Sociedad

SÚPER EXPLOTACIÓN LABORAL

Salinas Pliego, en defensa del esclavismo laboral

El millonario está dando una fuerte pelea para defender la utilización del outsourcing apelando a la “competitividad” empresarial

Lunes 30 de noviembre de 2020 | 21:38

El término outsourcing se utiliza de forma eufemística para referirse a un trabajo sin ningún tipo de prestación, estabilidad y con bajos salarios. Es una forma de ahorrar millones a los empresarios, para poder abaratar sus costos de operación con el objetivo de ser más competitivos en el mercado.

Los empresarios que no utilizan estos mecanismos de súper explotación, en la mayoría de los casos son desplazados por sus pares. Por ello, la subcontratación se ha impuesto no solo en el sector privado, sino también en el sector público donde se subcontrata por medio de distintas figuras impidiendo que trabajadores del Estado sean reconocidos como tales.

Trabajar dos o seis meses “a prueba”, trabajar firmando contratos temporales que te impiden tener derecho a una jubilación, a vacaciones o a aguinaldo, trabajar sin siquiera ser reconocido como trabajador. Esta es la forma de contratación que ha salido a defender el magnate Salinas Pliego, dueño de diferentes consocios y fervoroso defensor del libre mercado y de la propiedad privada capitalista.

Buscando aparecer como un ideólogo de la derecha, debate con poco nivel sobre el socialismo con el clásico argumento de que “no funciona” y de que solo el capitalismo trae bienestar. Un empresario preocupado por defender sus intereses de clase, un empresario haciendo ideología y defendiendo que sus trabajadores no tengan derechos.

Para este patrón, lo mejor sería que no hubiera ningún tipo de regulación laboral, que no existieran sindicatos ni derecho a huelga. Justica el outsourcing apelando a la necesidad de “ser competitivos” y una supuesta especialización de las empresas en ofrecer determinado servicio, veamos como lo argumenta:

“La contratación de empresas con personal especializado se hace para ofrecer servicios de mejor calidad, a precios más bajos y en condiciones más atractivas. En un entorno de competencia, esto termina beneficiando a nuestros clientes y empleados”.

Salinas Pliego es un fiel representante de la clase capitalista dispuesta a defender sus privilegios y a explotar al máximo a la clase trabajadora, la única clase que realmente crea la riqueza.

Intentando señalar a “algunas” empresas que harían mal uso del outsoucing, defiende una práctica esclavista, el modelo neoliberal de empleo “flexible” que mantiene a millones de trabajadores, en primer lugar jóvenes, en la más absoluta precarización.

Te puede interesar: Outsourcing en México una realidad para trabajadoras y trabajadores

Así como Salinas Pliego tiene conciencia de clase y defiende el interés de los ricos, argumentando a favor de la subcontratación, es necesario que la clase trabajadora tome conciencia de la necesidad de la defensa colectiva de sus intereses.

Es importante comprender que no serán los gobiernos de este sistema capitalista quienes acabarán con la explotación laboral, pues solamente los trabajadores organizados pueden recuperar sus derechos laborales y conquistar un futuro distinto al que nos ofrece este sistema donde unos cuantos Salinas Pliego, se apropian del fruto del esfuerzo de millones.






Temas relacionados

Ricardo Salinas Pliego   /   Outsourcing   /   Precarización laboral   /   Sociedad

Comentarios

DEJAR COMENTARIO