de todas las demandas y que nadie quede fuera. Pues, lo que está de fondo, es una pelea por preservar las fuentes de trabajo, al servicio de las y los trabajadores, más allá de los funcionarios públicos y figuras como Sanjuana Martínez quienes aplican estos esquemas de pulverización de derechos y de la organización sindical.

Es por ello que, hoy más que nunca, es necesario denunciar ampliamente a este gobierno que, a un año de la lucha, en medio de una pandemia, ha negado el sustento y seguridad social diario para las y los trabajadores y sus familias.

Es vital sumar a los trabajadores sindicalizados y no sindicalizados para arrancarles el triunfo del SutNotimex, lo que implica que, la Unión Nacional de Trabajadores (UNT) a donde pertenece el sindicato, así como la Nueva Central de Trabajadores (NCT), rompan con la pasividad y el pacto de “no agresión” que vienen sosteniendo ante el gobierno, aún frente a ataques profundos que estamos sufriendo las y los trabajadores. Su acción puede permitir una muestra de fuerza distinta, por ejemplo, con el impulso de un paro de sus sectores durante un día o incluso unas horas, en las que se convoque a una acción política unitaria, que unifique las luchas contra los despidos y en apoyo a los conflictos actuales, pero a la vez, puedo develar la fuerza que tiene la clase trabajadora para imponer sus demandas.

Te puede interesar: Aniversario de la huelga en Notimex: ¿cómo conquistar las demandas de las y los trabajadores?




Comentarios

DEJAR COMENTARIO


Destacados del día

Últimas noticias