Internacional

Uruguay: paro general con movilización

En el día de ayer se hizo efectivo el paro general parcial con movilización convocado por la central obrera PIT-CNT. Con consignas como “Avancemos”, o “Nos movilizamos para que los cambios no se detengan”, y una concurrencia de entre 15 y 18 mil personas, los trabajadores de diversas ramas de la industria, los servicios, y la administración estatal se hicieron presentes en la principal avenida céntrica montevideana, la 18 de Julio. Los oradores del acto fueron los coordinadores Fernando Pereira y Marcelo Abdala, ambos identificados con el partido de gobierno y que actualmente hacen campaña electoral para el triunfo de la formula encabezada por Tabaré Vázquez de cara a las presidenciales de octubre.

Walter Vidal

Montevideo

Viernes 19 de septiembre de 2014

En su discurso, Pereira reivindicó la votación del paro por parte de la Mesa Representativa, remarcando el carácter político de la medida, y que desde la central obrera “hacemos política día y noche”.

Pereira además dedicó buena parte de su oratoria a exponer acerca de los “avances” en el terreno de las condiciones laborales, el salario, y otras conquistas como la Ley de Fuero Sindical, que se dieron desde 2005 a esta parte, en contraste con la situación de los trabajadores bajo los gobiernos de los partidos de la derecha tradicional, planteando que los cambios de estos últimos 10 años han sido ”revolucionarios”.

Tanto Pereira como Abdala intentaron responder a la polémica abierta sobre la ligazón del PIT-CNT con el gobierno frenteamplista, planteando que la central obrera “tiene independencia de clase pero no es indiferente ante las diversas variantes políticas” de nuestra sociedad y que el programa expuesto es el que tendrán los trabajadores sea de quien sea el gobierno.

En ambos discursos se mencionaron las reivindicaciones de los sectores más explotados de la clase trabajadora, como las demandas de los peones rurales, o las empleadas domésticas, sectores que en las últimas semanas junto con el sindicato de la construcción (alrededor de la propuesta de derogación de la Ley de Responsabilidad Penal Empresarial) estuvieron polarizando mediáticamente con el candidato del Partido Nacional, Luis Lacalle Pou.

Otro de los temas utilizados para la polémica con los candidatos de la derecha es el referido a la propuesta de baja de edad de imputabilidad penal, que se plebiscitará este 26 de Octubre también. Aquí los dirigentes oficialistas plantearon el rechazo de la central obrera a esta propuesta, exigiendo en contrapartida trabajo, educación, y cultura para los jóvenes.

La polémica alrededor del paro

El paro general, aunque en su modalidad parcial de 4 horas, volvió a demostrar una vez más la fuerza social de una clase obrera que se ha recuperado objetivamente al calor de la recomposición económica y ha conquistado importantes organizaciones. En cambio, como muchos cuestionan, lo contradictorio de la medida sería la subordinación de las organizaciones obreras a un gobierno que en 2013 impuso techos salariales; o que se expide a favor de proyectos extractivistas como Aratirí, muy cuestionado por los movimientos sociales, las procesadoras de pasta de celulosa, o que vota leyes “noventistas” como la Ley de Participación Público-Privada. Sin ir más lejos, el presidente Mujica hace apenas 5 días expresó la orientación del gobierno en el cierre de la “ExpoPrado 2014”, un acto con las patronales agrarias donde su discurso se opuso en los hechos a las ideas de “desarrollo nacional” planteadas por los dirigentes oficialistas en el acto de ayer.

Motivos para parar sobraban, ya que hoy en día en Uruguay alrededor de 800 mil trabajadores perciben un salario inferior a 14 mil pesos (600 dólares), cuando la Canasta Básica Familiar se sitúa en 58 mil pesos. Además, este año se han dado conflictos duros, aislados pero importantes como el caso de la autopartista Tanaka, el Laboratorio Gramón Bagó, la curtiembre Zenda, los gasistas de Acodike, y otros; y los ya viejos problemas edilicios por los cuales reclaman los docentes.

La dirección del PIT-CNT trató de forma aislada los conflictos para que no “interfirieran” con el proceso electoral, para así “conquistar el tercer gobierno”. También se ha cuestionado la metodología del paro, sin consulta a las bases, las reivindicaciones de ”exigir lo posible”, y la perspectiva de apoyo a un gobierno que viene mostrando poner por delante los intereses empresarios al de los trabajadores.

Las divergencias y el poco peso de la izquierda sindical por fuera del FA, impidió que en esta jornada de demostración de fuerzas se expresaran los reclamos genuinos de los trabajadores y de los sectores más humildes y postergados.






Temas relacionados

Internacional

Comentarios

DEJAR COMENTARIO