×
×
Red Internacional

REINO UNIDO.Saludo nazi de la reina de Inglaterra

Alejandra RíosLondres | @ally_jericho

Miércoles 22 de julio de 2015 | Edición del día

La revelación de un vídeo de diecisiete segundos en donde se ve a la futura reina haciendo un saludo nazi ha puesto a la familia real en el ojo de la tormenta. La imagen de Elizabeth, en ese entonces de siete años y medio de edad, con su brazo derecho en alto fue publicada por el periódico The Sun.

El video casero hecho por el padre de la reina hace más de 82 años muestra a la joven Elizabeth jugando con su hermana y un perro en los jardines del Castillo de Balmoral, en Escocia, ha puesto en un brete a la familia británica. En el breve filme aparece la madre de la niña, haciendo saludo un nazi, gesto que es inmediatamente imitado por la futura reina.

Considerar la publicación del filme como un mero hecho ‘molesto’ es desconocer el contexto político cuando se filmó. Corría el año 1933 y la burguesía británica estaba dividida alrededor del apoyo al nazismo. En la década de los años 30 existía el llamado el ‘Cliveden Set’, un grupo de élite de aristócratas y terratenientes con una enorme influencia política en la Gran Bretaña anterior a la segunda Guerra Mundial. Entre sus más prominentes miembros estaba Lord Halifax, político conservador de gran influencia y arquitecto de la ‘Política de Apaciguamiento’ como se conoce a la política conciliadora emprendida bajo el primer ministro de Reino Unido Neville Chamberlain, antes de la Segunda Guerra Mundial. Halifax fue el candidato a primer ministro respaldado por el establishment en 1940, cargo que no aceptó porque consideraba que podía controlar mejor a Winston Churchill (opositor del apaciguamiento) bajo su mando que si lo dirigía.

En el vídeo aparece también el ‘Tío Eduardo’ , quien luego fuera el Rey Edward VIII, gran admirador de Hitler hasta mediados de 1970. Este monarca, tras abdicar a favor de su hermano George (padre de la actual Reina) y su mujer fueron fotografiados junto a Hitler en Berlín en varias ocasiones en octubre de 1937, menos de dos años antes del estallido de la segunda Guerra Mundial.

Otro elemento histórico que sirve para contextualizar el fotomotraje es la amenaza del ascenso del movimiento fascista en esa época. El 4 de octubre de 1936 tuvo lugar en las calles del Este de Londres la batalla de Cable Street, un barrio de gran presencia de la comunidad judía y de miembros del Partido Comunista. El movimiento fascista de los “Black Shirts” (los camisa negra) del Partido Unión Británica de Fascistas liderado por Oswald Mosley organizó una protesta en contra de la comunidad judía en este barrio, con el objetivo de propagandizar sus ideas. En respuesta a esta avanzada, fuerzas antifascistas junto a judíos locales, socialistas, anarquistas, irlandeses y militantes comunistas organizaron una contramarcha, levantaron barricadas y luego de choques con la policía lograron bloquear el acceso de los fascistas que tuvieron que dispersarse.

La Casa Real amenazó con iniciar acciones legales contra el periódico The Sun por revelar material privado. Sin embargo, la actitud de la familia real con Adolfo Hitler ha sido motivo de estudio e interés de periodistas e investigadores por igual. Por ello en diferentes medios, varios historiadores han salido a defender la revelación de la cinta, por el valor histórico en sí, pero también porque constituye un material que permite explorar los lazos de la familiar real con miembros del Tercer Reich. En ese sentido la apertura de los archivos secretos de la monarquía guarda una valiosa información.

Según el matutino The Guardian, la familia real está orientando su investigación y posible filtración durante la preparación de una exhibición pública del Palacio de Buckingham del año pasado, montada con el objetivo de recaudar dinero para el mantenimiento del palacio. Funcionarios de la casa real han puesto sus ojos en el British Film Institute, un instituto independiente sin fines de lucros que recibe una importante subsidio estatal. Sin embargo, el BFI negó toda vinculación con los hechos. Es muy revelador que estas acusaciones surjan en un momento en el que el gobierno está recortando la asistencia financiera a las entidades culturales y proyectos artísticos.

La publicación de la cinta con la futura reina haciendo el gesto nazi es un recordatorio de la necesidad de luchar por la abolición de la monarquía, una institución anacrónica y parásita mantenida a costa de las contribuciones del pueblo trabajador.




Comentarios

DEJAR COMENTARIO


Destacados del día

Últimas noticias