×
×
Red Internacional

Industria automotriz. San Luis Potosí: CTM prepara fraude en General Motors

La CTM pretende realizar estas votaciones sin haber informado cómo se debería de haber hecho, sin publicar la convocatoria en lugar visible, sin entregar el contrato colectivo a cada trabajador.

En General Motors San Luis se avecinan las votaciones para la legitimación del contrato colectivo de trabajo, y como ya es una constante, la empresa y los representantes sindicales pretenden confundir a las y los trabajadores de esta planta, usando la desinformación como su mejor arma.

Es una táctica planeada para que los trabajadores no se puedan organizar; lo han aplicado en otras plantas como Mazda, aunque ahí los charros recibieron el rechazo de la mayoría respecto a la negociación contractual, pero intentaron perpetuarse mediante la desinformación. O con amenazas de perder las miserias que según ellos “ganaron” como lo están intentando en SIIX.

La Secretaría Del Trabajo a cargo de Luisa María Alcalde ha sido cómplice de muchos fraudes al permitir irregularidades como en el Sindicato de Petroleros de la República Mexicana, en donde se interpusieron más de 200 denuncias por inconsistencias al proceso. La Secretaría prácticamente no ha informado sobre estos procesos en ningún centro de trabajo. De igual manera, la Secretaría del Trabajo del Estado de San Luis Potosí ha sido cómplice -al servicio de los empresarios- dejando a los trabajadores sin información sobre los procesos.

La CTM y los patrones buscan que lo sucedido en la planta de GM Silao Gto, Tridonex (Matamoros, Tamaulipas) y Mazda Salamanca, no se repita en San Luis para evitar un efecto dominó en un estado clave como corredor industria, en donde se mantienen salarios miserables, pésimas condiciones de trabajo, violaciones de derechos laborales y humanos a los trabajadores.

Si bien la reforma laboral es una imposición del gobierno de Estados Unidos y Canadá, que favorece la fragmentación de la base trabajadora en múltiples sindicatos mediante la aplicación de convenios internacionales presentados como la vía para “libertad y democracia sindical”, esta ha despertado expectativas en distintos sindicatos como forma de sacudirse a la traidora burocracia de la CTM (CROM, CROC, etc.).

La democratización de los sindicatos no puede ser un resultado mecánico de la derrota electoral del charrismo. Tiene que ver con la disposición a luchar de las nuevas direcciones sindicales emergentes, del programa proobrero que levanten, de su alejamiento de los métodos aplicados por la burocracia autoritaria y antidemocrática, y fundamentalmente, con la independencia que, como órgano de la clase trabajadora, mantengan ante los patrones y el gobierno.

En ese sentido, la derrota propinada a los charros de la CTM (sindicato Miguel Trujillo) en la planta de General Motors Silao, le plantea este reto al sindicato independiente SINTTIA -que obtuvo la titularidad del contrato colectivo de trabajo- si quiere cambiar las condiciones de trabajo de sobre explotación allí existentes.

En la planta de GM SLP las y los trabajadores demostraron que al no haber una respuesta a sus demandas la organización es el camino, por esto el mes pasado mediante un paro laboral de la base trabajadora lograron recuperar el sueldo que les querían robar, demostraron que la autoorganización es mucho más efectiva que las esperanzas en las reformas emanadas de una imposición imperialista del gobierno de Trump.

Es por esto que hay que defender el derecho de las y los trabajadores de una votación libre y sin fraudes pero poniendo por delante la necesidad de organizarse para enfrentar las trampas e ilusiones de la reforma laboral.

Nuestra fuerza de trabajo es la que hace que la economía se mueva, y somos mayoría en todos los ámbitos, hay que tomar conciencia obrera y organizarnos como hace un mes en GM SLP.




Comentarios

DEJAR COMENTARIO


Destacados del día

Últimas noticias